sábado, 11 de marzo de 2017

Los 800 niños asesinados por los católicos irlandeses fueron enterrados en fosas comunes


En 2014 se presentó en Irlanda el informe de la comisión de investigación que confirmó la existencia de una fosa común donde reposan los restos de casi 800 recién nacidos y niños asesinados por religiosos católicos cerca de Tuam, en Galway, en una antigua residencia para madres solteras administrada por monjas de la Congregación del Buen Socorro entre 1925 y 1961.

El sacrificio sistemático de los niños se prolongó durante 36 años y el número exacto de infanticidios no se conoce porque aunque en los registros oficiales constan 796 es posible que haya un número aún mayor.

Las fosas comunes se descubrieron en 1975, aunque los medios ocultaron el verdadero alcance de los hechos para proteger a las órdenes religiosas católicas. 

El asunto trascendió cuando una historiadora se puso a trabajar en el horrendo crimen y estableció sus verdaderas dimensiones.

Tras ello se creó una comisión de investigación que acaba de publicar sus conclusiones. 

En el cementerio clandestino se han descubierto dos estructuras subterráneas, una fosa séptica y un hoyo, así como grandes cantidades de restos humanos en al menos 17 de las 20 cavidades que se han analizado.

También se ha descubierto un pequeño número de osarios que han sido removidos para su análisis, aunque la primera impresión es que se trata de los restos de fetos de 35 semanas y de neonatos de edades comprendidas entre los dos y los tres años de edad. Fueron enterrados entre 1925 y 1961, según la datación comprobada mediante la prueba del carbono-14.


Philomena Lee

La residencia religiosa, cerrada en 1961, era uno de los numerosos centros católicos destinados para las madres solteras que había en Irlanda (1), fruto del oscurantismo propagado a lo largo del país por los secuaces del Vaticano durante siglos.

El rasgo distintivo de ese tipo de centros era el alto grado de mortalidad, que no afectaba a las monjas que los administraban sino sólo a los niños.

 Así, la abadía de Sean Ross contabiliza la muerte de 60 niños sólo durante el primer año posterior a su apertura, lo que supone la mitad de los niños acogidos, casi todos de familias muy pobres. 

El niño que falleció con más edad tenía 9 años y el más joven había nacido dos horas antes.

Como en tantos otros países católicos, en Irlanda los centros de acogida de madres solteras también eran un negocio donde las religiosas traficaban con los niños como si fueran mercancía. Vendieron a muchos de los recién nacidos en países fuera de Irlanda.

 El diario IrishCentral estima en 2.000 los niños vendidos sólo por las Hermanas de la Madalena (2). A los demás los mataban de hambre o los dejaban morir.

La película de Stephen Frears relata la biografía de una de aquellas criaturas, Philomena Lee (3). Le secuestraron a su hijo de tres años para venderlo a un matrimonio estadounidense.

La oscura historia de la dominación católica sobre Irlanda se completa con el secuestro de mujeres por las órdenes religiosas para hacerlas trabajar en condiciones de esclavitud en conventos reconvertidos en fábricas para enriquecimiento del Vaticano y los curas.


(1) http://www.dailymail.co.uk/news/article-2645870/Mass-grave-contains-bodies-800-babies-site-Irish-home-unmarried-mothers.html
(2) http://www.irishcentral.com/news/2000-irish-children-were-illegally-adopted-in-us-from-magdalene-laundries-189789961-237563011.html
(3) http://www.parismatch.com/Culture/Cinema/La-veritable-histoire-de-Philomena-et-Anthony-Lee-544610

Publicado por Resistencia Popular

https://movimientopoliticoderesistencia.blogspot.com/2017/03/los-800-ninos-asesinados-por-los.html?utm_source=feedburner&utm_medium=email&utm_campaign=Feed:+MovimientoPolticoDeResistencia+(Movimiento+Pol%C3%ADtico+de+Resistencia)