5/5/17

"La luna de miel de EEUU y Ucrania se acabó"

Washington está profundamente decepcionado por la ausencia de reformas y el aumento de la corrupción en Ucrania, según declaró el director del Instituto de Análisis y Gestión Política de Ucrania, Ruslán Bórtnik, en una entrevista con el portal Lenta.ru.

Washington se había planteado anteriormente reducir en un 68,8% la ayuda financiera a Kiev. De acuerdo con el politólogo, hay dos razones por las que EEUU sigue esta estrategia.

 Primero, Washington también planea reducir el apoyo financiero a varios otros Estados, concentrando sus recursos en la economía nacional. Además de esto, la corrupción y la ausencia de reformas estructurales emprendidas por parte de Kiev también decepcionan a la Casa Blanca. 

'Enfriamiento de la relación' entre EEUU y Ucrania

"Poroshenko entiende que una nube negra se acerca": revelan cuánto dinero pudo haber enviado a EspañaEn cuanto al nivel de aprobación del líder de Ucrania, Petró Poroshenko, también ha disminuido considerablemente durante los últimos tres años. 

Así, anteriormente era recibido en EEUU y Europa entre aplausos. Ahora, por el contrario, tiene dificultades incluso para lograr reunirse con el nuevo mandatario estadounidense, Donald Trump. 

Este aislamiento de Kiev no significa, sin embargo, que EEUU se haya olvidado de Ucrania.

 Pese a que Washington no está muy contento con Poroshenko, no quiere forzar el asunto hasta las elecciones presidenciales, que se celebrarán en 2019, puesto que no quiere una nueva desestabilización o, lo que es peor, un presidente de ideas prorrusas.

 El hecho es que este país eslavo es una herramienta de enfrentamiento entre Washington y Moscú, declaró Bórtnik.

"Los estadounidenses bromean con que Washington y Moscú van a combatir entre sí hasta el último ucraniano", indicó el experto.

Bórtnik agregó también que "la luna de miel entre Kiev y Washington ya se acabó", y ahora los países están en fase de "enfriamiento de la relación". 


¿Es posible la tercera 'revolución de color' en Ucrania?

Según el analista ucraniano, actualmente es poco probable que ocurra una nueva revolución en el país eslavo, puesto que el Gobierno ucraniano es bastante estable pese a su debilidad. 

Sin embargo, algunas agrupaciones radicales podrían tratar de derrocar al actual mandatario. Bórtnik está convencido de que los revolucionarios no podrán mantenerse en el poder y obtener el reconocimiento de Occidente.


En lo que respecta a la integración europea del país eslavo, así como a la abolición de los visados entre Ucrania y la UE, solo un 30% de la población ucraniana aboga por estas medidas.

 Al mismo tiempo, debido a la escasa participación electoral en Ucrania, estas personas —que son políticamente activas— definen 'de facto' el rumbo político de Kiev. 

El experto subrayó que la mayoría de los que respaldaron la revolución del 2013 está ya decepcionada con lo que apoyaron en su momento, pero se han convertido en rehenes del Maidán, ya que no pueden permitirse renunciar a las ideas por las que murieron centenares de personas. 

¿Volverán las repúblicas de Lugansk y Donetsk al área de influencia de Kiev?


Las repúblicas autoproclamadas del este de Ucrania son cada vez más independientes de Kiev. Así, ya nacionalizaron la mayoría de sus empresas e incluso están trabajando en sustituir la grivna por el rublo.

 Según expresó Bórtnik, esta situación es beneficiosa incluso para las autoridades ucranianas, puesto que la 'retirada voluntaria' de tres millones de votantes no leales permitiría a Kiev cambiar el rumbo político del país de manera más sencilla.

De acuerdo con el analista ucraniano, el único motivo de preocupación para las autoridades ucranianas es la expansión del conflicto armado hacia otras regiones del país eslavo. 


En cuanto al posible acercamiento entre Rusia y Ucrania en el futuro, solo es posible si cambian las élites políticas en ambos países, puesto que los que comenzaron el conflicto no serán capaces de ponerle fin, concluyó Bórtnik.

https://mundo.sputniknews.com/prensa/201705051068936406-kiev-washington-ayuda-poroshenko/