9/4/17

¿Por qué los S-400 no reaccionaron frente al ataque de EEUU en Siria?

El uso de los complejos antiaéreos rusos S-400, S-300 y Pantsir-S1, desplegados en Siria, no es autorizado por Damasco, sino exclusivamente por Moscú. 

Un ataque en respuesta podría haber llevado a un conflicto nuclear, opinaron los expertos, entrevistados por el diario ruso Izvestia.

La firmeza del comandante supremo de Rusia permitió evitar una guerra nuclear, declaró al medio un miembro de la Academia rusa de Ciencias Militares, Serguéi Sudakov.

"La pregunta más importante que se plantea todo el mundo es: ¿por qué los sistemas de defensa antiaérea rusos no derribaron todos estos misiles? (…) 

Pues, si hubiéramos empezado a derribarlos, no nos habríamos despertado esta mañana. 

Porque hoy podría haber sucedido un conflicto nuclear, sería un enfrentamiento entre dos potencias nucleares en el territorio de un tercero", explicó Sudakov.


© SPUTNIK/ DMITRY VINOGRADOV


El uso de los sistemas de defensa antiaérea rusos es controlado únicamente por Rusia y cubre las instalaciones militares rusas, todo lo demás son especulaciones que no tienen nada que ver con la realidad, aseguró el experto militar Vladislav Shuriguin.

"Por lo tanto, periódicamente Israel y Turquía bombardean Siria. Es que nosotros cubrimos nuestro aeródromo y nuestras instalaciones. 

Además, creo que se tomó una decisión política al no derribar estos misiles, porque sería un conflicto entre EEUU y Rusia a nivel de defensa antiaérea", sostuvo el experto.


Ataques y paralelos




Aproximadamente una semana antes del bombardeo estadounidense, una de las bases sirias, donde estaba presente la Fuerza Aérea de Rusia, fue atacada por Israel.

 Entre estos ataques hay paralelos significativos, señaló el experto principal del Centro de Política Actual, Víctor Olévich.

"Israel es un aliado clave de EEUU en Oriente Próximo, que ocupa una posición cercana a EEUU sobre los asuntos sirios. 

Y sus ataques son algo parecidos a la historia de hoy.

 Pueden ser considerados como una especie de ensayo para ver la reacción. 

En este caso, Rusia prefiere dejar la respuesta para el futuro. Moscú va a responder de manera adecuada", explicó el experto.

Mientras que el bombardeo estadounidense de las tropas sirias en la provincia de Deir Ezzor, en septiembre del año 2016, puso fin a los acuerdos alcanzados en Suiza para solucionar la crisis de Siria, el ataque de misiles de hoy ha puesto fin a las esperanzas de Moscú de normalizar las relaciones con Washington, prosiguió Olévich.

© SPUTNIK/ EKATERINA CHESNOKOVA


Según el analista, una serie de cambios de personal antes de la agresión militar contra Siria —por ejemplo, la renuncia de Michael Flynn, que tenía una posición moderada sobre Siria— "muestran que Trump no es capaz de oponerse al 'establishment' estadounidense". 

Al sustituir a las figuras principales de su Administración, que no convenían a los líderes de los partidos demócrata y republicano, el presidente está ahora tomando las medidas que convienen al 'establishment' y los servicios especiales.

Un paso erróneo


© REUTERS/ FORD WILLIAMS/COURTESY U.S. NAVY

Las posibles consecuencias del ataque de EEUU contra Siria"Trump necesita hacer algunos pasos en política exterior, que lo hagan respetar al interior.

 Pero creo se equivocó con este paso. 

No fue decisión suya, sino de sus consejeros, y fue un gran error. 

La cantidad de veces que EEUU violó los artículos de la ONU, invadió y destruyó soberanías extranjeras es incontable. 

Pero lo que vemos ahora es otra agresión que va contra un aliado de dos oponentes bastante serios: Rusia e Irán", observó Sudakov de la Academia rusa de Ciencias Militares.

Con este acto de agresión, Estados Unidos descarta la posibilidad de llevar a cabo unas negociaciones de pleno valor incluso dentro del G20, en el marco del cual se iba a celebrar una reunión entre el presidente ruso, Vladímir Putin, y el mandatario estadounidense, Donald Trump.

"Esto afecta mucho las relaciones ruso-estadounidenses. (…) 

Había esperanzas de unas mejores relaciones con el nuevo presidente que con el anterior. Además, afecta el ya complicado proceso de paz en Siria.

 Ahora también está bajo amenaza", comentó Nikita Smaguin, analista político y editor principal del medio Irán Hoy.

Según el experto, ahora hay que esperar los siguientes pasos de EEUU: si es solo un ataque, es un gran problema, pero las negociaciones pueden continuar. Si Estados Unidos tiene la intención de seguir realizando ataques, es otra historia y las consecuencias pueden ser aún más graves, opinó Smaguin.

Distraer la atención

© REUTERS/ FORD WILLIAMS/COURTESY U.S. NAVY


Con este ataque, Trump encarnó otro escenario, aseguró Serguéi Sudakov.

"Es que la situación en Mosul es catastrófica ahora: grandes pérdidas, muchas víctimas civiles. A Trump le aconsejaron distraer la atención de Mosul con este bombardeo", aseguró el experto.

La hipótesis de que el ataque fue un intento de desviar la atención de la situación en Mosul la apoyó también Smaguin.


"Creo que es muy probable que este factor haya influido en la decisión, pero no creo que sea el único", sostuvo el experto.

En la opinión de Sudakov, "observamos el regreso del 'policía global' que impone su voluntad con el uso de la fuerza".