31/3/14

Más Médicos garantiza atención a 46 millones de brasileños


PL – El programa Más Médicos contará con 13 mil 235 especialistas de la salud en abril próximo para atender a una población de 46 millones de brasileños, afirmó hoy la presidenta del país, Dilma Rousseff. Vamos a cumplir con los objetivos propuestos hace casi un año, cuando concebimos Más Médicos, que busca extender por todo Brasil la cobertura de salud gratuita, destacó Rousseff en su acostumbrado programa radial de cada lunes “Café con el Presidente”.

Una niña rusa de 13 años inventa una nave para viajar a otras galaxias


Una joven inventora rusa de 13 años presentó su proyecto de nave galáctica que podría alcanzar otras galaxias en tan solo 42 años.

El proyecto de la joven Ekaterina Trúsheva, que tiene tan solo 13 años, se llama nave galáctica Tierra. 

La idea de crear una nave intergaláctica nació cuando la joven se enteró de que algún día el Sol se tragará a nuestro planeta y fue entonces cuando decidió buscar la manera de salvar a la humanidad. 

“Venezuela afronta en el plano virtual una guerra de cuarta generación”


EL TELEGRAFO – Asalia Venegas, periodista venezolana, investigadora y profesora universitaria con 30 años de experiencia, desde su mirada como comunicadora social y catedrática hace una lectura del papel que juegan los medios privados en la coyuntura política que vive su país en el afán desestabilizador de la oposición.

Los medios, según la visión de la especialista, quien vino a Ecuador a participar del foro ‘Socialismo del Siglo XXI: Chávez en Mirada de Mujer’, se han convertido en el componente fundamental del plan desestabilizador, que han pasado a convertirse en algo así como el ‘líder’ de la derecha, ante la falta de una figura única que los aglutine.

Se dice que dentro de la guerra mediática hay cosas que ocultan los medios privados sobre lo que realmente ocurre en Venezuela. ¿Qué es eso que se esconde y que usted como periodista y catedrática ha visto?

Si leemos lo que publican medios impresos, vemos por la televisión las imágenes que difunden o escuchamos la radio pudiésemos creer que Venezuela es un país en guerra, que reina la anarquía, el caos y que estamos frente a una dictadura, a un Gobierno opresor que está lanzando las tropas para reprimir al pueblo. Pero como dice Eduardo Galeano: “El mundo al revés”, ya que está ocurriendo lo contrario, pese al asedio que se ha mantenido 15 años, un hostigamiento contra un Gobierno legítimo…

Está ocurriendo una agresión pertinaz y sostenida que no es aleatoria, no es algo que de repente surgió, sino que responde a un plan político y comunicacional.

¿Qué significa aquello de que Venezuela está viviendo una ‘guerra de cuarta generación’?

Hay una agresión en eso que se denomina el ‘golpe suave en varias etapas’… De 335 municipios que tiene Venezuela, se dio primero en 15 de ellos, luego se redujo a 12, 10 y 5 municipios. Pero eso lo magnifican los medios, para hacer creer que es en todo el país.

Esto es muy importante que lo sepa el mundo: no es toda Venezuela, es una pequeña parte, en las zonas en donde viven la clase media alta, como por ejemplo donde están las urbanizaciones al este de Caracas.

Allí es donde se están desarrollando esto que se llama ‘guarimbas’, que son barricadas que se colocan para impedir el paso de la ciudadanía.

En el plano real se está dando esto, mientras que en el plano virtual es donde se está dando lo que se conoce como una ‘guerra de cuarta generación’.

Las últimas guerras que ha propiciado el imperio en distintas partes del mundo han sido fomentadas a través de los medios privados, pero ahora, oh sorpresa, también por medio de las redes sociales. Lamentablemente también se están poniendo al servicio, a veces profeso o por desconocimiento, los usuarios de movimientos como los que se han fomentado en Venezuela y, probablemente, se busca fomentar en otros países de América Latina, concretamente en 9 naciones.

¿Cuáles son esas 9 naciones a las que se refiere?

Cuba, Ecuador, Argentina, Bolivia, Nicaragua, Venezuela, Uruguay y últimamente agregamos Chile y El Salvador, recordando que en Chile estaba Sebastián Piñera, que era un presidente empresario, dueño de medios de producción, pero nuevamente una mandataria socialista como Michelle Bachelet llega al poder y se ha pronunciado en contra de la injerencia de los EE.UU. contra Venezuela, porque es una democracia legítimamente constituida.

Eso que se está experimentando en Venezuela por parte del Pentágono estadounidense, pudiera ser llevado a otros países y de ello ya dan fe los episodios vividos en Bolivia y Ecuador, en donde, en el caso de Ecuador, el presidente Rafael Correa afrontó episodios terribles como aquella asonada de la Policía Nacional del 30 de septiembre de 2010, en contra de la autoridad del Estado.

Es muy probable que esto se pretenda que triunfe en Venezuela, haciendo creer que aquello que se presentó como
un aparente movimiento estudiantil, que estaba luchando en contra de la escasez de productos, del acaparamiento porque supuestamente no hay comida, fuese cobrando cuerpo y una manifestación en ciertos puntos de algunas capitales provinciales se regase en todo el país para que realmente se transforme en una asonada de la clase media masiva.

¿Quién está detrás de todo esta revuelta?

El imperio, con la maquinaria mediática, está jugando en Venezuela para apoderarse de las riquezas petrolíferas, sobre todo de la faja petrolífera del Orinoco, en donde ya está confirmado científicamente que están las reservas petroleras más grandes del mundo. Eso es lo que está en la mira de un imperio tan poderoso, aunque tienen numerosos problemas internos, como los son los Estados Unidos, que busca generar una guerra civil, y que sea pueblo contra pueblo, para invadir bajo el argumento de restituir la paz, la democracia, las libertades, pese a que es conocido que a donde han llegado con ese argumento ha sido peor, como es el caso de lo sucedido en Irak, Libia, Afganistán y otros más.

¿Pero hay o no tal movimiento estudiantil o qué hay detrás de ese aparente reclamo en las calles de Venezuela?

Yo soy también profesora universitaria y sería incoherente si dijera que no hay estudiantes involucrados en protestas, pues sí los hay, pero son pocos y están manipulados.

Están siendo conducidos a algo que ni siquiera saben cuál es el fin u objetivo.

Son jóvenes de las universidades que están en manos de la derecha, de centros no experimentales, que suman cinco, así como de las universidades privadas…

Nunca se había visto en Venezuela protesta de universidades privadas, pero resulta que ahora son de la Universidad Metropolitana, que es del Opus (Dei); la Universidad Católica Andrés Bello, entre otros centros de estudios.

Las universidades privadas en Venezuela son 25, las del Estado son 41, datos que son importantes porque se debe tomar en cuenta que de 600 mil alumnos universitarios que habían hasta antes de que el gobierno revolucionario de Chávez llegara al poder, en 1999, ahora tenemos 2’700.000 alumnos de educación universitaria.

En estos 15 años, además, la Revolución Bolivariana ha creado 20 universidades.

Todo eso ha hecho que Venezuela se ubique en el segundo lugar en América Latina en ese tema, después de Cuba, y en el quinto lugar en el mundo, reconocido por la Unesco y por organismos internacionales.

¿Qué tanto han destacado esas y otras cifras los medios privados de Venezuela?

Lo invisibilizan, pero es importante destacar que las cifras y la realidad están allí, y que de 41 universidades del Estado, solo en 5 que no son experimentales y que están en manos de la derecha hay focos estudiantiles protestando, y hay 25 universidades privadas, de las cuales 6, entre ellas la Metropolitana, Monte Ávila, la Católica Andrés Bello, la Belloso Chacín, protestan.

Se dice que ante la falta de un líder político opositor único, los medios privados están jugando ese papel a su manera. ¿Es posible todo esto?

Realmente estoy convencida de que ese ejercicio lo ha tomado el Pentágono, o sea, Estados Unidos, la CIA, que al final son la misma cosa, así como las oligarquías de la región; la burguesía venezolana, porque han sido desplazados del poder político.

Siguen teniendo el poder económico, pero necesitan el poder político precisamente para controlar las riquezas del país.

Están pretendiendo que eso que se quiere implementar en Venezuela, el ‘golpe suave’ o ‘golpe blando’, por etapas, si llegara a triunfar, se siga en las otras naciones de América Latina.

Este mecanismo del ‘golpe suave’, por etapas, en Ucrania les funcionó.

¿Y en todo esto cuál es el papel que han jugado los medios privados?

En esto los medios de comunicación son corresponsables, ya que están vendiendo la imagen de un país en caos, en anarquía, represor o en donde -según ellos- no hay democracia, porque quieren que esa matriz triunfe, que se le aplique a Venezuela la Carta Democrática, pero no se le va a poder cumplir a Estados Unidos porque ahora tenemos los mecanismos de integración.

El objetivo es tomar una intervención directa por parte de Estados Unidos, que invadan los marines bajo el argumento de que van a llevar la democracia y la libertad a Venezuela y demás cosas que es discurso de la derecha nacional e internacional.

Ese modelo, si triunfase en Venezuela, no va a concretarse porque de por medio está la fuerza del pueblo y la unión cívico-militar. Esa es la realidad que no muestran los medios privados.

¿Lo de ahora es o no más violento con respecto a anteriores ocasiones?

Estamos viviendo el último episodio de algo programado que es muy cruel por cierto, criminal, porque han muerto 35 personas inocentes, en donde algunos han terminado degollados, cosa que jamás se había visto en mi país.

Se está apelando a mecanismos que respondan a otras latitudes, y concretamente a lo que hacen, por ejemplo, los paramilitares en Colombia.

http://www.contrainjerencia.com/?p=85223&utm_source=feedburner&utm_medium=email&utm_campaign=Feed%3A+contrainjerencia%2FjvtA+%28CONTRAINJERENCIA%29

Los 460 millones



Hay alguien de nombre desconocido que ha movido 460 millones de euros a través de una cuenta bancaria, opaca y sospechosa, que está investigando el juez Pablo Ruz por sus conexiones con la Gürtel. Para entendernos, que las grandes cifras despistan. 

En billetes de 50 euros, esos 460 millones pesarían 8,8 toneladas. Si los usásemos de moqueta, alfombraríamos nueve hectáreas. 

Y si los colocásemos uno detrás de otro, nos saldría una ristra de dinero de unos 1.288 kilómetros de longitud: tanto como para cubrir, cual pulgarcito, todo el trayecto desde Madrid a Suiza.

La cueva de Ali Babá es una cuenta opaca cuyo desconocido dueño se parapeta tras una empresa en Uruguay, según ha rastreado la Oficina Nacional de Investigación del Fraude (ONIF) por orden del juez Ruz. Tras la persona jurídica, la Audiencia Nacional sospecha que se esconden una o varias personas físicas. 

Probablemente un gran ladrón o una banda organizada de delincuentes; posiblemente gente a la que conocemos por su nombre aunque aún no lo sepamos. 

Alguien grande, alguien conectado. A su lado, Luis Bárcenas es un enano: 460 millones es nueve veces más de lo que encontraron en sus cuentas.

Moby Dick, esa ballena blanca que quiere cazar Ruz, solo puede ser una persona con un talento notable para la estafa, un corruptor de mayores; un ladrón capaz de acumular un botín que si fuese un océano se llamaría Pacífico y si fuese un río sería el Nilo.

 Alguien que sobrepasa por varias órdenes de magnitud ese mínimo que la Agencia Tributaria considera como delito fiscal, y que está en unos ingenuos 50.000 euros. 

El dueño de esta cuenta opaca supera esa cifra 9.200 veces.

La Audiencia Nacional sigue sin explicarse de dónde vinieron y a dónde iban unas transferencias muy cargadas desde varios paraísos fiscales hasta España. 

La cuenta se ha descubierto gracias a una comisión rogatoria enviada desde Suiza, que está colaborando más con la Audiencia que el sistema financiero español. Un banco no encuentra nada. 

El otro se olvida de quién firmó un cheque. El siguiente tuvo un inesperado error en su base de datos. Nadie sabe, nadie recuerda.

Con el salario medio en este país -1.639 euros mensuales-, un trabajador honrado necesitaría cerca de 23 milenios y 7 siglos para cobrar 460 millones de euros. 

Ese hipotético currito inmortal tendría que haber empezado a trabajar en el paleolítico superior, poco después de la extinción de los neandertales.

Que ahora aparezca este pozo negro de 460 millones deja claro el enorme trabajo pendiente, a pesar de las prisas que tienen algunos por cerrar el caso.

 La Gürtel lleva cinco años de investigación, pero la justicia todavía no ha podido cartografiar esta gigantesca cloaca donde desemboca toda la gran corrupción de la derecha.

Los neonazis patrullan Kiev


UNAI ARANZADI / REBELION – Es media noche y la columna de encapuchados sale de uno de los aledaños de la plaza de la Independencia, hoy más conocida como “Euromaidán”. 

Son unos sesenta, con ropa militar, chalecos antibalas, barras de acero, cascos y hasta cartucheras que podrían albergar pistolas. 

Aquí fue donde el pasado veintiuno de noviembre se iniciaron las protestas a favor de la asociación de Ucrania con la Unión Europea, las cuales terminaron en golpe de Estado contra Viktor Yanukóvich, un presidente electo pero corrupto.

Según Oleksander, un vecino que aplaude al paso de lo que él llama “brigadas de luchadores”, la actividad de estos hombres alzados en armas comienza a las doce y termina a las seis de la mañana, y como esta “brigada”, horas antes se divisaban con facilidad otras columnas de los diferentes grupos ultraderechistas que dominan la zona durante las veinticuatro horas. 

“Tienen dividido todo el centro histórico de Kiev para evitar la presencia de extranjeros, comunistas, homosexuales y rusos”, afirma este vecino que dice ser “un simple defensor de una Ucrania unida y disciplinada a la que le hace falta orden y honor”.

 Desde hace unos días, en Internet ya se pueden ver los videos de violentos “operativos de limpieza” llevados a cabo por estos grupos contra simples transeúntes, cargos públicos y hasta un blindado del ejército paseándose por el centro de la ciudad con la bandera de Svoboda, el partido neonazi que hoy está en el gobierno con un vice primer ministro, tres ministros, el fiscal general del Estado y cinco gobernadores de provincias entre otras decenas de importantes cargos públicos con responsabilidades en el Estado.

“Pero ellos no son los únicos que están luchando. Nosotros somos tan patriotas como ellos o más. De hecho muchos militantes de Svoboda se han cambiado a nuestro movimiento”. Mykola, que se encarga de “evitar que vengan espías extranjeros” a la plaza de la Independencia, viste ropa militar, dice esconder una Makarov de 9mm y lleva un radio transmisor adherido al pecho.

 Es miembro del nuevo partido Pravy Sektor (Sector Derecho) y se acerca a hacer preguntas “a todo aquel que pueda suponer una amenaza para la revolución que hemos comenzado”. Sereno a pesar de un aliento que destila vodka, enumera las alianzas que hasta el momento les han ayudado. “La Unión Europea nos ha sido favorable y sería bueno ingresar en ella más adelante, por eso algunos ponen las estrellitas alrededor de nuestro escudo nacional.

Sin embargo nosotros somos más bien tercera vía, eso sí, dentro de la OTAN. Si nos apoyan los americanos hasta lucharíamos contra Rusia”. 

El partido nacionalsocialista Svoboda, aunque en este momento vive el punto álgido de su historia lleva desde principios de los noventa en activo (bajo las siglas de partido “nacional social”) y tiempo en las instituciones, pero otros, como Pravy Sektor, se fundó al calor de las primeras protestas europeístas del pasado noviembre, y se estima que hoy cuenta con más de cinco mil miembros entrenados y bien pertrechados de su característica indumentaria bélica. 

No obstante, desde finales del año pasado ambos se han beneficiado de una articulación, financiación y crecimiento difícil de explicar, y atribuida por el exjefe de los servicios de inteligencia, Alexánder Yakimenko, “a la obvia llegada de donantes extranjeros que a través de algunas embajadas que distribuyeron grandes cantidades de divisas.

Eso se pudo comprobar por sus visitas a embajadas como la de Polonia y Estados Unidos o en cómo se cambiaron dólares alrededor de Maidan”. Miles de chalecos antibalas a 1200 dólares la unidad, equipos de radio para comunicarse, ranchos con los que alimentar a todas sus “brigadas” o los rifles con mira telescópica que utilizaron durante el “Euromaidán” suponen un gasto muy considerable que choca con la realidad de unos grupos surgidos de la marginalidad y el paro.

 Precisamente en uno de esos ranchos, “la patriota Sofiya”, como le llaman sus compañeros, sirve sopa, café y bocadillos a los militantes de guardia. Al ser preguntada por quien financia estas cantinas que abastecen veinticuatro horas al día a unos pocos miles de neonazis, responde con un escueto, “nos quiere mucha gente, dentro y fuera”.

La plaza del “Euromaidán” es un rosario de tiendas de campaña color caqui, remolques-caldera del ejército que sirven para calentar las estancias de los paramilitares, barricadas tan altas como casas, fogatas donde se cocina las veinticuatro horas y edificios ocupados en los que los centinelas son jóvenes y adultos con cascos militares, pasamontañas y rosarios colgados de los antebrazos.

En la puerta de lo que antes era un edificio de la administración pública, los hombres de Pravy Sektor que lo ocupan ya están borrachos, y han dejado sus porras y escudos sobre una suerte de sacos terreros que a modo de trinchera protegen la entrada.

 Sobreexcitados, cada uno de ellos tiene su propia versión de lo que sucedió durante lo que ellos llaman “la revolución”, y aunque casi todos hablan a favor de continuar en alianza con Estados Unidos o Alemania (países que tuvieron y vuelven a tener conexión directa con estos grupos ultras) otros prefieren mantener relaciones internacionales de un perfil más bajo, lo que llaman “la solidaridad de las naciones europeas”, en alusión a las alianzas que han construido tras recibir las visitas de emergentes grupos neonazis como los Nordisk Ungdom de Suecia, el NPD de Alemania o Jobbik de Hungría entre otras docenas de organizaciones de extrema derecha que han hecho de Kiev su nueva meca.

A pocos metros de ahí, tras el check point paramilitar que a falta de autoridad legal controla uno de los accesos a la plaza, Vasyl vende recuerdos de “la revolución ucraniana”, así como souvenirs de Svoboda, banderas de Ucrania mezcladas con la de la Unión Europea y parches de Pravy Sektor.

 Los compradores de dicha simbología ultranacionalista no son tanto los skin heads venidos de todo el mundo o uniformados locales, sino familias con niños, visitantes de provincias y algunos jóvenes que dicen no estar de acuerdo con Pravy Sektor o Svoboda, ”aunque son patriotas y en cierta medida les entendemos”, asegura Nataliya, estudiante de bellas artes y fervorosa defensora “de los valores que representa la Unión Europea”.

Uno de los productos que más se vende en estos puestos es la efigie que en la nueva Kiev ha desplazado el escaso culto que aún se rendía a la figura de Lenin. Se trata de Stepan Bandera, héroe nacional para gran parte del nuevo Gobierno y fundador del “Ejército Insurgente Ucraniano”, la agrupación armada que durante la segunda guerra mundial colaboró con los nazis alemanes en el extermino de polacos, comunistas y sobre todo judíos, el colectivo minoritario más contradictorio bajo el nuevo Gobierno. 

Días después de que un líder de Pravy Sektor, Aleksandr Muzychko –fallecido esta semana en un tiroteo aún por aclarar- diese un discurso incendiario –Kalashnikov en mano- sobre los judíos, Reuven Din El, el embajador de Israel en Ucrania se reunió con Dmytro Yaros (otra cabeza visible de Pravy Sektor) zanjando en algún tipo de acuerdo no revelado toda posible confrontación entre la comunidad judía y los ultraderechistas que hoy gobiernan el país.

En este sentido, la “Agencia de Noticias Judía” llega aún más lejos, publicando informaciones (que diarios israelíes como Haaretz también han difundido) según las cuales varios miembros relacionados con el ejército israelí estuvieron bajo las ordenes de Svoboda durante los combates acaecidos en el “Euromaidán”, destacando una pequeña unidad israelí llamada “los cascos azules” que eran de origen ucraniano (como tantos israelíes) lo cual facilitaba su perfecta mimetización en la sociedad. 

Su líder, un exmilitar que hablando en hebreo no quiso aclarar si acudió a Kiev como contratista del gobierno sionista o como voluntario, declaró, “no pertenezco a Svoboda aunque he operado bajo sus ordenes. Para mí, son como hermanos, y no olvidemos que en las protestas había muchos judíos”, extremo confirmado desde diciembre por el diario conservador, Jerusalem Post quien publicó un reportaje en el que afirmaban que “judíos jóvenes de organizaciones internacionales han prestado apoyo logístico así como organizativo en las barricadas”.

El encuentro entre el embajador israelí en Kiev con Dymitro Yarosh (que se produjo poco antes del de Netanyahu con Obama en la Casa Blanca) es posible que responda, no sólo a contener cualquier posible ataque descontrolado contra miembros de la comunidad judía, si no a tratar el tema de “la seguridad” como una estrategia local de participación internacional, pues hoy, Dymitro Yarosh no sólo es un alto cargo en Pravy Sektor, sino secretario para la seguridad nacional, y por ende, responsabilidad de gran interés para Estados Unidos y Europa Occidental.

Ya de madrugada, a varias manzanas del “Euromaidán”, donde las pintadas de las SS (en clara alusión a las Waffen-SS de Hitler) son menos frecuentes, algunas oscuras calles son controladas por “pequeñas unidades patrióticas” de cuatro o cinco hombres en estado de embriaguez, como la que lidera esta madrugada de sábado el joven Bodan. 

“A veces tenemos discusiones con ellos, pero casi toda la policía confía en nosotros. Donde nosotros estamos no se roba, no hay crimen sino orden y respeto por la verdadera Ley”. A la pregunta de cuál es la verdadera ley, responde. “Nosotros somos la ley.

Tenemos la fiscalía del Estado con Svoboda, la jefatura de seguridad nacional con Pravy Sektor y a Ihor tenyukh también de Svoboda como Ministro de Defensa. ¿Qué más quieres?”. La pandilla paramilitar continúa su errático tránsito en busca de un que hacer. En la zona no se divisa policía, tan sólo una coche patrulla vacío que tratan como si fuese suyo.

 Tampoco se aprecia ni un décimo de toda la prensa extranjera que desde esta plaza y estas calles legitimó “la revolución” contra el anterior gobierno. 

Así, el fascismo campa por Kiev a sus anchas, sin policía que los reduzca ni prensa que lo denuncie.

Cosmos, la nube de Oort y los creacionistas


El tercer capítulo de la serie Cosmos trató sobre los cometas. De la manera como estos objetos celestes asustaron a muchos en el pasado al no saber lo que realmente eran. 

Cuando la superstición ocupaba el lugar de la ciencia el avistamiento de un comenta era un desastre, palabra que literalmente significa "mala estrella".

Revelan que hay centenares de paramilitares listos en Colombia para ingresar a Venezuela


Grupos paramilitares colombianos están en la frontera con Venezuela en espera de que se agrave la situación de orden público en el vecino país para ingresar a su territorio. 

Sobre este peligro avisa la inteligencia militar venezolana.

Según reveló en una emisión televisiva el político y presentador del programa 'Los Confidenciales', José Vicente Rangel, en la localidad de Ragonvalia del Departamento de Norte de Santander "están en la actualidad concentrados aproximadamente 200 efectivos de irregulares con abundante armamento y logística". 

Agregó, con referencia a unos informes de la inteligencia militar, que lo mismo ocurre en otros lugares fronterizos. 

La situación en el propio territorio venezolano sigue siendo alarmante. 

A juicio del experto, está en preparación una segunda ofensiva. 

El saldo de víctimas mortales de los sangrientos enfrentamientos que se desencadenaron en Venezuela en febrero pasado ha ascendido este fin de semana a 39. 

En el Gobierno y el Ejército venezolano creen que las fuerzas antirrevolucionarias en la vecina Colombia buscan aprovecharse de esta situación y entrar en el escenario. 

Rangel abordó también el tema de la táctica de lucha que llevan a cabo los sectores radicales de la oposición y que se suele denominar en Caracas como 'guarimba'.

 El presentador recordó que ya había sido ensayada en los años 2002–2003 y "ahora se repite con mayor organización, recursos y logística". 

Entre los métodos novedosos, destacó la masiva tala de árboles que se registra en las grandes ciudades. Supuso que en los próximos enfrentamientos esos troncos podrían servir para montar barricadas en las calles por parte de las fuerzas antigubernamentales.

UNIR INVITARA A ANA CORINA MACHADO A MANAGUA…


Un sector de la oposición política nicaragüense está organizando un “acto de desagravio” a lo que consideran “triste posición” del gobierno de Nicaragua en la OEA a favor del gobierno del Presidente Nicolás Maduro y quieren traer a Managua como invitada especial a la dirigente opositora venezolana, Ana Corina Machado… 

El Coordinador de la coalición Unidad por la República (UNIR), el ex diputado liberal Carlos Noguera Pastora, confirmó a INFORME PASTRAN que organizan para las próximas semanas un evento de ese tipo aquí en Managua… 

“Es triste lo que pasó en la OEA en donde no se le permitió a la oposición de Venezuela pronunciarse. 

Es triste que Nicaragua, que usó el asiento de Panamá con Miguel D Escoto en 1979 contra (Anastasio) Somoza, ahora haya sido quien pidió una sesión privada. 

Por eso, creemos que debemos solidarizarnos con la oposición de Venezuela, que Ana Corina Machado es una demócrata igual que nosotros y haremos un acto de desagravio por eso y estamos haciendo las gestiones para que ella nos acompañe”, precisó Pastora… 

UNIR no tiene todavía una fecha precisa para esa actividad política…

www.informepastran.com

¿Qué hay detrás de la primera visita de un presidente chino a la sede de la UE?


La cumbre chino-europea arranca este lunes 31 de marzo en Bruselas, con la participación del presidente Xi Jinping. Es la primera vez en la historia que un mandatario chino visita la sede de la Unión Europea.

Está previsto que Xi se reúna con los presidentes del Consejo Europeo, de la Comisión Europea y del Parlamento Europeo, Herman Van Rompuy, José Manuel Durão Barroso y Martin Schulz respectivamente. La cooperación estratégica entre la UE y China puede desempeñar un papel clave en la configuración del orden global, comentó Van Rompuy a la agencia china de noticias Xinhua con motivo de la visita. 

"Las turbulencias financieras, el cambio climático y las tecnologías modernas de la información no respetan fronteras nacionales", puntualizó el presidente del Consejo Europeo y destacó que se puede avanzar mucho más en caso de colaborar constructivamente "para un bien global". 

Los temas económicos protagonizarán las negociaciones: el presidente chino viene acompañado por unos 200 comerciantes. Según adelanta el diario 'South China Morning Post', el objetivo es conseguir un amplio acuerdo multimillonario de libre comercio. Europa por su parte espera persuadir a China para que suavice las barreras para mercancías importadas y acepte más inversiones extranjeras directas europeas: actualmente solo un 2% de las inversiones extranjeras directas del Viejo Continente van a China. 

La causa no es solo la legislación local, sino también el hecho de que si hace años las empresas europeas se dirigían a China buscando mano de obra barata, hoy en día la tendencia empieza a cambiar. Son inversionistas chinos quienes ahora estudian llevar su dinero a Europa del Este, donde una profunda crisis económica abarató todo. En 2012, abrió sus puertas la primera fábrica china de automóviles en Bulgaria. Según Pekín, para el año que viene tendrá invertidos 100.000 millones anuales en Estados de Europa del Este. 

"Los estadounidenses tienen que adaptarse a un mundo dominado por China […]. China ya es la segunda mayor economía del mundo tras EE.UU. pero crece mucho más rápidamente. No está lejos el momento en que supere en tamaño a la economía estadounidense […]. Muy probablemente China conseguirá también los mismos ingresos per cápita que EE.UU. Con una población unas cuatro veces más grande que la de EE.UU., eso implicaría un cambio masivo en el equilibrio global del poder. EE.UU. tendrá la misma actitud hacia China que hoy en día tiene el Reino Unido hacia EE.UU.

 La gente cree que esto sucederá dentro de unos 50-75 años, pero probablemente lo hará solamente en 25 o 20 años", comentó al diario 'The Wall Street Journal' James Bullard, presidente de St. Louis Federal Reserve Bank —uno de los 12 bancos de reserva que componen el Sistema de la Reserva Federal de EE.UU.—, en vísperas de la gira europea del mandatario chino y poco después de que el presidente Obama también apareciera en Bruselas

De acuerdo con la última cifra oficial de la Comisión Europea, la UE con sus coches, aviones, productos químicos y de lujo es el principal socio comercial de Pekín, mientras que para Europa, China, con su sector textil y electrónico, está en el segundo lugar tras EE.UU. Hoy en día el comercio bilateral alcanza los 1.600 millones de dólares estadounidenses diarios, pero Europa vende a China mucho menos de lo que compra: en 2013, su déficit comercial con Pekín fue de 180.000 millones de dólares. 

Según la Unión Europea, China aún no ofrece a los inversionistas extranjeros acceso a las esferas que considera estratégicas, como transporte, telecomunicaciones o sanidad. El Departamento del Comercio de la Comisión Europea admite que está intentando impulsar a Pekín para que suavice las regulaciones y dé a los productores europeos el acceso a la creciente clase media del país. 

Según sus cálculos, cada año 20 millones de hogares chinos pasan el umbral de ingreso familiar de 13.500 dólares en el que las familias de clase media empiezan a ser capaces de pagar bienes y servicios de consumo clave, como los automóviles.

Los glaciares de la Antártida se derriten un 77% más rápido que hace 40 años


Seis glaciares enormes en la Antártida se están derretimiento más rápido de lo que lo hacían hace 40 años. El nivel del mar se elevaría 1,2 metros (cuatro pies) si se derritieran por completo.

La cantidad de hielo desprendido conjuntamente desde los glaciares de isla Pine, Thwaites, Haynes, Smith, Pope y Kohler aumentó en un 77% desde 1973 hasta 2013, según el estudio publicado en la revista de la Unión Geofísica Americana.

"El estudio es el primero en examinar el hielo procedente de los seis glaciares de la Antártida occidental más activos durante un período de tiempo tan prolongado", dijo el coautor del estudio, Jeremie Mouginot, glaciólogo de la Universidad de California en Irvine, EE.UU. 

"Casi el 10% del aumento del nivel del mar en el mundo cada año proviene de solo estos seis glaciares", afirmó. 

© earthobservatory.nasa.gov

"La cantidad de hielo lanzado por estos seis glaciares cada año es comparable a la cantidad de hielo que drena toda la capa de hielo de Groenlandia anualmente", explica Mouginot. 

"Si se derritieran por completo, la desaparición de los glaciares elevaría los niveles del mar otros 1,2 metros", añadió Eric Rignot, coautor del estudio.

"El aumento de la velocidad y la pérdida de hielo en las últimas décadas son una fuerte indicación de mayores fugas de hielo en el océano de ese sector de la Antártida a largo plazo", concluyó Rignot. 

El glaciar de isla Pine es uno de los más grandes e inestables de la Antártida.

 Allí se forma un 10% de todos los icebergs de la Antártida occidental, que aumentan el nivel global del mar derritiéndose aguas más calientes. 

En México hay comprensión de la postura de Rusia en el tema de Crimea


Los estudiantes de Derecho de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) respaldan la postura de Rusia en el tema de Crimea, la ex república autónoma de Ucrania que acaba de adherirse a la Federación de Rusia.

De eso informó Elena Grachova, la primera vicerrectora de la Universidad Estatal de Derecho de Moscú, quien dirigió en la UNAM un coloquio en el que participaron los estudiantes mexicanos y los juristas rusos, miembros de la delegación que encabeza la Doctora Grachova. 

"Los mexicanos exhibieron un buen conocimiento del problema de las relaciones entre Ucrania y Rusia y manifestaron la capacidad de responder a las preguntas que ellos mismos hacían sobre el asunto, al dejar claro que ellos respaldan la postura de Rusia en el tema de Crimea, convencidos de que históricamente ha sido y es un territorio ruso", dijo la Doctora Grachova a la agencai oficial rusa RIA Novosti. 

Según la profesora universitaria rusa, los colegas mexicanos revelaron profundos conocimientos de la historia de Rusia, en particular la época del Gobierno de la emperatriz Catalina II, cuando a fines del siglo XVIII se produjo la anexión de Crimea al imperio de Rusia. 

"Lo que hemos escuchado de nuestros colegas mexicanos en la sala del coloquio, sin equivócos muestra su respaldo al retorno de Crimea al seno de su patria histórica", puntualizó Elena Grachova. 

Los participantes del seminario ruso-mexicano, además de tratar los temas de la actualidad internacional, como la crisis en Ucrania y la adhesión de Crimea a Rusia, también abordaron los asuntos de interés profesional: distintos aspectos del campo legal de Rusia, incluidos la criminología, el derecho constitucional y jurídico, los derechos humanos, la regulación en la materia de los negocios, entre otros temas.

Las dos universidades acordaron dar continuación a la cooperación bilateral, lo que quedó fijado en el acuerdo de intenciones firmado por ambas partes.

Cabe señalar que los mexicanos que siguen con atención el desarrollo de la situación en torno a Ucrania, Crimea, sus relaciones con Rusia y la postura de Occidente que apoya al actual Gobierno ucraniano, pese a que que llegó al poder a consecuencia de un golpe de Estado, tienen una visión clara del estado real de las cosas. 

Muestra de ello, es una entrevista que concedió a La Voz de Rusia el profesor de historia universal y publicista mexicano Ángel Guerra Cabrera: 

–Yo pienso que la anexión de Crimea no se puede disociar de un contexto en que Estados Unidos y la Unión Europea han estado acorralando a Rusia, sitiándola, rodeándola de bases militares, del famoso "escudo antimisiles" que no es contra Irán, pero evidentemente contra Rusia. Y esto motivó al presidente Putin en el 2007 que hiciera una advertencia en Berlín. Luego, se produjeron acontecimientos en Georgia: la provocación del Ejército georgiano contra las tropas rusas que estaban en Abjasia, y allí ya sí Putin decidió dar una respuesta terminante y ejemplarizante contra el aventurerismo del Ejército georgiano armado por Estados Unidos e Israel.

A partir de allí es evidente que ya la dirección rusa decidió que no iba a admitir que la OTAN continuara expandiéndose hacia el espacio ex-soviético o de los antiguos aliados de la URSS. Porque ha habido un compromiso del presidente Bush "senior" con Gorbachov de no extender a la OTAN en esa dirección, y justamente hicieron todo lo contrario.

Entonces, en el caso de Crimea Occidente –Occidente como término geopolítico- cuando empiezan a fomentar un alzamiento isureccional en Ucrania, con la compliciad de todos los políticos más aventureros de Estados Unidos y de Europa que iban allí, a la plaza Maidán, "buena cosa", nunca vista e increible: líderes de otros países yendo a instar el derrocamiento de un Gobierno con el que tienen relaciones, el gobierno de Yanukóvich, que se podrán tener las opiniones cualquiera, pero que es un gobierno electo democráticamente y legítimo de Ucrania.

Y derrocan a ese Gobierno, evidentemente, con una gran implicidadd de organizaciones fascistas, de tradición fascista, de fascismo ucraniano, colaborador de los nazis, seguidor de Stepán Bandera, traidos del partido Svoboda, del Sector Derecho, y que además se han apoderado de mayor parte de los resortes fundamentales del Gobierno, e inmediatamente toman una decisión contra el uso del idioma ruso en Ucrania. 

Yo pienso que ante una situaión como ésta, que era una verdadera provocación contra Rusia y además colocaba en una situación de indefensión a la población de origen ruso o rusoparlante en Crimea, ante el hecho de la presencia de la Flota rusa del mar Negro, en Sebastopol, Rusia no se podía quedar cruzada de ningna manera.

Únicamente a los gobernantes tan mediocres como los que hay en Occidente, se les podía ocurrir que un estadista como Putin que ha demostrado ser un hombre muy talentoso, muy racional, muy comedido, y sencillamente tomó las medidas para defender a los ciudadanos de origen ruso y hasta los de origen tártaro y ucraniano que evidentemente muchos de ellos han votado por la adhesión a Rusia, es una cosa muy interesante. Porque sorprendió a todo el mundo: primero, la enorme concurrencia al referéndum, y, segundo, la gran votación a favor de la omisión a Ucrania.

La otra cosa muy interesante es cómo los buques ucranianos han izado la bandera rusa y se han pasado a la Flota Rusa, lo que habla de una total desmoralización de las Fuerzas Armadas ucranianas. 

Y yo supongo que esto en parte tiene que ver con un Gobierno que no tiene ninguna legitimidad como el que se ha instaurado allí, que la gente ya se ha dado cuenta que es un gobierno fascineroso, de neonazis, de oligarcas, y eso es peligrosísmo.

¿Es posible ayudar a Ucrania?


El Fondo Monetario Internacional concluyó su labor de tres semanas en Ucrania. Se le prometió a Kiev un crédito de hasta dieciocho mil millones de dólares. Fue bajo ciertas condiciones y no se logró de inmediato. 

Este material de La Voz de Rusia se refiere a cuánto dinero necesita en realidad Ucrania, si es posible evitar el default, y quién de los socios occidentales está dispuesto a ayudarle .

Ya se conocen los números deseados. Pero, al reflexionar sobre la situación, hasta el nuevo primer ministro de Ucrania, Arseni Yatseniúk, ha reconocido que el país está al borde de la quiebra. Los economistas predicen que el nivel de inflación en 2014 alcanzará el 14 %. 

Según sus cálculos, Ucrania necesitará treinta y cinco mil millones de dólares para remendar la brecha presupuestal. Ni hablar del saneamiento económico con el dinero del FMI. Si Ucrania no responde a las expectativas internacionales, el Fondo Monetario Internacional puede modificar el monto del crédito, ya que el convenio llegará a los órganos directivos del Fondo sólo en abril.

Como se sabe, el pueblo paga por los errores de las autoridades. Entre las condiciones del FMI está la obligación de efectuar reformas. “Las reformas” representan una fórmula, a la que le gusta recurrir a la Unión Europea con el fin de corregir la política de mercado en el nuevo país. 

Se requerirá que Ucrania aplique un tipo de cambio flexible, elabore medidas para facilitar los negocios y garantizar la transparencia de las cuentas de la principal empresa pública Naftogas Ukraína. En el Fondo Monetario Internacional temen a la corrupción ucraniana y exigen la adopción de medidas legislativas correspondientes. Asimismo, otra de las condiciones del FMI es elevar los precios del gas. Las fuentes en Naftogas informan que a partir de mayo los precios del gas doméstico para los consumidores subirán el 50 %. 

Pero, con eso no terminarán las desventuras de los ucranianos. Arseni Yatseniúk señaló que se necesitaba reducir el gasto, en primer lugar, social. El Gobierno planea elevar los impuestos a los grandes negocios, las rentas del usufructo de los recursos naturales, subir los precios del petróleo y del gas condensado, los impuestos a la cerveza, tabaco y alcohol. Asimismo, se planea implementar en Ucrania el impuesto progresivo. Pues, querían pertenecer a Europa, ¿no?

El FMI le ha negado a Ucrania la posibilidad de postergar el pago de todas sus deudas. Mientras que su deuda pública total es de setenta y cinco mil millones de dólares. Ucrania prometió pagar las deudas por el gas ruso, de casi dos mil millones de dólares, del crédito del FMI, lo que consumirá la gran parte de ese dinero. Sin embrago, los expertos occidentales creen que Ucrania se ha hecho de suficientes socios, como para que tenga a quién pedir ayuda. La experta del Centro de Estudios Europeos, de Bruselas, Tania Marocchi, comenta sobre esta situación:

–Ucrania ya recibió la primera parte de la macroayuda financiera de parte de la Comisión Europea y el FMI. La comunidad internacional sigue con atención el desarrollo de la situación en Ucrania. 

Algunos países, como por ejemplo, Estados Unidos y Canadá, expresan su deseo de brindarle ayuda financiera. Asimismo, siempre puede recurrir a los bancos en busca de ayuda, por ejemplo, al Banco Europeo para la Reconstrucción y el Desarrollo. 

Como enUcrania está centrada actualmente toda la atención, se verá qué opciones se dibujan para Kíev en un futuro próximo. Por lo que se refiere a la UE, ésta verá si existen suficientes razones políticas y recursos para continuar ayudándole a Ucrania.

Al apostar sólo por Occidente, Ucrania ha actuado con imprudencia. La actitud irreflexiva ante su cooperación con Rusia en el tema del gas, incumplimiento de los pagos, pueden quitarle el descuento en los precios de este combustible, que se había negociado por más de una generación de políticos ucranianos. 

El país requiere de un paquete de decididas disposiciones estabilizadoras, duras medidas de austeridad. 

Pero, vemos en el ejemplo del sur de Europa que éstas no son populares. De otra manera, Ucrania corre el riesgo de que ocurra el default, y su nueva administración deberá lidiar contra el creciente descontento popular, ya que los ucranianos no se suscribieron para acceder a la asociación con Europa por ese precio. 

El programa anticrisis del Gobierno ucraniano puede provocar que la situación siga desestabilizándose. Pero, hace mucho se necesitaban medidas duras para el rescate de la economía nacional. 

La cuestión es si el pueblo ucraniano tiene suficiente paciencia para esperar que pasen y superarlas, cuando el propio Gobierno por primera vez en mucho tiempo reconoce que la situación va a empeorar.

Algunas reflexiones sobre la política extranjera y de seguridad entre Washington y Centroamérica



En un periodo donde la política extranjera y de seguridad de Washington hacia Latinoamérica y el Caribe se ve fuertemente incidida por la guerra contra las drogas, vale la pena reflexionar acerca de las circunstancias actuales en que se desarrolla la política exterior de Centroamérica.

La política exterior de Centroamérica está íntimamente relacionada con su diversidad cultural, su historia y sus carencias, que han estado marcadas por una dependencia estructural a economías más poderosas, donde la influencia Estados Unidos ha delineado una parte importante de las limitantes, los retos y, también, de las oportunidades de la subregión.

La heterogeneidad de los Estados nacionales que componen a Centroamérica impide una mirada unilineal a la historia y la proyección exterior de esta subregión, de manera que una precisión obligada de estas letras radica en precisar las amenazas y ventajas que se aprecian en el horizonte, sin desconocer que en la práctica pueden existir variaciones ajustadas a las peculiaridades de cada país.

Han sido precisamente la heterogeneidad y las precariedades económicas las que obligan a realizar esfuerzos conjuntos para buscar estrategias de desarrollo que provean a la subregión de una mejor situación económica, comercial, financiera y de seguridad social. Para ello, debe buscarse la concertación de una serie de acuerdos en materia económica, político-diplomática y de seguridad, que propicien un futuro más sustentable a esos pueblos.

Considerando esas condicionantes, la política exterior y de seguridad de Centroamérica ha tenido como ejes centrales, las relaciones con EE.UU., la Unión Europea (UE), China-Taiwán y con el resto de Latinoamérica y el Caribe. Todo ello ha debido configurarse de manera conjunta, en aras de lograr mayor coherencia y peso económico para incentivar el comercio y las inversiones de actores internacionales de importancia. En ese interés han resultado fundamentales los esfuerzos encausados desde el Sistema de la Integración Centroamericana (SICA)ii.

El SICA tiene como objetivos fundamentales lograr la unión económica, fortalecer el sistema financiero centroamericano y consolidar la autodeterminación en sus relaciones exteriores. Pero estos retos se han visto perjudicados por los efectos de la crisis económica y los grandes problemas de violencia e inseguridad en los que tiene una enorme responsabilidad EE.UU., debido a las consecuencias de los flujos ilícitos de drogas e inmigrantes que acogen a la subregión como ruta para llegar a ese país.

Con el fin de la guerra fría, Washington reconfiguró los instrumentos del poderío nacionaliii hacia Nuestra América, con una serie de recetas económicas que fueron esbozadas mediante el Consenso de Washington. Este “proponía” políticas económicas que perpetuaban la dependencia estructural a la economía estadounidense e incrementaban la explotación hacia la región. En ese sentido, fueron promovidos acuerdos económicos-comerciales como el fracasado Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA), y otros más efectivos como el Tratado de Libre Comercio entre República Dominicana, Centroamérica y EE.UU. (CAFTA-DR).

El CAFTA-DR creó una zona de libre y desproporcionado comercio entre los países firmantes; acentuando las asimetrías existentes, que deformaron más la estructura económica-comercial de los miembros más débiles; lo que dejó en una posición desventajosa a Centroamérica. El atractivo mercado estadounidense, dificultó la búsqueda de alternativas que diversificaran el comercio y fortalecieran la economía de la subregión, de manera que le permitiera encaminarse hacia estrategias de desarrollo verdaderamente sustentables.

Con ello se perjudicaba también los esfuerzos que pudieran realizarse desde el Mercado Común Centroamericano (MCCA), los cuales se veían soslayados por los montos comerciales provenientes del primer mercado mundial, a lo que se suman las lógicas asimétricas del comercio con la Unión Europea (UE).

Entre las perspectivas económico-comerciales a futuro se destaca la posibilidad de construir un canal interoceánico por Nicaragua, lo cual fue aprobado en 2012, por una ley que admite su construcción, con un valor estimado entre los 35.000 y los 40.000 millones de dólares. El proyecto incluye también la construcción de pistas aéreas, un oleoducto y puertos. Un canal alternativo al de Panamá, dinamizaría el comercio en la subregión, que de concertarse correctamente los acuerdos de comercio e inversión, pudieran resultar favorables para el crecimiento económico-comercial de Centroamérica.

Tomando en consideración que el 90 por ciento del comercio mundial se realiza mediante el transporte marítimo y que la región de Asia Pacífico cobra mayor importancia económica-comercial, las expectativas resultan alentadoras. No obstante, deben considerarse los recientes peligros de consolidación de acuerdos de libre comercio que pudieran acentuar las asimetrías que hoy padece la subregión.

Al CAFTA-DR se le suma ahora la amenaza de la Alianza del Pacífico (AP), la cual fue anunciada en Lima, el 28 de abril del 2011, por el expresidente peruano Alán García. Ello refuerza los TLC, extendiéndolos sobre todo el continente con Costas al Pacífico y un creciente número de gobiernos regionales y extraregionales que se irán incorporando a la Alianza, por las perspectivas que ofrece el comercio por este océano. A ello se suma el fortalecimiento del Acuerdo Estratégico Trans-Pacífico de Asociación Económica (TPP).

Todo ello genera un clima de inseguridad para los proyectos integracionistas regionales de mayores perspectivas geopolíticas, ante el atractivo de la Alianza del Pacífico (AP), la cual pudiera lograr -con métodos más mesurados- la resurrección del ALCA. La adhesión de los gobiernos de México, Colombia, Perú, Chile, y la posible incorporación de Panamá y Costa Rica, con la presencia de los presidentes de estos países, en calidad de Observadores Candidatos para ingresar al bloque ya formalmente solicitada.

En el caso de Panamá, el gobierno de Ricardo Martinelli ya ha iniciado negociaciones con México para firmar un Tratado de Libre Comercio y con ello cumplir con los requisitos para incorporarse a la Alianza. Costa Rica, por su parte, suscribió el protocolo marco que establece la hoja de ruta para ingresar a la Alianza del Pacífico. El documento por Laura Chinchilla y Juan Manuel Santos, este último, en calidad de presidente Pro-tempore de la Alianza del Pacífico, en el marco de la VIII Cumbre.

Según el Acuerdo suscrito en la VIII Cumbre de la Alianza del Pacífico relazada en el mes de febrero de 2014, se permitirá una vez que entre en vigor, “(…) que el 92% de los productos que se comercian entre los cuatro países queden libres de aranceles. El 8% restante se desgravará progresivamente.” ( “En la VIII Cumbre de la Alianza del Pacífico: Presidentes de Chile, Colombia, México y Perú, firman el Protocolo Adicional al Acuerdo Marco.” , 2014). En esta Cumbre, la presidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla, a Presidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla, firmó la declaración que oficializa el interés de ese país por formar parte de ese proceso.

Estas incorporaciones pudieran conllevar a la recaída en un TLC ampliado a ritmos acelerados, el cual arrojaría efectos perjudiciales para la configuración geopolítica de Nuestra América. Las implicaciones a futuro de esta alianza irán definiendo competencias contra el MERCOSUR y la UNASUR, de importantes implicaciones geoestratégicas, que van mucho más allá del plano económico-comercial y financiero.

Independientemente de las teorizaciones, lo cierto es que la Alianza del Pacífico ya engloba la Alianza del Pacífico una población de 212 millones de personas, lo que representa un tercio de los habitantes de Latinoamérica y el Caribe (LAC); siendo la sexta economía del mundo (concentrando un 3,5% del PIB mundial); la segunda economía del Latinoamérica y el Caribe con el 36% del PIB, y representa el 52% del comercio de América Latina. (“En la VIII Cumbre de la Alianza del Pacífico: Presidentes de Chile, Colombia, México y Perú, firman el Protocolo Adicional al Acuerdo Marco”, 2014)

Entretanto, la permanencia de la crisis del sistema-mundo, según la teorización Immanuel Wallerstein, y la necesidad de lazos comerciales que den mayor capacidad de inversión, redistribución social y mejoramiento de las políticas públicas de la subregión, pudiera llevar a medidas apresuradas que acentuarían, de una forma sin precedentes, la dependencia estructural de las economías centroamericanas a EE.UU. y otras potencias centrales.

Ante esta situación, crecen los intereses de EE.UU. y sus aliados estratégicos por consolidar sus TLC en la zona del Pacífico, intentando cortar Latinoamérica entre el eje Atlántico y el Pacífico. El desarrollo que va tomando la Alianza del Pacífico (AP) y su normativa interna, diseña un escenario de contrapunteos donde el SICA puede verse atraído por una Alianza que parece revitalizar los intereses del fenecido ALCA, mediante fórmulas más sutiles.

Respecto al comercio de Centroamérica con la Unión Europea (UE), en 2010 concluyeron las negociaciones para un Acuerdo de Asociación, entrando en vigor al año siguiente el Acuerdo de Asociación Unión Europea-América Central (Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Panamá). Ello ha diversificado el comercio de la subregión, que tradicionalmente se había concentrado con Estados Unidos. No obstante, la crisis económica en varios países de la UE no posibilita grandes beneficios.

El impacto que pueden tener la Alianza del Pacífico y la proyección de seguridad de Washington a la usanza de la Huella Ligeraiv en la política exterior y de seguridad hacia Latinoamérica y el Caribe, pudieran perjudicar los esfuerzos por la seguridad y la soberanía que hacen los países desde la UNASUR, el ALBA y la CELAC. Con esta proyección, la subregión más afectada es la centroamericana por la difícil situación que presenta hoy su seguridad.

Los proyectos militaristas de EE.UU. han resultado un fracaso para la subregión. En los últimos años, la Conferencia de Caminos de la Prosperidad ha sido un foro relevante para la actualización de las relaciones, con una creciente importancia en cuanto a los aspectos de seguridad, por la crítica situación de violencia, criminalidad e inseguridad ciudadana que vive la subregión, como resultado del tráfico ilícito de drogas y otros delitos conexos.

En el plano de la seguridad, existen antecedentes en la integración de Centroamérica, que si bien han tenido aspiraciones loables, sus resultados no han sido los esperados. En diciembre de 1995 se suscribió el Tratado Marco de Seguridad Democrática en San Pedro Sula, Honduras, el cual instituyó el Modelo Centroamericano de Seguridad Democrática, para el fortalecimiento democrático e institucional, que debe velar por el respeto de los derechos humanos y el Estado de derecho en estos países.

Sin embargo, esta aspiración ha enfrentado grandes limitantes con el auge del tráfico ilícito de drogas y otros delitos conexos (tráfico de personas y armas de fuego). En el año 2008 fue aprobada la Iniciativa Mérida por el Congreso estadounidense, para la seguridad de México y Centroamérica, con lo cual se ha acentuado la militarización de la guerra antidroga. Al año siguiente (2009) fue creada la Unidad de Seguridad Democrática, con el fin de apoyar a la Comisión de Seguridad del SICA en la ejecución de los proyectos de seguridad regionales y en junio de 2010, se aprobaba la Iniciativa se Seguridad para la Cuenca del Caribe, que consolidaba la estrategia de seguridad de Washington hacia el Gran Caribe.

La proyección estadounidense hacia Centroamérica se consolida con la Iniciativa Regional de Seguridad para América Central (CARSI) que coordina países con instituciones financieras internacionales, el sector privado, la sociedad civil y el Sistema de Integración Centroamericana (SICA). La misma cobra gran importancia, al punto que en un momento de reducción del presupuesto de seguridad de EE.UU. para la región, crecen los fondos canalizados para la CARSI.

Los objetivos declarado de la CARSI, según la hoja informativa del Departamento de Estado, centra en: “Los cinco objetivos de CARSI en América Central son: Crear calles seguras para los ciudadanos de la región. Desbaratar el movimiento de los criminales y el contrabando en y entre los países centroamericanos. Apoyar el desarrollo de gobiernos fuertes, capaces y responsables en América Central. Restablecer la presencia efectiva del Estado, los servicios y la seguridad en las comunidades en peligro; y Fomentar mayores niveles de coordinación y cooperación entre los países de la región, otros asociados internacionales y donantes para combatir las amenazas a la seguridad regional.” (Iniciativa Regional de Seguridad para América Central:Gobiernos capaces, 2012)

En las partidas de estos fondos se registra un incremento de la canalización aprobada por el Departamento de Estado para el año 2015, así como en las Audiencias sobre el presupuesto de Defensa de 2015 realizadas en el Senado. Llama la atención que en medio de una coyuntura de recorte presupuesto de defensa. En estas partidas puede apreciarse así la importancia concedida al uso de las Fuerzas de Operaciones Especiales y el uso de las Tecnologías de la Informática y las Telecomunicaciones (TICs) en función de los objetivos geoestratégicos.

La tendencia a fortalecer en el plano de seguridad la subregión de Centroamérica y el Caribe como zona de mayor inseguridad, se expresa en los diferentes documentos emitidos por el gobierno de EE.UU. en el año 2014. Tanto el Reporte Cuadrienal de Defensa, como el Informe del Comando Sur (Southern Command, 26 february, 2014), así como el Informe sobre la Estrategia Internacional de Control de Narcóticos (INCSR) de la Oficina de Narcóticos y Aplicación de la ley Asuntos Internacionales de este año, evidencian la prioridad que se establece en la lucha antidroga y la apuesta por el uso de la Huella Ligera a partir de la mayor coordinación entre las diferentes Agencias del gobierno para las operaciones en estos territorios.

Para ello se reforzarán las acciones político, diplomáticas y de seguridad, en lo cual tendrá un papel primordial, la CARSI, apreciándose también la reactivación de la ruta del Caribe entre los principales corredores de la droga hacia Estados Unidos y de flujos ilícitos de armas hacia las Américas.

En el caso del informe del Comando Sur se definen por el jefe de este Comando Sur como cuatro prioridades para las operaciones del comando: la detención “humana y digna” estadounidenses en: Fuerza de Tarea Conjunta de Guantánamo; Lucha contra la Delincuencia Organizada Transnacional (CTOC); la creación de capacidad de los asociados, inter-operatividad, alianzas inter-institucionales, socios inter-agencias y la planificación de contingencias.

Conforme a las prioridades se proyecta el trabajo de este Comando hacia el incremento de la seguridad pública, la estabilidad política, el estado de derecho, el fortalecimiento institucional, la eficiencia de los programas antidrogas y contra el trasiego ilegal de armas de fuego. Asimismo se enfatiza en el trabajo en la seguridad fronteriza, clave para la subregión centroamericana. Además se aprecia la corrupción en la región como amenaza a los intereses de seguridad nacional de EE.UU.

El Departamento de Estado, por su parte, según declaraciones del subsecretario de Estado para temas de narcotráfico internacional, William Brownfield, dijo que Centroamérica se convirtió en la "mayor amenaza" de seguridad en el Hemisferio Occidental por cuenta del narcotráfico.

El enfrentamiento al flagelo de las drogas liderado por Washington, mediante la militarización de la guerra antidroga, ha conllevado a que Centroamérica sea la subregión más afectada. Ante tales circunstancias, la política exterior centroamericana debe pugnar por una cooperación internacional que supere los renglones militaristas y atienda las limitantes del desarrollo; promoviendo la esfera de la prevención y atención a adictos.

La carencia de una voluntad política por parte de EE.UU. para reconocer la responsabilidad compartida y diferenciada en los problemas de seguridad que afectan a la subregión, ha limitado las opciones. Las mismas han estado guiadas por la visión unidireccional de Washington, que concentra los recursos en la militarización de la guerra contra los cárteles y las operaciones de interdicción de estupefacientes; obviando los problemas estructurales de las sociedades centroamericanas.

Las políticas excluyentes y la criminalización de las protestas sociales han acentuado las vulnerabilidades ya existentes en la subregión. La Conferencia internacional de apoyo a la estrategia de seguridad de Centroamérica de junio de 2011 dio paso a un ámbito regional de lucha contra el crimen organizado al que se sumaron actores regionales y extra-regionales como el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), Alemania y España. En todo momento, EE.UU. ha intentado potenciar el liderazgo mexicano, para la cooperación regional con Centroamérica, en aras mitigar la pujanza de Brasil.

Esta situación ha alentado por parte de gobiernos y movimientos sociales centroamericanos, el reclamo de nuevas políticas, proclives a la inclusión social; otorgándole protagonismo a la sociedad civil de los pueblos de Centroamérica. Las posibilidades de avizorar soluciones estructurales y cortoplacistas a los problemas vigentes, están un tanto alejadas de la objetividad. La falta de voluntad política del gobierno estadounidense, la corrupción, inestabilidad política y debilidad institucional centroamericana, necesita cambios profundos que deben partir de políticas más autónomas; pero las fuerzas que apoyarían tal tendencia carecen de los recursos para llevarla a cabo.

La violencia y criminalidad que padece el triángulo norte de América Central (Guatemala, Honduras y el Salvador) se ha arreciado; extendiéndose también al triángulo sur (Nicaragua, Costa Rica y Panamá) con efectos perjudiciales para los derechos humanos, el Estado de derecho y la convivencia democrática de estos países. Su cercanía a la frontera mexicana incrementa las vulnerabilidades para la seguridad, siendo las principales rutas del trasiego ilegal de drogas y otros delitos conexos (tráfico y trata de personas, trasiego ilegal de armas de fuego, precursores químicos y lavado de activos).

“El triángulo norte de América Central (El Salvador, Guatemala y Honduras) probablemente es la región más afectada en términos de violencia, debilitamiento de las instituciones públicas e infiltración del crimen organizado en la economía, la sociedad y el sistema político”. (Kruijt, 2011)

Ante esta situación, varios gobiernos y movimientos sociales de la región han promovido un cambio de política, con tendencia a la paulatina despenalización y legalización de algunas drogas, fundamentalmente el cannabis (marihuana). Los debates han ganado fuerza en los foros regionales; destacándose la posición del presidente Uruguay, José Mujica y la del mandatario de Guatemala, Otto Pérez Molina, junto a los gobiernos de México, Colombia; lo cual pudo apreciarse en la Cumbre de las Américas en Cartagena de Indias, 2012. Además se solicitó al secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-Moon una Conferencia Internacional Antidroga.

Estas posiciones han contado con la férrea oposición de Washington, que ve en estas tendencias un freno a las políticas militaristas que impulsa en su cruzada contra las drogas. Paradójicamente, al interior de Estados Unidos, también se está avivando el tema, liderado por los Estados de Colorado, California y Washington.v

Varios gobiernos centroamericanos tienen una visión distinta sobre la lucha contra el tráfico ilegal de drogas y otros delitos conexos donde resaltan, el tráfico de personas y el de armas de fuego desde Estados Unidos. La seguridad de Centroamérica amerita un cambio de política ante el manifiesto fracaso de la guerra antidroga. Las experiencias de Países Bajos y Portugal en la despenalización y legalización, arrojan resultados positivos en cuanto a la disminución de la violencia e inseguridad.

Para afianzar la disminución de los flujos de ilícitos y sus lamentables consecuencias para la seguridad y la convivencia democrática, se reclama que la Reforma Migratoria estadounidense tome en cuenta la situación actual que viven los países de Centroamérica y sus inmigrantes en EE.UU. El incentivo de medidas que puedan alentar la legalización de los flujos migratorios, regularizar la situación de los inmigrantes y utilizar las remesas en los sectores productivos de estos países, pudiera corregir de forma paulatina, la crítica situación que viven los pueblos de Centroamérica en la actualidad.

La Operación Rápido y Furioso y las acciones del Pentágono, con el creciente uso de aviones no tripulados (drones) y de Fuerzas de Operaciones Especiales para el control de este delito, son algunas de las tendencias más negativas que se aprecian para la paz y la seguridad de Centroamérica.

Por otra parte, la corrupción y la debilidad institucional gana espacio con la militarización del enfrentamiento antidroga. En Centroamérica, “(…) los políticos de mano dura dan prioridad en cuanto a seguridad a la persecución de criminales de poca monta. Esto también distrae la atención de fiscales, jueces y magistrados. Además, crea silencio y espacio libre para los miembros del mucho más despiadado crimen organizado.” (Kruijt, 2011)

Los vínculos del negocio ilegal de drogas, con el tráfico de precursores químicos, el trasiego ilegal de personas y el lavado de dinero; constituyen aspectos básicos para conocer las dimensiones político-diplomáticas, socioeconómicas y de seguridad del flagelo de las drogas.

Habida cuenta de que Estados Unidos es el principal mercado de estupefacientes a nivel mundial y tomando en consideración la ampliación de las rutas de tráfico de Centroamérica, México y el Caribe hacia ese país, se valora este problema como un tema fundamental en la agenda de seguridad estadounidense hacia la subregión, por las peculiaridades que ha adquirido durante la Administración de Barack Hussein Obama.

En la actualidad EE.UU. es el líder indiscutible de los fallidos programas que delinean y definen las acciones antidrogas en Centroamérica y el Caribe. La Iniciativa Mérida y la CARSI han denotado la incapacidad de ese gobierno para impedir las consecuencias del tráfico ilícito de drogas en la subregión. Tal ineficacia, refleja la carencia de una estrategia que enfrente ese flagelo, con una visión integral sobre las esencias que lo promueven.

El incremento del poderío militar de EE.UU. en Centroamérica, bajo el pretexto de lucha contra el tráfico ilícito de drogas, le confiere una mayor relevancia al tema, no sólo por las consecuencias directas que acarrean, sino también por los intereses y amenazas que implican en las políticas impulsadas por ese gobierno.

El enorme impacto económico-social y de seguridad que causa este flagelo, afecta en la actualidad a toda la subregión. Por tal motivo deben considerarse, además de los daños a las inversiones extranjeras y el turismo, los efectos negativos sobre la violencia, la seguridad ciudadana, la pobreza, la marginalidad y la exclusión social. Estas consecuencias suelen propiciar una mayor cobertura, para que EE.UU. y sus aliados en Centroamérica, puedan demonizar y criminalizar las protestas sociales que ocurren en su contra.

Ante este panorama, se incrementa el uso de servicios privados de seguridad y protección por los sectores de poblacionales económicamente fuertes. Este fenómeno, unido al creciente empleo de contratistas y subcontratistas por el gobierno estadounidense para la lucha antidroga, aumenta la privatización de la seguridad en América Central. La crítica situación que vive la subregión, se ve acentuada por la corrupción, estimulada por las cuantiosas sumas de capitales de los carteles de la droga, que lesionan la eficiencia y credibilidad de instituciones cívico-militares.

CONCLUSIONES

En el actual escenario internacional se aprecia una recomposición del sistema de dominación de EE.UU. con la expansión del espíritu del Plan Colombia hacia México y Centroamérica; consolidando su control sobre el área del Gran Caribe en el plano de seguridad y complementando los acuerdos de dominación económica-comercial y financiera con el CAFTA-DR y la Alianza del Pacífico (AP).

El panorama de la integración regional, presenta enormes retos para Centroamérica y, a la vez, grandes potencialidades por su posición geoestratégica. De cualquier manera, los proyectos a los cuales deba adecuarse, tienen que priorizar su consolidación como bloque subregional; analizando las amenazas y posibles oportunidades de un nuevo canal interoceánico por Nicaragua, y el incremento de la colaboración en materia de seguridad, donde se exija la responsabilidad compartida y diferenciada de EE.UU. y la UE; pero que deje márgenes claros para el respeto de la autodeterminación y la integridad territorial de los pueblos de América Central.

En este sentido, resulta un pilar básico el rechazo de los proyectos de integración con el influjo del neoliberalismo de nuevo título -La Alianza del Pacífico- que intenta rediseñar el ALCA, proyecto que recibió su estocada final en noviembre de 2005, en Mar del Plata, por el Mercado Común del Sur (MERCOSUR) y Venezuela.

Pareciera que el futuro más favorable para los países centroamericanos pudiera estar marcado por el desarrollo de los vínculos económico-comerciales y financieros con el MERCOSUR, del que ya forma parte Venezuela. La ampliación de este esquema de integración resultaría más favorable y seguro a mediano y largo plazo

En el plano político-diplomático pudieran acentuarse las posiciones centroamericanas desde la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC). La aceptación de la Alianza del Pacífico (AP) se traduciría en la profundización de las asimetrías existentes, donde las economías más débiles sufrirían la re-deformación de sus mercados; acentuando la dependencia estructural a las potencias económicas centrales, donde EE.UU. mantiene su liderazgo.

Por otra parte, para pensar la integración de Centroamérica en términos de prosperidad debe analizarse, en todo caso, cuáles son los proyectos y alianzas que otorgan fortaleza a las Instituciones; dan oportunidades para el mejoramiento de las políticas públicas; reducen las brechas entre ricos y pobres; mejoren los índices de seguridad ciudadana, y mitiguen los niveles de corrupción político-administrativa, todo lo cual propicie la convivencia democrática de los pueblos centroamericanos.

La desregulación estatal y el afianzamiento de tratados de libre comercio, no ofrece una alternativa viable para el futuro centroamericano. Los procesos de emancipación, las grandes luchas realizadas por estos pueblos contra el ALCA, pudieran verse frustradas por los alientos comerciales de la Alianza del Pacífico (AP). La gobernabilidad, la promoción de la seguridad ciudadana y un comercio sustentable, desde acuerdos que reconozcan las asimetrías existentes, resultan premisas básicas para el fortalecimiento de la integración centroamericana.

Como limitantes fundamentales para estos objetivos se destacan: la ausencia de voluntad política por parte de los Estados centroamericanos para fortalecer el SICA como entidad supranacional; la carencia de recursos financieros y humanos para el funcionamiento adecuado de la institucionalidad y el respeto de los acuerdos establecidos; la pérdida de los intereses nacionales con la transnacionalización de las inversiones de sectores importantes de las élites del poder en Centroamérica, que se oponen a un mayor desarrollo de la integración; la falta de participación ciudadana en la toma de decisiones; la trasparencia en las gestiones gubernamentales y la eficiencia de las políticas públicas y de los programas de inclusión social.

Así las cosas, en el panorama de la política exterior y de seguridad de Centroamérica, que sin menos retos y amenazas presenta también nuevas oportunidades que esperemos lleven a un camino de respeto a la diversidad, y capacidad de concertación político-diplomática de estos Estados-nacionales, en favor del desarrollo sustentable para el mejor porvenir de la Madre América.

Notas:


ii El SICA se constituyó el 13 de diciembre de 1991 con la firma del Protocolo de Tegucigalpa, que reformó la Carta de la Organización de Estados Centroamericanos (ODECA), de 1962. El bloque de integración está conformado por los estados de Belice, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Panamá. También se adhirió la República Dominicana como país asociado y México, Chile y Brasil, en calidad de Observadores Regionales; mientras que España, Alemania, la República de China (Taiwán) y Japón, lo hacen como observadores extra-regionales, a lo cual se ha sumado, producto de la crítica situación de inseguridad, la solicitud de EE.UU. como observador.

iii Véase al sobre este término el trabajo: Perdomo, A. (18 de octubre de 2012). El poderío nacional de los EE.UU y la diplomacia contra las drogas en Latinoamérica, en: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=157811

iv Utilización de Fuerzas de Operaciones Especiales y medios no tripulados (drones) y contratistas en el despliegue militar hacia Nuestra América.

v En noviembre de 2012, fue aprobada a través del voto general, la iniciativa 502 (I-502) la cual fue elaborada por la Legislatura del Estado de Washington, por medio de la cual por primera vez se eliminan las sanciones criminales para cualquier mayor de 21 años que porte 28.5 gramos o menos de la droga para uso recreativo personal, dicha norma también legaliza la posesión de hasta 0.45 kilogramos de cannabis sólido para consumo y hasta 2.4 kilogramos en forma líquida, aunque siguen existiendo restricciones a conducir bajo la influencia de cannabis, el consumo en lugares públicos y el consumo de esta droga en lugares donde la ingesta de alcohol también está prohibida.

BIBLIOGRAFÍA

Castro Mariño, S., & López, V. (2007). Estados Unidos y América Latina. Los nuevos desafíos: ¿Unión o desunión?, México: Jorale Editores, 2007. México: Jorale Editores.



Acanda, J. L. (2002). Sociedad Civil y Hegemonía. La Habana, Cuba: Centro de Investigación y Desarrollo de la Cultura Cuba “Juan Marinello”.

Algugaray, C. (2012). “Barack Obama y las crisis del Imperio”. En J. Hernández, Los Estados Unidos y la lógica del imperialismo. Una visión crítica (págs. 115-181). La Habana, La Habana, Cuba: Editorial de Ciencia Sociales.

Álvarez Junco, B., & Cárdenas, D. (1990). Retórica y realidad de la cumbre anti-drogas de Cartagena de Indias: El caso peruano. La Habana.

Alzugaray, C. (2001). De Bush a Bush, balance y perspectivas de la política externa de los Estados Unidos hacia Cuba y el Gran Caribe. La Habana.

Bagley, B. (1989). La política exterior estadunidense y la guerra contra las drogas: Análisis de un fracaso político. En B. Bagley, La política exterior estadunidense y la guerra contra las drogas: Análisis de un fracaso político.

Brzezinski, Z. (Autum de 2005). The Dilemma of The Last Sovereign. The American Interest, http://www.the-american-interest.com/article.cfm?piece=56.

Castro, S. (2003). Estados Unidos: dinámica Interna y política exterior. La Habana: Editorial Ciencias Sociales.

Castro, S., Fernández, L. R., Lobaina, R. M., López, R., González, L. L., & Achkienasi, L. (2003). Estados Unidos. Dinámica interna y política exterior. La Habana: Editorial de Ciencias Sociales.

Clinton, H. (15 de diciembre de 2010). Obtenido de http://www.state.gov/j/tip/rls/tiprpt/2012/192366.htm

Cujabante, X. (2009). La seguridad internacional: evolución del concepto. Revista de Relaciones Internacionales, Estrategia, Vol. 4, (Núm. 2, j,), 93-106.

Delgado, J. (2002). Los orígenes de la integración en América Latina. Heredia: Universidad Nacional.

Delgado, J. (2000). Sustentabilidad de la integración Centroamericana. En Dimensiones de la Integración europea y americana (págs. 265-299). Heredia: Facultad de Ciencias Sociales UNA.

Departamento de Estado de los EE.UU. (s.f.). Obtenido de www.state.gov/inl/rls/nrcrpt/2012

González, R. (1980). Doctrinas de Política Exterior Norteamericana en la Postguerra. La Habana: Centro de Estudio sobre América.

González, Y. (2009). Las drogas como instrumento de presión política en las Relaciones Estados Unidos-Caribe. inédita. La Habana: Cuba.

Gramsci, A. (Cuaderno 6 y Cuaderno 13). Cuadernos de la cárcel. México: Era-Universidad Autónoma de Puebla, edición en 6 volúmenes, 1985-2001.

Gudiño, P. (1994). Norteamérica y su proceso de integración. Heredia: Editorial FUNA.

Guerra, A., Saxe, E., & Soto, W. (1995). Hacia una teoría de la integración regional. Heredia: EUNA.

Hernández, J. (2008). Estados Unidos a la luz del siglo XXI. La Habana: Editorial de Ciencias Sociales.

Hernández, J. (2010). Estados Unidos hegemonía, seguridad nacional y cultura política. La Habana: Editorial de Ciencias Sociales.

Hernández, J. (2012). Los Estados Unidos y las lógicas del imperialismo. La Habana: Editorial de Ciencias Sociales.



Kruijt, D. (2011). Drogas, democracia y seguridad. El impacto del crimen organizado en el sistema político de América Latina. La Haya: Instituto Holandés para la democracia multipartidaria (NIMD).

Luca de Tena, B. B. (2007). La diplomacia de las drogas en las relaciones Estados Unidos-América Latina. (F. Masud-Piloto, Ed.) Diálogo (10), 29.

Medina Núñez, Ignacio; (2010). Centroamérica: Democracia, militarismo y conflictos sociales en el siglo XXI. Buenos Aires: elaleph.com.

Nápoles, I. (2011). El impacto del tráfico ilícito de drogas en la región Centroamérica en el período 2005-2010. La Habana: inédita.

National Defense Strategy. (June de 2008). United States Department of Defense. Obtenido de http://www.defense.gov/news/2008%20national%20defense%20strategy.pdf.

Nye, J. S. (28 de enero de 2008). El Pais. Recuperado el 25 de abril de 2013, de El País: http://elpais.com/diario/2008/01/02/opinion/1199228404_850215.html

Nye, Joseph S. and William A Owens. (1996). America's Information Edge. Foreign Affairs, March/April, Vol.75, No.2 , 20-36.

Nye, Joseph S.1990Bound to Lead: the changing nature of American Power Basic Book, p. 307.

Nye, Joseph S.2001The Paradox of American Power: Why the World's Only Superpower Can't Go It Alone Oxford University Press

Oficina de Programas de Información Internacional del Departamento de Estado de Estados Unidos. Sitio en la Web:. (s.f.). Obtenido de http://www.america.gov/esp

Osa, A. d. (1994). El Sistema de la Integración Centroamericana: Crítica de la Visión oficial. Costa Rica: Fundación Friedrich Erbert.

Perdomo, A. (18 de octubre de 2012). El poderío nacional de los EE.UU y la diplomacia contra las drogas en Latinoamérica. Obtenido de www.rebelion.org

Petras, J. Las estrategias del imperio: los EEUU y América Latina. Argitaletxe Hiru.

Petras, J., & Veltmeyer, H. (2000). El sistema en crisis: dinámica del capitalismo de libre mercado. Editorial Popular.

Suárez Salazar, L. (1990). "Narcotráfico" y conflictos sociales y políticos en América Latina: algunas hipótesis. Cuadernos de Nuestra América , VIII (VIII), 120-137.

Suárez, L. (2010). Obama: la máscara del poder inteligente. La Habana: Editorial de Ciencias Sociales.

The First Quadrennial Diplomacy and Development Review2010Leading Through Civilian Power

The Motley Fool. (20 de December de 2012). 5 companies for the next $15 trillion revolution. Recuperado el 10 de Febrero de 2013, de http://www.fool.com/investing/general/2012/12/20/5-companies-for-the-next-15-trillion-revolution.aspx.

U.S. Department of State September 14, 2012 “Small Business Network of the Americas”, Fact Sheet 


USAID. (2011). USAID’s Policy Framework 2011-2015.

Valenzuela, A. (6 de enero de 2011). Obtenido de En: http://spanish.panama.usembassy.gov/sp010611.html

Wallerstein, I. (28 de 10 de 2012). La política exterior de Estados Unidos y su opinión pública interna. Obtenido de www.rebelion.org/noticia.php?id=158332 publicado 28-10-2012

Wright Mills, C. (1957). La Élite del Poder. México DF: Fondo de Cultura Económica.

Youngers, C., & Rosin, E. (2005). Drogas y democracia en América Latina. El impacto de la política de Estados Unidos. Buenos Aires: Editorial Biblos.

Alejandro L. Perdomo Aguilera, investigador del Centro de Investigaciones de Política Internacional (CIPI) adscrito al Instituto Superior de Relaciones Internacionales (ISRI) de Cuba 


alejandro.perdomo91@gmail.com

Twitter: @AlejandroLPerdo

Translate

FACEBOOK

Mi lista de blogs

Seguidores

Google+ Followers

Categories

11-S Afganistán Africa AFRICOM ALBA Alemania Ana Belén Montes Arabia Saudita Argelia Argentina Armenia Arquitectura Asia Ateismo Audio-Video Australia Bahamas Bangladesh Baréin Benjamín Zeledón Bergoglio Bielorrusia Biografía-Sandinismo Biografias Blog-Web Bolivia Brasil BRICS Bulgaria Canada Canal-Nicaragua Cannabis Capitalismo Carlos Fonseca CELAC Celulares CHE Chile China Ciencia Club Bilderberg Cocina colombia Contabilidad Corea Costa Rica Crimea Cuba Cumbre de la Americas Derecho Diccionarios Diseño Diseño Web Dominicana Donetsk Donetsk-Novorossia Drivers Echelon Economia Ecuador Efemerides Egipto El Salvador Electricidad Electronica Electronica-Electricidad Escritores España España-Catalunya Estado Islámico Europa Euskal Herria Evolucion Evolución Humana FARC-EP Fidel filipina Filosofia Fotografia Francia Francisco Futbol Gladio Glass-Steagall Grecia Grupo de Montealegre Guantánamo Guatemala Haití Hezbolá Hogar Holanda Honduras Hungría Illuminati India Informacion Informatica Ingenieria Inglaterra Internacional Socialista irak Iran Iraq Islam ISO Israel Italia Jamaica Japon John Lennon Juegos Kennedy Kun-Fu kurdos Latinoamerica Ley Sinde libano Libia Libros Libros de Informatica LINUX Manuales Masajes Masterizacion de Audio Mayas Medicina Medicina-Natural Medio Ambiente Medio Oriente Mexico Mitos Monsanto Montar Imagenes Mujeres Musica musica Brasileña Nicaleaks Nicaragua Noruega Notebook OCR OEA Office 2003-2007 ONU OTAN Ovnis Pais Vasco Pakistán Palestina Panama Paraguay PC-Utilidades PDF Peliculas Periodismo Peru PetroCaribe Polonia Portugal Prisma Programacion Programas Psicologia Psiquiatria Puerto Rico Pymes Quemadores Radio/AM-FM Recuperación de Archivos Redes Religion Revistas Reyes-España Ruben Dario Rumanía Rusia Saharauis Salvador Allende Sandinismo Sandino Sexualidad SICA Siria Sistemas Operativos Sochi Olímpico Socialismo SOPA Soros Sorosleaks Suecia Suiza Terrorismo Thomas Sankara Transnistria Túnez Turquia Ucrania URSS Uruguay USA USAID/Cuba Vaticano Venezuela Veterinaria Vidas Vietnam WiFi WikiLeaks Windows 7 Yemen Yugoslavia

Blog Archive