lunes, 19 de junio de 2017

¿Thorium en Venezuela?

Algo sorprendente sucede en Venezuela.

En el programa Dossier dirigido por el corresponsal de Guerra Walter Martínez al parecer el país suramericano cuenta con recursos minerales y naturales de un valor extraordinario bajo su superficie, minerales que jamás se hubiesen pensado que existieran, ya no solo es la primera reserva de petróleo del mundo con más de 490 mil millones de barriles de crudo superior a la mitad de todos los países del medio oriente unidos, la segunda reserva de Gas del planeta, la primera reserva de Oro del mundo con más de 11 mil toneladas bajo su superficie, el segundo caudal de agua dulce más grande de la tierra, la segunda reserva de Coltán (oro azul o mineral de la muerte), la segunda reserva de Uranio del mundo, y para mayor sorpresa se ha detectado la reserva de Thorium más grande sobre la faz de la tierra cuyo tamaño es 2 veces superior a la reserva de petróleo que cruza la mitad del país.

Este sorprendente mineral es 90% más poderoso que toda la energía que produce el Uranio en una explosión nuclear, se estaría hablando del mineral que permite la evolución del poder de las armas nucleares más poderosas ya existentes. 

 El descubrimiento pone en mayor alerta al país Bolivariano ya que este ultimo hallazgo podría signficar el principio de una agresión de mayor escala contra la nación por parte de la mayor potencia armada y sedienta de poder EE.UU.

Torio: ¿el combustible nuclear del futuro?



El torio es un elemento químico, de símbolo Th y número atómico 90, de la serie de los actínidos. Se encuentra en estado natural en los minerales monacita, torita y torianita. En estado puro es un metal blando de color blanco-plata que se oxida lentamente. Si se tritura finamente y se calienta, arde y emite luz blanca.1

El torio pertenece a la familia de las sustancias radiactivas, si bien su periodo de semidesintegración es extremadamente largo. Su potencial como combustible nuclear, como material fértil, se debe a que presenta una alta sección eficaz frente a neutrones lentos (térmicos), derivando en protactinio-233, que rápidamente se desintegra en uranio-233, el cual es un isótopo fisible que puede sostener una reacción nuclear en cadena. Esta aplicación todavía está en fase de desarrollo.

http://horadecambios2006.blogspot.com/2017/06/impactante-se-hace-el-hallazgo-mas.html