La intolerancia sofoca a Alemania


Muchos crímenes promovidos por el odio pasan inadvertidos en Alemania o no son penados. 

La Comisión del Consejo de Europa para combatir el racismo muestra una gran inquietud ante la actitud de cierto sector de la población con respecto a la afluencia de inmigrantes y exige reformar todo el sistema de investigación de crímenes perpetrados por motivos racistas, homofóbicos o xenofóbicos.

La estadística oficial no refleja la envergadura real del problema. 

Así lo evidencian en particular las grandes diferencias entre los resultados de las investigaciones de parte de las autoridades y de las realizadas por organizaciones no gubernamentales.

Si la retórica xenofóbica estaba dirigida antes contra los inmigrantes, sobre todo, ahora son los propios expatriados los que se muestran agresivos contra una serie de grupos étnicos y religiosos de la población originaria. 

El periódico Süddeutsche Zeitung obtuvo el texto del informe del Consejo de Europa sobre la lucha contra el racismo cuyos autores, como destacan los periodistas, critican en duros términos a Alemania por no prestar la debida atención a esta causa que nace de la ideología de extrema derecha y que ignora plenamente otras expresiones del racismo y de la discriminación.

 En particular, las manifestaciones antisemitas de círculos musulmanes, y lo que no es del todo común para la patria de los desfiles gais, los ataques contra las persona de orientación no tradicional.

Por lo demás, en los últimos cinco años han ocurridos asesinatos que han conmocionado a Europa, como destacan los informantes, perpetrados por activistas de la clandestinidad nacionalsocialista. 

Comisarios de la UE exigen no solo la investigación de tales crímenes, sino también la renuncia de los funcionarios responsables, así como la reforma de todo el Código Penal alemán. 

Una deficiencia grave de la legislación alemana consiste por ejemplo en que el azuzamiento de la rencilla nacionalista es castigada solo en los casos en que “amenaza al orden público. 

Sin embargo, esto resulta muy difícil de probar y finalmente conduce a la impunidad que es indispensable mantener aparte”, apuntan los autores del informe.

El problema es más que grave. Sobre la base del odio se comete un número considerable de crímenes que en sí se torna una circunstancia perjudicial a la hora del reconocimiento de la culpa. Acabamos de ser testigos de tales fenómenos en Ucrania.

 Pero las imperfecciones flagrantes de las leyes complican la investigación de tales crímenes, indica Kira Sazónova, docente de la Academia de Administración Pública adjunta a la presidencia:

—Si miramos la grave situación, incluso deplorable en Ucrania, veremos que justamente por razones xenofóbicas tiene lugar una cantidad considerable de crímenes. 

Y justamente categorías tales como el odio, la intolerancia, todo lo que denominamos xenofobia es aprovechado activamente para distintas intrigas y objetivos políticos. Esto es siempre muy difícil de investigar y de probar. 

Por doquier, distintas legislaciones con respecto a la xenofobia no tienen estándares internacionales únicos. Este sigue siendo el mecanismo más cómodo y simple de delimitación según el principio de los nuestros y los ajenos, los vuestros y los nuestros. 

Y por más triste que sea reconocerlo, siempre funciona.

La necesidad de tomar medidas contra las manifestaciones del odio, de la xenofobia, del racismo y de otras formas de discriminación induce a legisladores y jueces europeos a entrometerse en el santuario de la democracia: la libertad de expresión.

 El Tribunal Europeo de Derechos Humanos dispuso ya que la tolerancia y el respeto de la dignidad de todas las personas sin exclusión constituyen el cimiento de una sociedad democrática y plural. 

La libertad de expresión es algo bueno, por cierto, pero de ella, o sea de la palabra, hasta los hechos no está lejos. 

Lógicamente que el asunto consiste solamente en ver quién va a determinar el grado de tolerancia. 

Y es que, lo que para unos puede parecer una broma inocente, para otros será un horrible insulto.

http://spanish.ruvr.ru/2014_02_28/Alemania-un-antro-del-odio-9777/

0 comentarios:

Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio