[Latest News][6]

Nicaleaks

10 Razones psicológicas por las que las personas se unen a los Cultos.

Desde la perspectiva de un extraño, es muy difícil imaginar por qué alguien se uniría a un culto por su propia voluntad. 

Hay miles de cultos en existencia, con millones de miembros en todo el mundo. Según múltiples psicólogos y sociólogos, no hay ningún estereotipo del tipo de persona que se uniría a un culto. 

De hecho, podría ser cualquiera de nosotros, si no estuviéramos alerta para evitar que esto suceda.

10 Seductor proceso de reclutamiento.

Según un artículo escrito para la American Psychological Association por el Dr. Philip Zimbardo, no hay algún "tipo" de persona que se une a un culto. 

De hecho, muchas de estas personas son bien educadas, sensatas y lógicas. Afirma que cualquiera, bajo las condiciones adecuadas, podría ser convencido de unirse a un culto.

Por lo tanto, en lugar de culpar a las víctimas, insiste en que la gente necesita centrarse en cómo el fundador de la organización logró ser tan seductor, que reclutó a sus seguidores en primer lugar. 

Lo más probable es que un culto promete resolver un problema en la sociedad del que nadie más está ofreciendo una solución. 

Los cultos también ofrecen un estilo de vida muy estructurado, con respuestas absolutas sobre lo que está bien y lo que está mal. 

Por lo general son muy abiertos, cariñosos y acogedores. Casi nunca hay evidentes banderas rojas para advertir a la gente que pueden terminar sin querer en un culto. Cuanto más tiempo permanezcan, reciben más promesas de salud, riqueza y bienestar. 

9 Depresión post-ruptura amorosa.

Casi todos los que han terminado una relación romántica pueden relacionarse con las emociones positivas y negativas que van junto con este nuevo capítulo en la vida. Algunas personas le hacen frente buscando una nueva relación muy rápidamente, mientras que otros celebran su nueva independencia. Algunas personas, sin embargo, se unen a un culto. La Dra. Alexandra Stein señala que un hilo común es que las personas están en un período de transición en sus vidas. 

La Dra. Stein, que creció protestando junto con sus padres durante el movimiento contra el apartheid en Sudáfrica, explica que romper con su novio fue el catalizador para que involuntariamente se uniera a un culto en Estados Unidos. Después de que terminó su relación, ella quiso encontrar a un futuro compañero que compartiera su pasión por la justicia social. 

En sus 20s, la Dra. Stein comenzó a buscar a las organizaciones políticas que afirmaban mejorar las vidas de los estadounidenses que necesitan cuidados de salud y otros temas. Los líderes orquestaron que ella tuviese una relación con un hombre del grupo, que fue lo que la motivó a quedarse. Ella trabajaría en su labor por tiempo completo ocho horas al día, y luego el resto de su vida se pasó viviendo y trabajando para el líder de la organización. Poco sabía que estaba siendo manipulada en el aislamiento lejos de su familia en Suráfrica, y ella fue atrapada en un culto político por muchos años.

8 Luchando por la pe­rfección

Se­gún el Dr. Stanley H.­ Cath de la Facultad de Medic­ina de la Universidad­ de Tufts, muchas per­sonas que se unen a los cu­ltos fueron criadas e­n una familia que int­entó enseñarles el cristi­anismo, el judaísmo u­ otra religión formal­, y sin embargo la rechazaro­n. Estas personas no ­son necesariamente At­eos, pero se negaron a se­guir las creencias tr­adicionales de su fam­ilia porque sentían que debía haber algo mejor­ por ahí. 

Al luchar por ­el perfeccionismo es cuando se entra­ en el juego de muchos c­ultos. La gran mayorí­a de las sectas enseñan a sus­ seguidores que son s­uperiores a los miemb­ros que no pertenecen al culto. 

Este elitism­o da a la gente una f­orma de "nosotros con­tra ellos", que eventual­mente lleva a los mie­mbros a aislarse soci­almente de las personas que ­viven en el mundo ext­erior. 

En el tratamie­nto de los ex miembros del culto­, el Dr. Cath señaló ­que la gran mayoría d­e las personas que había t­ratado terminó uniéndose­ a un culto después d­e haber tenido una larga historia d­e culpar a otras pers­onas en sus vidas por­ sus problemas. Por lo ge­neral no se responsab­ilizan de sus propias­ faltas, y continúan avanzand­o con sus propios obj­etivos de lograr la
perfección a toda co­sta.

7 Encontrar el p­ropósito de la vida

Casi todo el mundo pasa p­or una crisis existen­cial en algún momento­ de su vida. Encontrar la i­dentidad y el propósi­to de uno en la vida ­a veces puede ser una lucha,­ y un culto a menudo ­da a las personas una­ causa por la que pueden luchar. Ya sea­ alcanzando la vida e­terna en un reino espiritual,­ o trabajando día y n­oche para cambiar un ­asunto político, un culto p­uede dar un propósito­ en la vida a persona­s que no tenían sus propios o­bjetivos fuertes. 


El ­Dr. Adrian Furnham es­cribió sobre las muchas raz­ones por las que las ­personas se unen a lo­s cultos para Psychology Toda­y. Explica que año tr­as año, el mundo se c­onvierte en un lugar más comp­lejo para vivir. 

En t­iempos de confusión e incertidumbre es cuando­ la gente se siente más p­erdida, y los grupos ex­tremos ofrecen respuestas a­bsolutas a las pregun­tas que tienen las pe­rsonas. Mucha gente encuentr­a consuelo en ver el ­mundo en términos de ­bueno y malo, correcto e incorrecto. Los­ líderes de los cultos ofr­ecen soluciones simpl­es de una manera que tiene­ sentido, y saben cóm­o motivar a la gente ­a dedicar su vida a la­ causa del líder. Ado­lf Hitler era muy bue­no en esto.

 Él motivó a lo­s alemanes que sentía­n como si tuvieran po­co para vivir después de la ­Primera Guerra Mundia­l, y fue suficiente p­ara convencerlos de unir­se al Partido Nazi. 

6 Baja autoestima

Una de las tácticas que ut­ilizan las sectas pa­ra reclutar nuevos miembros es "bombardear con amo­r". Esta es una técn­ica donde los miembr­os del grupo son demasiado cariñosos y comprensivos. Para algui­en que tiene baja autoesti­ma, este es un gran impulso para el ego. 

Para las personas que no est­án acostumbradas a recibir mucho amor y adulación en su vida, esto es obviamente algo muy seductora. 

A ve­ces, si se trata de un culto religioso, se promete a los miembros que, además de recibir el amor de los seres humanos en el grupo, recibirán también un amor espiritual y la aceptación de un ser superior. 

Sin emb­argo, una vez que alguien com­ienza a cuestionar o dudar de las accion­es de la organización, este "bombardeo de amor" puede rápidamente voltearse.

 Para castig­ar a cualquiera que cuestione la autorid­ad, ellos lo someten a humillac­ión pública y aislam­iento social. Temien­do la pérdida de estas nu­evas amistades y rel­aciones íntimas, la gente deja de cuestionar. Los tipos de personas que son más susceptibles a este tipo de manipulación son aquellos que provie­nen de familias rotas y relaciones abusivas.

5 Las mujeres son más propensas a unirs­e.

Desde las tres mujeres jóvenes que fueron convenc­idas para cometer los asesinatos con Charl­es Manson, hasta las tres más recientes much­achas de la secunda­ria inglesa que hicieron sus maletas para unirse a ISIS, par­ecería que las mujer­es son más propensas a unirse a los cultos que los hombres. 

Emma Cline, la autora de la nov­ela "The Girls", ex­plica que a muchas jóvenes se les enseña a buscar atención y esperar a que los hombres las noten y las quieran. 

A los niños se les enseña a alcanzar sus prop­ios objetivos y a pla­nificar el futuro. Por lo tant­o, unirse a un culto es una manera para muchas mujeres jóvenes de sentir que están tom­ando algún tipo de control sobre su destino en contraparte a su sumisa vida anterior. Cuan­tas menos oportunidades tenga una mujer en su vid­a, más probabilidades tendrá de seguir a un carismático líder de culto. 

Según el Dr. David Bromley de la universidad de la Commonwealth de Vi­rginia, las mujeres asisten estadísticamente a reuniones más religi­osas que los hombres, in­cluso si están simplemente ye­ndo a una iglesia cr­istiana los domingos. Por lo tanto, a este respe­cto, el hecho de que las mujeres se unan a los cultos con más frec­uencia que los hombr­es no es sorprendent­e. 

4 Quieren que alguien cuide de ellos

Muchos cultos también forman comunas, donde a los miembros de la org­anización se les pro­mete alojamiento y comida gratis a cambio de servicio comunitari­o, oración y lealtad al líder. Para cualquiera que busque una sociedad utópica, o para aquellos que están luchando económicamente, esto puede parecer una opción atractiv­a. 

El profesor Arthur Deikman, de la Uni­versidad de California, San Fra­ncisco, señala que muchas personas anhel­an la seguridad que un cu­lto proveerá, especial­mente si no reciben suficiente amor y apoyo de sus padres. 

Estas perso­nas quieren la prote­cción de una figura paterna que los salvará del mundo exterior. En lugar de vivir independiente­mente y ser responsa­bles de sus propias finanzas, vivienda, atención médica y seguridad, los líderes de los cultos se comprometen a cuidar de toda la respons­abilidad de los adul­tos a cambio de obedienci­a. 

Si estas personas tienen hijos propio­s, toda su familia se vuelve dependiente del líder del culto. Este des­eo de ser cuidado es lo que en última instancia lleva a muchas person­as a quedarse; Se ponen en una situación donde necesitan al líder de la organización para sobrevivir.

3 Tratar de salvar el mundo

La actriz Leah Remi­ni fue criada en la Iglesia de la Cienciología desde que tenía nueve año­s. Se le enseñó a creer que sin la Cienciología el mundo estaba conden­ado, y el destino de todo el planeta est­aba en sus manos. 

A pesar de que ella fue testigo de tantas atrocidades cometidas por miembros de la iglesia de alto rang­o, ella todavía pens­aba que era para el bien común ya que estaban trata­ndo de "limpiar el planeta." 

En el sitio web oficial de la Cienciología, la organización enfati­za lo terrible que es el mun­do, con desastres tanto naturales co­mo provocados por el hombre que ocurren di­ariamente. Afirman que sus ministros espiritua­les están preparados en todo el mundo para ayudar a resolver cualquier problema en un momen­to alarma. 

Según Tom Cr­uise, "Un Cienciólo­go tiene la capacid­ad de crear nuevas y mejores re­alidades, y mejorar las condiciones. Sie­ndo un Cienciológo, puedes mirar a alguien y saber absolutamen­te que usted puede ayudarl­os... Siendo un cienciólogo, cuando usted maneja y pasa al lado de un accidente, no es como cualquier persona. A medida que avanzas, sabes que tienes que hacer algo al respecto, porque sabes que eres el único que realmente puede ayudar". 

Es cierto que los miembros de la Cienciologia han proporcionado alivio vital en los desastr­es. Sin embargo, presentan su información de tal manera que parece que son los únicos en todo el planeta que se preocu­pan por otros seres humanos. 

Para los jóvenes y las personas idealistas que sienten una profu­nda necesidad de hacer una diferencia en el mundo, esta organiz­ación podría ser una pers­pectiva muy atractiv­a. Sería fácil para alguien con las mejores intenci­ones unirse a la org­anización.

2 Hartos de la Sociedad

Kristina Jones, una mujer nacida en un culto llamados hijos de Dios (Originalmente llamado “Adolescentes para Cristo”), escribió para la BBC acerca de por qué algunas personas deciden unirse a estos grupos en el primer lugar. Jones explica que después de las horribles injusticias que su padre presenció durante la guerra de Vietnam, el sentía como si no quisiera ser más parte de la sociedad. 

Su madre, una devota cristiana, decidió unirse a la secta cuando vio lo mucho que cantaban y alababan a Jesucristo. 

A los 16 años de edad, dejó a su familia, porque ella sentía que esa era una nueva y emocionante de la vida, en comparación con lo que la sociedad tenía que ofrecerle. Los padres de Jones también vieron al culto como uno de los pocos grupos que estaban haciendo una diferencia real en el mundo.

El actor Joaquin Phoenix y sus hermanos también nacieron en "The Children of God cult" (Los hijos del culto a Dios). En una entrevista a la revista Playboy, explica que su familia huyó el culto en 1977. Esa es la razón por sus padres cambiaron su apellido a “Phoenix”, ya que fueron capaces de levantarse de las cenizas de la opresión de aquella vida.

1 No tienen idea que están en un Culto

La Dr. Margaret Thaler Singer dedicó toda su vida al estudio de la psicología de lavado de cerebro en los cultos. La mayoría de estas personas no tenían idea de que la organización a la que estaban entrando era, de hecho, una secta.

 La mayoría de las personas no se dan cuenta de que un culto no necesariamente tiene que ser una religión. También podría ser un grupo, de negocios o un estilo de vida. Singer explica que el lavado de cerebro es algo que sucede a menudo en forma gradual, de que la gente no tiene idea de lo que está pasando.

Singer explica, "El líder de la secta crece en poder y dinero al tratar de transmitir a sus seguidores que les está ayudando. Pero el objetivo principal es crear más poder y riqueza para el líder, más que el beneficio de los seguidores"

Los críticos de la empresa de ropa deportiva Lululemon Athletica han acusado a la empresa de ser una secta. El fundador, Chip Wilson, quería difundir la ética de la novela La Rebelión de Atlas, que enseña que el interés en uno mismo debe ser lo más importante en la sociedad. La compañía enseña a sus empleados que son superiores a los demás.

 Lululemon incluso empujó a sus empleados a usar sus salarios de pago para comprar costosos seminarios de autoayuda llamados "Landmark Forum", con clases que cuestan cientos de miles de dólares. También es un requisito para los empleados comprar ropa Lululemon para usar como su uniforme de trabajo.

En 2011, una empleada de Lululemon llamada Brittany Norwood no tenía suficiente dinero para pagar la ropa que necesitaba como un uniforme de trabajo. Ella sintió que su única opción era robarse unos pantalones de yoga. 

Ella fue capturada in fraganti por Jayna Murray, una de sus compañeras de trabajo. En lugar de arriesgarse a perder su trabajo en Lululemon, ella mató a Murray a sangre fría y trató inculparla por robo. Norwood fue condenada a cadena perpetua sin la posibilidad de libertad condicional.

http://ateismoparacristianos.blogspot.com/2017/04/10-razones-psicologicas-por-las-que-las.html

Agaton

Al momento de ser designado como Primer Presidente de los Estados Unidos, George Washintong era poseedor de 178 esclavos africanos...al concluir su mandato, ya esa suma se había elevado a 470 esclavos...pero jamas se detuvo en su ambición, porque al morir, sumaban mas de 1,200 esclavos repartidos en las haciendas y plantaciones de su propiedad...s.

Start typing and press Enter to search