25/4/17

Los logros de estados unidos en la guerra contra el terrorismo.

Osama Bin Laden fue acusado por EE.UU. de ser quién planificó los ataques a las torres gemelas en New York el 11 de septiembre del 2001.


Como venganza y con el pretexto de eliminar a los terroristas de al qaeda EE.UU. invadió y destruyó Afganistán, puso en ese país a gobernar a sus títeres pero nunca consiguió eliminar ni a los terroristas ni a Bin Laden, pero si consiguió que sus títeres en el gobierno de Afganistán otorguen jugosos contratos a la corporaciones mineras y petroleras, también consiguió jugosos contratos para la venta de armamentos y para las compañías contratistas de seguridad que en realidad son ejércitos privados conformados por mercenarios.

Además consiguió el incremento en Afganistán de la producción de opio y heroina hasta en 100 veces de lo que era la producción antes de la invasión.

También consiguió que la sensación de inseguridad en EE.UU. se incremente ante la posibilidad de ataques terroristas de grupos extremistas, este efecto fue utilizado como pretexto para la invasión y destrucción de irak en el año 2003 para supuestamente liberar al pueblo iraquí del "temible dictador" Sadam Husein que además también fue considerado por EE.UU. y la OTAN cómo un peligro para la seguridad de EE.UU. y el mundo, Husein fue acusado de mantener programas secretos para la producción de armas de destrucción masiva, armas que nunca encontraron tras la invasión.

EE.UU. y sus aliados lo único que si consiguieron fue colocar en el gobierno de irak a sus títeres que igualmente hicieron jugosos contratos con las corporaciones petroleras, además debido a las gigantescas dimensiones de la destrucción de las infraestructuras del país tras la invasión, la compañías constructoras también tuvieron su parte en el reparto del pastel.

También consiguieron vender miles de millones de dólares de armamentos y equipos para reconstruir las fuerzas armadas de irak. Además los ejércitos de mercenarios o compañías de seguridad también hicieron grandes negocios.

Pero lo mejor que consiguieron fue el surgimiento de los múltiples grupos de terrorista que hoy intentan destruir siria y otros países de la región.

Las guerras de Irak y Afganistán provocaron que millones de civiles y militares del ejército regular de irak se queden a la deriva sin hogares, sin trabajo, con las ciudades y pueblos devastados. Sin escuelas, sin hospitales, sin servicios públicos, sin agua, sin electricidad ni telecomunicaciones.

Con la invasión a Irak EE.UU. también consiguió que los grupos terroristas aprovechen para reclutar más combatientes, secuestraron niños para entrenarlos y adoctrinarlos con ideologías extremistas. Ante la ausencia del estado y las fuerzas del orden, en vastas regiones que quedaron abandonadas los grupos terroristas se apoderaron de pueblos y ciudades y se fueron expandiendo.

Ahora gracias a los generosos bombardeos humanitarios de EE.UU. y sus aliados EE.UU. y Europa son más inseguros que nunca los países de Oriente Medio que recibieron los bombardeos humanitarios de EE.UU. y la OTAN están devastados y millones de civiles inocentes han muerto, millones han huido de las guerras y se encuentran a la deriva tratando de encontrar un hogar donde rehacer sus vidas.

Pero EE.UU. no aprende la lección y por el contrario está tratando de llevar su fórmula destructiva a otras regiones del planeta, acosando a gobiernos y países de América Latina. Europa, Asia y África.

https://www.facebook.com/groups/elcomunista.net/permalink/1414870928574154/