30 marzo 2010

Nicaragua: Andrés Castro.. Heroe............Pero Humano



 

10 años después de la independencia de Centroamérica, en medio del desorden de Nicaragua como República, librándose de las influencias de México ya Por el año de 1831 nació Andrés Castro en la ciudad de Managua.

Era hijo legítimo de Regino Castro y de Javiera Estrada, de las familias autóctonas de Managua. 

De regular estatura, color moreno. Desde sus primeros años le gustó la cuestión militar, empleo más fácil de la época, y a los 23 años se enroló en las filas de don Fruto Chamorro

Luego pasó a las filas del general Tomás Martínez. Siempre fue arrojado en los hechos de armas, y principalmente en la acción librada el 21 de octubre de 1855, en Tipitapa, donde fue ascendido al grado de sargento.

Le gustaba tocar la guitarra y entonaba canciones de aires alegres, propias de los campesinos; cultivaba la tierra con dedicación y ahínco.

Cuentan que su forma de atraer a las mujeres, de las cuales el decía caían como mosca en sus manos y todas las versiones sobre su muerte indican que le gustaba observar a las mujeres como un deleite particular, incluido una versión no oficializada por nadie de que murió por un acto o intento de violación sexual

En el parte oficial de José Dolores Estrada se hace constar que “El valiente soldado Andrés Castro, cuando le faltaron tiros para dispararlos con su rifle de piedra de chispa, con una de las piedras del corral le quitó la vida a uno de los americanos, asaltantes del corral de madera de la hacienda San Jacinto, levantando el ánimo de los patriotas nicaragüenses, testigos de tan importante hazaña”. Andrés Castro recibió un balazo en una pierna, que lo dejó renco para toda la vida. Cuando este combate, tenía 25 años.

Castro adquirió una finquita situada en los alrededores de Managua, cerca del antiguo Hospital El Retiro. En diciembre de 1856 contrajo matrimonio con una joven capitalina llamada Gertrudis Pérez. De esta unión matrimonial hubo dos frutos. La hija mayor se fue a la República de Costa Rica. Allí se casó. Se llamaba Esmeralda.

El general José Dolores Estrada acostumbraba visitarlo cuando vivía en Managua en su casa de habitación, que quedaba en una esquina a una cuadra al Poniente del Banco Nacional. Enfrente había una pulpería llamada “Selva”.

Alrededor de la mesa-comedor se agrupaban, y se ponían a contar cosas de la Guerra Nacional, mientras tomaba pinol de una jícara bien labrada. Se cuenta que en esta su casa dio de vivir a un matrimonio joven.

El marido se llamaba Eusebio García, y comenzó a sentir celos, por los cortejos constantes de Castro a su joven esposa.

Un día de tantos le hizo cargos, y Andrés Castro le contestó en aquel su lenguaje sencillo, por tradición se sabe que hubo el siguiente diálogo: “Ideay, hombré. Teniendo yo mi ‘Trompuda’ para qué voy a enamorar a tu ‘Trompuda’ ”. Pero el marido se dio por ofendido y no le creyó.

Un día, Andrés Castro Salió a una finca en las Sierras de Managua, el hombre lo espió y le dio muerte, atacándolo por la espalda.

Así murió en 1876 uno de los héroes nacionales. Fue enterrado en el Panteón de San Pedro, cerca del Parque 11 de Julio de Managua.

El gobierno estuvo pasando una pensión a su viuda hasta que ésta murió. 

En el kilómetro 40 de la Carretera Panamericana está el Monumento consagratorio de la valerosa acción del sargento Andrés Castro. Luce airoso su gesto a la entrada de la histórica Hacienda San Jacinto…pero fue un gesto privado de estudiantes de la época no de ningún gobierno

Falleció de forma violenta, indican diversas versiones, y una dadivosa que informan que fue por enfermedad, pero no hay nada que lo sustente. Una las primera de las tres versiones que existen sobre la muerte de Andrés Castro es que en 1876. Managua, Nicaragua. El héroe y soldado Andrés Castro se dirigía a una finca ubicada en Las Sierras de la capital, cuando Eusebio García lo sorprendió y le dio muerte a machetazos por la espalda, por temas pasionales y así lo relata un historiador

Otra versión habla de que el escenario fue una cantina cuando ambos se encontraban en una cantina, al calor de los tragos, García levantó cargos a Castro, y éste no se quedó callado por lo que respondió negando la acusación. A García no le pareció y decidió espiarlo para matarlo.

Por su parte otro historiador sostiene que lo mataron durante una pelea en una cantina. Quien lo mata es el esposo de una joven a la que supuestamente él había “cortejado”, aunque desconoce el nombre. Esta versión es muy parecida a la anterior.

La última, que se divulga en un texto del Instituto Nicaragüense de Cultura, dice que el héroe patrio murió diez años antes, en 1866 cuando el país fue asolado por una epidemia de cólera. Según esta versión, Castro muere víctima de la enfermedad a los 35 años.

Los restos de Andrés fueron sepultados sin pena ni glorias en el Cementerio San Pedro, frente donde hoy es el edificio del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS).

Treinta años después se inició una “reducción” en el terreno del camposanto para construir avenidas en la vieja Managua. Por lo cual sus familiares trasladaron sus restos a una comarca ubicada entre San Jacinto y Tipitapa pero se desconoce el nombre de la comunidad y los motivos por los cuales decidieron trasladarlo.

Castro es héroe al mando del general José Dolores Estrada, el ejército de 160 hombres entre ellos 60 indios flecheros se enfrentaron contra 300 filibusteros al mando del teniente Byron Cole, que deseaba hacer realidad los sueños de William Walker:
apoderarse de Nicaragua y posteriormente de Centroamérica.

Durante el combate, Castro realizó su gesta heroica. Al no poder cargar su fusil de piedra de chispa, utilizó una de las piedras de la casona y mató a uno de los filibusteros que deseaba saltar la trinchera.

Los filibusteros huyeron al escuchar en la retaguardia el griterío de los patriotas junto al galope de las bestias. El ejército los siguió hasta alcanzarlos en la Hacienda San Ildefonso, donde mataron al teniente Byron Cole.

El Ejército del Septentrión sufrió 28 bajas entre heridos y muertos, y los filibusteros 35 muertos y 18 prisioneros. Durante el combate, Castro recibe un balazo en una pierna que lo dejó renco para toda su vida.

- Antes de 1955 Castro era uno de los tantos héroes olvidados, por lo que el intelectual Guillermo Rothschuh Tablada y un grupo de estudiantes del Instituto Ramírez Goyena iniciaron la tarea de rescate. Su acción fue incluida en la celebración de las fiestas patrias.

-“A punta de una colecta nacional, nosotros conseguimos erigir el monumento de Andrés Castro, en la Hacienda San Jacinto en el propio centenario de la batalla”, afirmó el entonces estudiante. La estatua fue elaborada por la escultora Edith Grown, quien utilizó como modelo a un obrero que se desconoce en la historia.

El Estado de Nicaragua, sin embargo, reconoce a Castro como Héroe con la Revolución Sandinista en una declaración del entonces Consejo de Estado, cuyo parte del texto es el siguiente;


DECLARACION DE HEROES NACIONALES A ENMANUEL MONGALO, ANDRES CASTRO Y JUAN SANTAMARIA

Decreto No. 1123 de 20 de octubre de 1982

Publicado en La Gaceta No. 251 de 27 de octubre de 1982

LA JUNTA DE GOBIERNO DE RECONSTRUCCION NACIONAL DE LA REPUBLICA DE NICARAGUA

en uso de sus facultades y con fundamento del Arto 23 del Decreto No. 388 del 2 de mayo de 1980,

Hace saber al pueblo nicaragüense:

UNICO:

Que aprueba las reformas hechas por el Consejo de Estado en su sesión ordinaria número diecisiete del nueve de septiembre de mil novecientos ochenta y uno al Decreto que declara Héroes Nacionales a Enmanuel Mongalo, Andrés Castro y Juan Santamaría, el que ya reformado íntegra y literalmente se leerá así:

Considerando:

I

Que en la gran lucha emprendida por el pueblo nicaragüense para librarse de la dominación y el vasallaje impuestos por las agresiones de nuestra soberanía, nuestra nacionalidad y aún de nuestra existencia como República, ha habido destacados combatientes, verdaderos hijos del pueblo, que no dudaron en ofrecer sus vidas por la defensa de nuestra Patria;

II

Que la intervención filibustera de 1855, que trató de arrebatar la soberanía a Nicaragua y a los demás países de Centroamérica, fue rechazada gracias al heroísmo y la entrega de humildes hijos del pueblo, artesanos como Andrés Castro, maestros de escuelas como Enmanuel Mongalo y campesinos como Juan Santamaría, venido de Costa Rica a luchar contra el invasor;

III

Que el pasado mes de septiembre se conmemoró el ciento veinticinco aniversario de la jornada heroica conocida como "Guerra Nacional" emprendida por los auténticos hijos del pueblo en contra del filibusterismo expansionista norteamericano.

POR TANTO:

Según Domingo Trinidad Castro Laguna se declara sobrino nieto de Andrés Castro. Nació en Managua un 15 de mayo de 1898, exactamente del Palacio Nacional una cuadra abajo.

De acuerdo a don Trinidad, a Andrés lo mataron camino a Jocote Dulce, donde tenía una finquita y ahí llegaba a sembrar. “Cuando sucedió el caso su esposa se fue para Costa Rica y nunca regresó”

Hay quienes dicen que siempre conoció de lo mujeriego que era Andrés Castro. Otros en una historia difusa, hablan del apoyo gubernamental de entonces, pero tanto como su muerte, que le forjaron dudas de cómo sucedió, igual el futuro de su esposa, es poco conocido.

Lo único si, que en la época, él era reconocido por su hazaña y eso le trajo fama y con ello mujeres y él que no administró esa proyección, apoyó a terminar con su vida.

Osó a aspirar a mas y mas damas, pero en el menor de los casos, si es cierto, una simple diarrea lo mató, en ese entonces “la enfermedad del cólera” que no le preguntó si era héroe, si sabía que era simplemente humano y moría.

15 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio