21 de abril de 2017

El gobierno de Erdogan no es capaz de salir de su aislamiento en Oriente Medio

Los vaivenes de Erdogan despistan al más asentado. Tras unos meses de reencuentro con Rusia, la llegada de Trump le hizo volver sobre sus pasos, con declaraciones de lo más estrafalarias y prácticas aún peores que le conducen siempre al aislamiento, sobre todo en Oriente Medio, donde fue la antigua potencia colonizadora.


Tarde o temprano si Turquía quiere salir del aislamiento, sobre todo respecto al mundo árabe, y hacer algo positivo por sí misma en el mundo, será del brazo de Rusia. Son dos antiguos imperios rivales que estan condenados a entenderse en el futuro. 

El viernes Erdogan y Putin mantuvieron una larga conversación telefónica sobre Siria de la que, naturalmente, no ha trascendido nada oficialmente.

No obstante, el diario turco Yeni Safak asegura que ambas partes hablaron de la importancia de adoptar “medidas conjuntas” para que las negociaciones sobre Siria avancen, en la línea aprobada en Astana y Ginebra.

En el Kremlin se suben por las paredes a causa de las declaraciones de los máximos responsables del gobierno turco, muy alejadas de la diplomacia versallesca.

 Hay quien dice que esas “salidas de tono” son consecuencia del escaso o nulo eco que los turcos tienen en la esfera internacional, sobre todo en Washington, donde les da lo mismo lo que puedan decir en Ankara.

El ministro de Defensa de Turquía propuso un plan a Estados Unidos para atacar Raqqa conjuntamente y evitar que en el operativo intervinieran fuerzas kurdas. La respuesta ha sido el más olímpico de los desprecios. El miércoles el secretario de Defensa de Estados Unidos inicia una gira por Oriente Medio y en su agenda no está visitar Turquía.

Los mentideros diplomáticos dicen que Turquía carece de relieve en la balanza de fuerzas de Oriente Medio y sus incursiones en Irak o Siria se originan por motivos de orden interno (en referencia a los kurdos), más que otra cosa.

Sin embargo, Turquía es muy importante para Rusia. Tiene la llave de la cerradura del Mar Negro y siempre ha sido uno de los muchos vecinos problemáticos que la OTAN le ha puesto delante de las narices. Por lo tanto, Rusia se esfuerza por atraerse a Turquía hacia su lado también por motivos internos más que internacionales.

En la última reunión convocada en Moscú para tratar de Siria, no estuvieron presentes los turcos, seguramente porque tanto los sirios como los iraníes no los quisieron a su lado.

En cuanto al ataque químico de falsa bandera en Idlib, la posición de Turquía fue correcta y se limitó a exigir una investigación que demostrara su autoría. Sin embargo, aprobaron ruidosamente la agresión contra la base aérea de Shayrat y pidieron más bombardeos para echar a Bashar Al-Assad del gobierno de Damasco.

Ahora el ministro turco de Asuntos Exteriores, Mevlüt Çavusoglu, dice todo lo contrario: Ankara está “en la misma longitud de onda que Moscú e incrementará su cooperación para ampliar la tregua alcanzada en Siria”, ha dicho, casi imitando los vaivenes de Trump hacia un lado o hacia el otro.

Podemos pensar que los portavoces turcos son unos bocazas, que tampoco tienen una posición definida sobre la Guerra de Siria, o bien podemos entender sus declaraciones como una reacción a lo que realmente les importa: el apoyo de Estados Unidos a los kurdos en Rojava. 

Quizá a lo que debamos prestar atención no sea a la política exterior turca sino a la interior.

El viernes el ministro del Interior, Süleyman Soylu, mostró su preocupación porque el PKK ya dispone de 11 misiles de nueva generación que almacenará en sus bases del norte de Irak. Una emisión en árabe de Sky News difundió la noticia, añadiendo que cualquier suministro de armas al PYD-YPG en Siria cae en poder del PKK porque ambas son la misma organización. 

Por lo tanto, a quien apoyan los imperialistas es al PKK.

Por su parte, el ministro turco de Interior también mencionó la explosión de un vehículo blindado kurdo que mató a tres policías. Ésta es la preocupación del gobierno turco.

Publicado por Resistencia Popular

0 comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio