15/5/17

Erdogan, traicionado por EEUU

El "cabeza de turco" es un término que se adapta perfectamente al presidente turco, Recep Tayyip Erdogan.

Seis años después de se empeñara en cuerpo y alma en promover el conflicto en Siria y apoyar a los grupos terroristas, tal esfuerzo no ha reportado nada a Turquía, a excepción de inseguridad, la desconfianza de sus vecinos y la desaceleración de la economía nacional. 

Erdogan se enfrenta a la dura realidad: el aliado norteamericano ha decidido no apostar por él, sino por los kurdos. 

En Siria, los estadounidenses anunciaron que apoyan firmemente a los kurdos y han comenzado a armarlos con armas pesadas. 

Las Unidades de Protección del Pueblo Kurdo (YPG) tienen el apoyo de Washington para "tomar la ciudad de Raqqa de manos de los terroristas del EI". Todo ello supone "un cuchillo envenenado plantado en el corazón de Erdogan." Tanto éste como sus ministros han condenado la decisión de Washington y pedido que sea anulada, pero en vano. 

El periódico Rai al Yum se refiere a la decisión de los norteamericanos de optar por los kurdos, y no por Turquía, y sobre la importancia que reviste el hecho de dotar a aquellos con armas pesadas, creando así una indiscutible amenaza para los militares turcos.

 Estas armas son tanques, vehículos blindados, artillería pesada y bulldozers, a los que se añaden misiles antitanque y armas ligeras. Nadie se engaña sobre el significado de esto y menos aún los turcos. 

Este arsenal no está destinado a una simple milicia sino a crear un "ejército regular". Se trata de un ejército que debería apoyar a un "estado kurdo", que nacería en las fronteras sirio-turcas. 

El periódico ve este hecho como "un verdadero desafío lanzado a Erdogan", que se dispone a visitar Washington el 16 de Mayo y ha apostado mucho por esta visita. 

Erdogan tuvo que soportar ya una humillación cuando blindados y tanques del Ejército de EEUU se interpusieron entre sus tropas y las milicias kurdas hace varios días y ha visto patrullas conjuntas kurdo-estadounidenses a lo largo de la frontera turca con Siria. 

Él se siente, pues, frustrado, decepcionado y, sobre todo, traicionado por un aliado estadounidense que ha escogido claramente a los kurdos en detrimento de Turquía, que es miembro de la OTAN, señala el periódico. 

Pero, ¿por qué Washington ha apostado por los kurdos en lugar de por la Turquía de Erdogan? Rai al Yum responde:

"Existen dos razones que explican esta elección: los kurdos, como todos saben, son combatientes endurecidos. Sin embargo, lo más importante es la voluntad de EEUU y sus socios occidentales de provocar el desmembramiento de los países de Oriente Medio tras los acuerdos de Syke-Picot de 1920 y dividir la región para tratar de asegurar la hegemonía del régimen sionista.

 Se trata, pues, de aplicar el plan sionista de dividir los estados de la región. EEUU y Europa quieren ahora la emergencia de un estado kurdo, un proyecto en el que ellos trabajan en este momento".En cuanto a los kurdos de Siria, ellos han calificado de "histórica" la decisión de EEUU de armarlos y de haber apostado por ellos en lugar de por los turcos.

 "En lo que se refiere a la lucha contra los terroristas, los norteamericanos hacen mejor en confiar en los kurdos que en los árabes y los turcos", señalan fuentes kurdas citadas por el periódico. 

De este modo, Erdogan está en cólera. No sólo no ha logrado su sueño de resucitar el imperio otomano, intento que sus vecinos árabes rechazan y condenan, sino que se va a encontrar quizás con lo que más temía, la aparición de un estado kurdo en las fronteras turcas, tanto en Siria como quizás en Iraq, donde los kurdos quieren organizar un referéndum de autodeterminación. 

Poco puede hacer Erdogan para impedir la aparición de un estado kurdo, que sería ciertamente una amenaza para la seguridad nacional de Turquía, donde un tercio del territorio está poblado por kurdos, muchos de los cuales aspiran a la independencia.

 La perspectiva de una larga guerra contra los kurdos, dotados de un "ejército", aterroriza al "sultán". 

Seis años de apoyo ciego a los planes de EEUU en la región y su respaldo a las hordas terroristas, no ha generado, pues, más que desastres políticos y económicos para Turquía y para el propio Erdogan, incluyendo el abandono de EEUU.

Comentario: Es verdad que Erdogan quizás se siente traicionado por este movimiento de EEUU, sin embargo, es de esperar que el presidente turco ya estuviera al tanto de que EEUU realmente no es su aliado después del intento de golpe de Estado fallido que ha sido organizado por partidarios de Washington en sus propias instituciones gubernamentales. 

Quizás Erdogan realmente se veía venir este movimiento y, por lo tanto, no es una sorpresa como se sugiere en el artículo. Tal vez Erdogan ya está tomando medidas para contrarrestar los daños que su vasallaje a EEUU le ha hecho a Turquía y a la región. 


https://es.sott.net/article/52678-Erdogan-traicionado-por-EEUU