6/4/17

"Todos los precursores químicos salieron de Siria en 2014 con ayuda de EE.UU."


Todos los precursores químicos existentes en Siria fueron retirados del país a mediados de 2014 con la asistencia de EE.UU., ha recordado este jueves el director del Departamento para la No Proliferación y el Control de Armamento de la Cancillería rusa, Mijaíl Uliánov, informa RIA Novosti.

"La carga principal entonces recayó sobre Damasco y Rusia, pero los estadounidenses también hicieron una contribución importante. La cooperación ruso-estadounidense en la salida de productos químicos de las fronteras de Siria fue, en general, bastante exitosa", ha explicado.

Las declaraciones de Pence, "sin fundamento"

Asimismo, Uliánov ha afirmado que la acusación del vicepresidente de EE.UU., Mike Pence, a Moscú y Damasco por no haber cumplido supuestamente con su obligación de destruir el arsenal nuclear sirio carece de fundamento.


"En este caso no se trata tanto de una irresponsabilidad, como de un insuficiente conocimiento de la materia"

Mijaíl Uliánov, director del Departamento para la No Proliferación y el Control de Armamento de la Cancillería rusa

"No quisiera malas palabras, especialmente en relación a la segunda persona en la jerarquía de América, pero creo que en este caso no se trata tanto de una irresponsabilidad, como de un insuficiente conocimiento de la materia", ha afirmado el representante de la Cancillería.

 "La nueva Administración estadounidense solo ha comenzado a revisar su política recientemente (…) no hay ningún fundamento para declarar que el acuerdo entre EE.UU. y Rusia (sobre la destrucción de armas químicas sirias) de 2013 no ha funcionado", ha añadido.

"Es prematuro acusar a Damasco"

El representante de la Cancillería rusa ha afirmado que desde EE.UU. están intentando culpar a las autoridades sirias de ocultar parte de su arsenal químico. 

"Pero este tipo de acusaciones tienen que demostrarse fehacientemente y a los estadounidenses esto no les sale", ha apuntado Uliánov, añadiendo que culpar a Damasco es, cuando menos, "prematuro". 

"Primero es necesario llevar a cabo una investigación de calidad", ha concluido.

Un niño sirio de Idlib es trasladado por médicos turcos que visten trajes de protección química a un hospital de la ciudad de ReyhanliFerhat DervisogluReuters

De acuerdo con los datos del Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, el ataque en Jan Sheijun llevado a cabo este martes se ha cobrado la vida de 58 personas. La Coalición Nacional para las Fuerzas de la Revolución y la Oposición Siria eleva el número de víctimas a 100 personas ―entre ellas 25 niños y 15 mujeres― e informa sobre 400 heridos, citando datos de la Dirección de Salud de la provincia de Idlib.

El presidente de EE.UU., Donald Trump, y el secretario de Estado del país, Rex Tillerson, han atribuido la responsabilidad por el "ataque químico" al Gobierno de Bashar al Assad.

El Ejército sirio niega rotundamente el uso de materiales químicos o tóxicos en la localidad y responsabiliza del ataque a los grupos terroristas que operan en la zona.

Por el momento, ni la ONU ni la OPAQ han reportado los resultados de su investigación del ataque.