miércoles, 15 de marzo de 2017

Israel podría atacar a Hezbolá tras fracasar en Siria


El régimen de Israel podría recurrir al plan B después de su fracaso en apoyar a los grupos terroristas que operan contra el Gobierno sirio.

Después de las derrotas de los grupos ‘rebeldes’ y las bandas terroristas frente a las fuerzas sirias, el régimen de Tel Aviv para crear al ‘Gran Israel’ podría adoptar el plan B que constituye en fijar la mirada en El Líbano, ha afirmado la excongresista estadounidense Cynthia McKinney, citada este domingo por el portal Russia-insider.

Ha añadido que de ver fracasado sus planes en Siria, el ejército israelí está ultimando sus preparativos para atacar al Movimiento de la Resistencia de El Líbano (Hezbolá).

El liderazgo de Hezbolá, ha subrayado la fuente, es muy consciente de que el régimen israelí podría pensar que nunca habrá un mejor momento para lanzar una ofensiva contra Hezbolá, ya que los combatientes del movimiento libanés están luchando contra los terroristas en Siria.

Sin embargo, Hezbolá todavía está muy concentrado en una posible confrontación con Israel, pues, ha desplegado muchos de sus principales combatientes y equipos de misiles antitanque y unidades de cohetes en la frontera con los territorios ocupados.

Cabe señalar que el presunto “Gran Israel” consiste en un área que se extiende desde el valle del Nilo hasta el Éufrates.

Estas declaraciones tienen lugar días después de declaraciones cruzadas entre el régimen de Israel y Hezbolá. Recientemente, el secretario general de Hezbolá, Seyed Hasan Nasrolá, ha amenazado con atacar el reactor nuclear israelí de Dimona, en respuesta a una eventual agresión del régimen usurpador.

Los funcionarios de inteligencia israelíes han advertido en varias ocasiones de que Hezbolá ya no es el mismo de hace una década y ahora podría sorprender a Israel con un ataque masivo en represalia por los crímenes que cometen contra el pueblo libanés.


Ante el desarrollo de las capacidades de Hezbolá, un alto mando de las fuerzas de guerra del régimen de Israel (IDF, por sus siglas en inglés) anunció en enero que las fuerzas israelíes han tenido que cambiar sus tácticas e incluir una serie de maniobras militares y simulacros de guerra defensiva en el norte de los territorios ocupados palestinos.