19/4/17

Hambre, desocupación y pobreza en Argentina

Desde el 10 de Diciembre de 2015 la desocupación se acrecienta, despiadadamente, ante una política económica que ya es conocida en todo el mundo, principalmente en mi país, donde ya vimos a estos mismos actores de la economía llevándonos a la pobreza, al hambre y a la muerte, en forma deliberada. 

Sí, así actúan los neoliberales en el mundo, porque no vayas a creer que los barcos de refugiados se hunden por accidente, ni que los niños que llegan a Europa, desaparecen por miles, por pura casualidad.


El neoliberalismo despiadado y salvaje, proveniene de los países desarrollados que no tienen otro camino para sobrevivir que valerse de los subdesarrollados. 

Y te voy a explicar por qué. No es porque se hayan convertido en demonios de repente y pretendan por pura maldad, hacer lo que hacen, sino que deben hacernos creer este mito del crecimiento económico del capitalismo, para que puedan ellos sobrevivir, ayudados por cuantos traidores ocupen el asiento presidencial, en los países del subdesarrollo. 

Así fomentan la austeridad de nuestros pueblos,es decir, que comamos menos, trabajemos como esclavos, gastemos menos electricidad, gas, agua, etc, y para ello las tarifas deben ser muy altas.

 De allí las expresiones de nuestro ministro de Economía, que señala que se les ha dicho a los pobres que pueden tener aire acondicionado, irse de vacaciones,comprarse ropa y heladera nueva, calefactores, en fin, cosas absurdas inculcadas por el populismo de los Kirchner. 

Estos empresarios que gobiernan mi país, tratan de hacernos creer que nuestra economía crecerá hasta que logremos el desarrollo que ellos tienen, en base a una auteridad que es un austericidio planificado. Esta mentira se debe a que los países desarrollados, ya no tienen recursos propios y sin nosotros no sobrevivirían ni 15 días. Supongamos que pudiéramos cerrar con una valla su periferia terrestre y aérea y que debieran abastecerse por ellos mismos.

 No podrían. Y es por eso, que nos ayudan a morir con enfermedades que ellos mismos provocan, mediante guerras, hambre o envenenándonos con medicamentos y alimentos con agrotóxicos, con fumigaciones aéreas de bario y aluminio, mediante chemtrails, también usando el Haarp, instalado en Alaska. nos provocan inundaciones , terremotos, etc

¿Por qué ocurre esto? Porque los países desarrollados ya agotaron sus materias primas, sus minerales, su energía, el agua y sus reservas no son suficientes para mantener el nivel de vida de sus sociedades. Necesitarían 3 o 5 planetas igual a este, para poder sobrevivir. 

Pero el nuestro ya se está agotando y esos países, como Dubai, EEUU, la Unión Europea,etc, necesitan de nosotros, los pueblos del subdesarrollo, para que les entreguemos lss riquezas mineras, acuíferas, los campos de cultivo, que les recibamos su basura tóxica, para enterrar en nuestros territorios.

 Pero además, todo esto debe hacerse con nuestra propia mano de obra esclava. Además tenemos que estar dispuestos a morir porque como sabemos, hay superpoblación mundial, de modo que hay que envenenar sus alimentos con glifosato, sus medicinas con drogas o vacunas que maten, crear enfermedades incurables, es decir, hay que provocar la reducción de la población, con armas de guerra u otras invisibles. 

Hay que hacer muros, para que no pasen a sus territorios, o sea, cerrar las fronteras. El Capitalismo salvaje es una economía caníbal. 

Necesitan todo de los demás países y tiene que haber en ellos, pobreza, mano de obra barata, sometimiento, explotación humana, en una pañabra hambre. Por eso es que cuando Macri, Temer o cualquier otro presidente puesto por neoliberalismo, dice que la economía va a crecer, disminuyendo el consumo, ganando bajos sueldos mediante la flexibilización laboral o provocando desempleo, o sea, generando pobreza y hambre, lo que están haciendo es una gran estafa, basada en mentiras. 

No van camino al crecimiento sino que nos están mintiendo a sabiendas, para servirse personalmente de los favores de esos poderes mundiales, en su propio beneficio.

Pretenden sosegar al pueblo argentino, una vez más, después de los 30.000 desaparecidos que nos costó la lucha para derrocar a los militares del plan Cóndor., otro azote que creímos haber superado al disfrutar de un período de 12 años de gobierno progresista, hasta que los verdugos de siempre, volvieron para marcarnos la cancha. 

Primero fue Honduras, luego Paraguay, con artilugios que lucían cuasi legales, hasta que dieron el golpe maestro a Brasil. 

Lo curioso es que usan los resortes constitucionales y el accionar de las fuerzas opositoras, invirtiendo gran cantidad de dinero en torcer voluntades y lograr sus propósitos.

 Una vez que entran en el Gobierno, aún por medio de cualquier ilegalidad o fraude, ya no se irán. Los imperios invasores, garantizarán por la fuerza de las armas y el dinero, que se quedarán allí, a como dé lugar.

Hoy vemos a Maduro y a su pueblo resistir a estos movimientos promovidos desde el exterior, que mueven montañas de poder en lo económico para provocar estallidos sociales, o enfrentamiento que permitan la intervención de EEUU para custodiar una democracia, que desconocen en su propio país, pero que usarán de pretexto, en esta cadena de dominación que se han propuesto EEUU, Israel, Gran Bretaña y la Unión Europea.

Mauricio Macri, está llevando a cabo el hundimiento de nuestro país en tiempo record. La droga cruza en vuelos razantes de las avionetas desde países limítrofes, a la vista de todos. La delincuencia, ha aumentado increíblemente, debido a la desocupación, la pobreza y el hambre. 

Hubo en lo que va del año 77 secuestros extorsivos.Los comedores populares son sostenidos por el pueblo, con ayuda de donaciones de la iglesia, supermercados y voluntarios conmovidos ante el sufrimiento de los niños que carecen de comida. 

Los adultos, se abastecen de comida de los grandes basurales que hay en las grandes ciudades. Robos, asaltos y femicidios, propios del estado demencial que provoca la droga, la desocupación y la miseria. Las Pymes, la industria, los comercios han caído a pique y están cerrando sus puertas, generando más despidos masivos. 

En síntesis,la población mundial debe reducirse. Los pobres deben desaparecer.Sólo quedarán los necesarios para la nueva esclavitud del siglo XXI. ¿ Está claro? Basta de populismos, dicen.

Por eso, los comedores escolares, no funcionan. Los niños piden limosnas en las calles. El pueblo resiste, en masivas manifestaciones pacíficas. No obstante, la represión ha comenzado a actuar, con mucha violencia.

Los docentes son un ejemplo de esta lucha por la educación pública y gratuita. El futuro es desolador. La gente desconcertada, aturdida por los medios de comunicación, que pretenden lavarles el cerebro con la pesada herencia que le dejaron los Kirchner. 

El odio se fomenta por esos medios hegemónicos que mienten y mienten, permanentemente, como el presidente y sus ministros.

 Una mafia que tomó el poder y se prepara para un fraude electoral, ya denunciado por la Juez Servini de Cubría, que alertó sobre un retoque de padrones por orden de Macri.

 Un presidente que gobierna por decretos de necesidad y urgencia, presiona a los jueces y procesa a sus opositores, inventándoles causas falsas, ya hay dos presas políticas de la Tupac Amaruc y una es Milagro Sala.

 Mientras tanto, en el país de las vacas gordas, dos de cada diez niños pasan hambre. La corrupción alcanza a todos los políticos, a los tres poderes, a la CGT que ya no representa a los trabajadores, quienes son los únicos que resisten en esta contienda de vida o muerte. Sí señores, así será, si no queremos ser esclavos. 

El arma más poderosa en su contra es “Paro por tiempo indeterminado” hasta que se vayan nuestros gobiernos títeres del Capitalismo caníbal.

He querido darles un panorama para abrirles los ojos a quienes todavía no han sido sus víctimas, pero que pronto lo serán. No dejen de luchar, estén preparados para darles batalla, porque de ésta, no nos salva nadie. 

Y no hay plan B. Es hora que despertemos, latinoamericanos.

http://jmalvarezblog.blogspot.com/2017/04/hambre-desocupacion-y-pobreza-en.html