17/5/17

México se está convirtiendo en un “cementerio de periodistas y no hacemos nada”.

Al menos 200 comunicadores se reunieron este martes a las afueras de la Secretaría de la Gobernación en repudio por la muerte del fundador del semanario sinaloense Ríodoce, Javier Valdez, y para exigir a los periodistas del país la unión ante el incremento en los asesinatos de colegas.

“No nos callarán, justicia a Javier”, gritaron los manifestantes por cerca de día horas.

Luego de que ayer fuera asesinado a balazos en la capital sinaloense el también escritor y corresponsal de La Jornada y de la agencia AFP, comunicadores pidieron que las voces del periodismo no se callen y que, por el contrario, se articule un grupo de acción.

En el mitin, que comenzó alrededor de las 19:00, los comunicadores invitaron a todos los medios de comunicación a continuar con más fuerza su labor y solidarizarse con la grave situación que padece el gremio.

También te recomendamos 




“Esta sangre que se derramó nos está salpicando a todos, nos incita a una cosa: a seguir luchando con la frente en alto y a no callar”, dijo María Herrera, madre de un sinaloense desaparecido y que trabajó con Javier.

Según explicó Neftalí Granados, miembro del Colectivo para el Derecho a la Comunicación, una de las organizaciones que convocaron a la protesta, se prevé el lanzamiento de una convocatoria para consolidar un grupo de periodistas que en conjunto con organizaciones sociales y activistas demande acciones de seguridad para el gremio.

Portando veladoras y flores blancas, los comunicadores también demandaron y ofrecieron un homenaje a los siete periodistas asesinados en el país en lo que va del año.

Además recordaron a los más de 100 comunicadores que han muerto a causa de su labor desde el 2000.

Igual hicieron un llamado a las empresas de comunicación a ofrecer garantías en el ejercicio de su trabajo, ya que, denunciaron, es común que el periodismo se ejerza sin condiciones de seguridad física y sin seguridad social.

México se está convirtiendo en un “cementerio de periodistas y no hacemos nada”, reclamó Javier García, comunicador de Nayarit amenazado de muerte.

Además informaron de la reunión que un grupo de reporteros, en compañía de la organización Artículo 19, sostuvo esta tarde con el subsecretario de Derechos Humanos de la Segob, Roberto Campa Cifrián.

De los resultados de ese encuentro los periodistas destacaron que el presidente Enrique Peña Nieto “finamente reconoció los constantes asesinatos de comunicadores”, por lo que se comprometió a emitir un comunicado al respecto.

“Por fin se acuerda el presidente que hay decenas de periodistas asesinados y lo que manda es un tuit”, deploraron los inconformes.

“Tenemos que hacer que las autoridades se comprometan a hacer su trabajo.

No esperemos que hagan nuestro trabajo, tenemos que hacerlo nosotros”, pidió Jorge Meléndez, uno de los reporteros presente en el diálogo con Segob.

Por su parte Témoris Grecko, colaborador de Proceso, resaltó la petición que hicieron a Campa Cifrián, en el sentido de que un organismo internacional acuda a México a inspeccionar el sistema de justicia y se haga cargo de las investigaciones de los periodistas asesinados.

Luego detalló que la propuesta está disponible en el sitio de Change.org y que hasta el momento suman más de 10 mil firmas de respaldo a la petición.

En el mitin, reporteros de medios locales compartieron sus vivencias y narraron las continuas amenazas que han recibido en el ejercicio de su labor.

En el acto también estuvieron presentes Lydia Cacho, Luis Hernández Navarro, Carmen Aristegui, Denise Dresser y Mardonio Carballo, entre otros

Al final del mitin se proyectaron imágenes de los periodistas asesinados y fragmentos del trabajo de Valdez Cárdenas.

“Hemos tenido que documentar nuestra propia vida después de ser perseguidos por la verdad… También esto es la vida… Queremos un país mejor… Quiero vivir, trabajar y sentir”, dejó escrito Valdez en uno de sus textos.