viernes, 19 de mayo de 2017

Cancillería rusa: la “desinformación” puede “dirigir el mundo hacia el abismo”

Las campañas de desinformación y la falta de rigor periodístico crean unos flujos informativos con capacidad real para afectar a las relaciones internacionales y conllevan un peligro capaz de “dirigir el mundo hacia el abismo”, afirmó la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia, en declaraciones a Sputnik.

“Por desgracia, hoy podemos contemplar una tendencia de aumento de la producción de noticias falsas, lo que es realmente peligroso”, afirmó Zajárova.

A su modo de ver, de la capacidad del mundo para hacer frente a las campañas de desinformación dependerá “que el mundo no se dirija hacia el abismo” porque dar crédito a las informaciones falsas puede ser “un suicidio”.

Para argumentar esta afirmación, Zajárova recuerda que, antes de la invasión de Irak, el ex Secretario de Estado estadounidense Colin Powell mostró ante el Consejo de Seguridad de la ONU “un tubo con una sustancia supuestamente utilizada por los iraquíes para hacer armas nucleares”.

“Muchos entonces le creyeron y tan solo después se supo que se trataba de un detergente”, explica la portavoz del ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia.

Una escena como esa, prosigue Zajárova, ayudó a generar el relato necesario para poner en marcha la “agresión a Irak”, en la que “murieron cientos de miles de personas” y “se sometió al país a un periodo de inestabilidad bajo un continuo derrame de sangre”.

“Como resultado de la agresión de Estados Unidos a Irak y sus acciones criminales tuvimos la creación del Estado Islámico, ese es el precio que pagamos por el impacto por una noticia falsa sobre el contenido de un tubo de ensayo”, añade, como ejemplo del “daño” de la desinformación”

Otra escena esclarecedora, según Zajaróva, fue la generada por el también ex Secretario de Estado estadounidense Jonh Kerry cuando en 2016 exclamó ante el Consejo de Seguridad de la ONU que tenía “la sensación de vivir en una realidad paralela”.

“No es que tuviera la sensación, es que en realidad vivía en una realidad paralela, en una realidad creada por los medios de comunicación y las estructuras estatales de Estados Unidos, lo que nosotros llamamos el “carrusel informativo”, opinó la portavoz de la diplomacia rusa.

A su modo de ver, “algunas fuentes del Departamento de Estado se alimentan de flujos informativos nutridos por noticias falsas”, lo que genera una espiral en la que una noticia falsa puede afectar a las relaciones internacionales.

“Hay una película estadounidense de 1997 llamada “Wag the Dog” (traducida como “La cortina de humo” en España) que muestra muy bien cómo se crea una realidad paralela desde el ámbito informativo”, concluye Zajarova.

https://diario-octubre.com/2017/05/18/cancilleria-rusa-la-desinformacion-puede-dirigir-el-mundo-hacia-el-abismo/