22 de abril de 2017

Elián González. Joven estudiante cubano.

El 22 de Abril del 2000 el Departamento de Justicia de EE.UUda orden para que Elián Gonzalez, sea sacado por la fuerza de la casa de los secuestradores en Miami y sea devuelto a su padre en Cuba.

"Fidel Castro para mí es un padre. No profeso ninguna religión, pero de hacerlo, mi dios sería Fidel Castro.


 En un momento de mi vida, muy pequeño se me hizo una entrevista acerca de lo que significaba Fidel Casto para mí y lo que dije fue que era un gran barco que sabía llevar a su tripulación por un buen camino y eso es lo que sigo creyendo. Fidel Castro lo es todo para Cuba, lo es todo para el mundo porque sin ser, incluso, un Premio Nobel de la Paz nadie ha intermediado más por la paz mundial que Fidel Castro, por eso creo que más que un padre para mí debe ser un padre para el mundo entero. 

Tiene grandes opositores que lo ven como un monstruo, por el simple hecho que Fidel ha traído una nueva alternativa que ha frenado sus intereses de expansión, de conquista, de desarrollo, que ha puesto ante los ojos de la opinión pública mundial que se puede construir una sociedad diferente donde el bienestar del ser humano sea lo principal. Fidel no ha hecho más que traerle un alivio al mundo"


¿Qué crees de la decisión tomada por tu padre?

" Es una decisión de la cual él nunca se ha arrepentido y yo nunca le he reprochado que la haya tomado. 

Creo que fue lo más sabio, fue una decisión siguiendo sus ideales, fue, también, en respuesta a la confianza que depositó Fidel y la Revolución y todo el pueblo de Cuba en nosotros.

 Demostró que los cubanos somos personas de ideales dignos, nobles, honrados, con un gran concepto de familia que no nos dejamos comprar con dinero. 

Se le ofreció mucho dinero, incluso cheques en blanco, a los cuales él se le rehusó por el simple hecho que lo que deseaba era estar junto a su familia. 

El imperio no puede tergiversar los ideales, ni la causa, diciendo que mi papá regresó porque quedaba parte de la familia, ya que la dirección de la Revolución le dijo que si lo que deseaba era quedarse en Estados Unidos se le sacaba pasaporte a todo el mundo. 

Yo tenía una cotorrita y en esa oportunidad a mi papá se le dijo que si su decisión era no regresar hasta a la cotorra se le hacía pasaporte. 



Esto demuestra que la idea de la Revolución no era tenernos en Cuba bajo obligación, en contra de nuestra voluntad. Tal vez las personas piensen que mi papá se hizo revolucionario en ese momento. 

Desde muy joven perteneció a las filas de la Unión de Jóvenes Comunistas y se desempeñaba como Secretario de su Comité de Base. 

Él para ese momento ya era militante del Partido, es decir no era una persona desvinculada de las tareas del país, como algunos creen.

 Si él lo que quería era bienestar para su hijo, después de lo que yo había vivido, tomó la mejor decisión porque donde mejor podía estar un niño, en cualquier parte del mundo, era en Cuba. Iba a tener la mejor educación, los mejores tratos, el cariño más sincero."

Elian en entrevista para La Joven Cuba.

Elián González. Joven estudiante cubano. 

Cuando tenía apenas seis años, en noviembre de 1999 fue secuestrado por contrarrevolucionarios en Miami con el apoyo de familiares lejanos. 

El incidente se produjo tras ser rescatado por pescadores norteamericanos, completamente solo y aferrado a un Neumático de Automóvil, días después del Naufragio en que pereció la madre y otros tripulantes de la embarcación en que pretendían ingresar ilegalmente en Estados Unidos.

Fue devuelto a Cuba bajo la tutela del padre siete meses después, el 28 de junio del 2000, tras un largo proceso judicial, violatorio del derecho internacional y de las propias leyes norteamericanas, pues ambos reconocen que la jurisdicción sobre estos casos corresponde sólo a los tribunales del país de origen.

Nació en Cárdenas, el 6 de diciembre de 1993. El 22 de noviembre de 1999, la madre intentó salir ilegalmente de Cuba en una embarcación con rumbo a Estados Unidos estimulada por la Ley de Ajuste Cubano. 

El Naufragio de la embarcación en que viajaban provocó la Muerte de once de los ocupantes excepto Elián y dos personas más. 

El niño fue rescatado por pescadores, estaba aferrado a un neumático, y fue conducido a territorio norteamericano.

Luego de recibir atenciones médicas, el menor fue puesto al cuidado de Lázaro González, su tíoabuelo paterno residente en Miami, que poco después, en abierta complicidad con la mafia anticubana, se opuso a todo intento de retornar Elián a Cuba.

El padre de Elián, Juan Miguel González, que desconocía la salida de su hijo de Cuba, solicitó de inmediato su repatriación, acto que fue respaldado por el gobierno de Cuba y todo su pueblo.

Ante la oposición de los parientes lejanos de Elián a que éste regresara a su país, el Servicio de Inmigración y Naturalización (INS) de Estados Unidos reconoció, el 5 de enero de 2000, el derecho de patria potestad de Juan Miguel sobre su hijo.

La decisión fue respaldada por la Fiscal General de los Estados Unidos Janet Reno y el presidente William Clinton y se fijó entonces el retorno del niño antes del 14 de enero. 

Pero los parientes y los grupos anticubanos de Miami apelaron la decisión y llevaron el caso ante los tribunales norteamericanos.


El 21 de enero, las abuelas de Elián viajaron a Estados Unidos a buscar a su nieto. 

Cinco días después, como resultado de múltiples gestiones, fue que pudieron verlo, pero apenas por unas pocas horas, y tuvieron que regresar solas a Cuba.

Ante el silencio de las autoridades norteamericanas, el 5 de diciembre jóvenes de las Brigadas Técnicas Juveniles (BTJ) protestaron frente a la Oficina de Intereses de Estados Unidos en La Habana (SINA), por la retención del niño.

La acción fue el preludio de lo que más tarde resultaría una ola de manifestaciones multitudinarias, entre marchas de cientos de miles de personas y combativas tribunas abiertas en distintas ciudades del país y el inicio de la Batalla de Ideas.

El padre de Elián, Juan Miguel González viajó el 6 de abril a Washington, pero no fue hasta 16 días después que pudo reunirse con su hijo tras un operativo federal que rescató al niño de manos de los secuestradores.

Las maniobras llegaron al Tribunal de Atlanta, que en dos instancias rechazó las demandas de asilo político para Elián, no así un interdicto que impedía su regreso.

El lunes 26 de junio el Tribunal Supremo de los Estados Unidos en sólo dos días solucionó un caso que duraba más de 7 meses y negó todos los recursos legales a los secuestradores. 

El 29 de junio el niño y su padre regresaron a Cuba.

En julio de 2010, Elián realizó declaraciones públicas en las que agradecía a los pueblos de Cuba y Estados Unidos por haber logrado su liberación y apoyado a su padre Juan Miguel en todo momento; también declaró no guardarles rencor a sus parientes de Miami, a pesar de haber sido protagonistas del secuestro

0 comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio