Wikileaks: La clave por la que EEUU se quedará con la península de Baja California


No es desconocido para los estudiosos del análisis político, que Washington ha marcado el rumbo y el ritmo que deben seguir los países en que tiene influencia.

 Cuando este ritmo tiene un desequilibrio, rápidamente interviene el director de la orquesta para corregir a fin que continúe el concierto melodioso que inunda los salones de la Casa Blanca con ecos en Wall Street.


Mis amigos historiadores de la UABC campus Tijuana, parecen no encontrar todavía en sus análisis, las pautas dinámicas en las razones que expongo sobre el interés persistente de los Estados Unidos por quedarse con la península de Baja California.

Los entiendo. Esto equivale a no observar un elefante a diez metros de distancia.

Pero además en los archivos diplomáticos aún existen documentos que se conservan en el más alto secreto o bien, algunos otros se han perdido para siempre a causa de accidentes, como el incendio del Congreso en México de 1872 que destruyó la papelería del proceso que siguió Benito Juárez para la venta de esta península maravillosa a Washington.

NO SOLO ES TIERRA FIRME, TAMBIÉN ES EL GOLFO DE CALIFORNIA

Sobre el territorio peninsular hemos dicho suficiente. Explicamos las razones por las que aún firmado el tratado de paz en febrero de 1848, las tropas de los Estados Unidos se negaban a abandonar Baja California cuando el Departamento de Estado empujaba por todos los medios posibles la anexión de esta tierra.

A California en los Estados Unidos se le conoce como “The Golden State” y la península es la extensión natural de su geografía, una tierra rica en plata, oro, además otros minerales que de manera somera se han explotado como es la sal, cobre y fósforo. La mayoría permanecen inctactos al igual que la superficie total del brazo de la patria, el territorio más desploblado de México.

Hoy se sabe que la península tiene un valor agregado y por eso es la persistencia de Washington en agenciársela. Se trata del Golfo de California dado que su riqueza no solamente se limita a su biodiversidad. Hay algo más: ¡Las reservas de petróleo y gas más grandes de México!

LUIS ECHEVERRÍA: UNA JUGADA DE TRES BANDAS

En medio de la negrura del sexenio de Luis Echeverría Álvarez (1970 – 1976), hay algo que se le debe reconocer en el aseguramiento de la integridad del territorio nacional. El rescate del Golfo de California.

Cuando Washington se enteró que el presidente Echeverría pretendía la integración del Mar de Cortés al territorio nacional, de inmediato puso vigilancia especial a su Secretario de Relaciones Exteriores Emilio Oscar Rabasa, al que llamaron a cuentas sobre esta pretensión en agosto de 1974.

El Secretario de Estado Henry Kissinger le advirtió al diplomático mexicano que los Estados Unidos se opondrá a cualquier declaración unilateral de México en el reclamo de la soberanía del Golfo de California. 

Y se lo repitió dos veces, según revela el cable de Wikileaks.

Lo anterior en el tono que ya conocemos.



La razón de lo anterior deriva de las exploraciones que ya hacían ingenieros de PEMEX en tierra firme, donde descubrieron a partir de 1974 los mantos de Comondú y el valle de Vizcaíno en Baja California Sur y más al norte en la zona de Mexicali y San Felipe, lo que puso en alerta a Washington debido a que han considerado la península como de su propiedad.

Desde entonces se confirmó que la península de Baja California guarda en el subsuelo mantos de gas y petróleo incluso “más grandes que el estado de Chiapas”, porque sus depósitos abarcan las profundidades de las aguas del Golfo de California.


La molestia de los Estados Unidos con México por husmear en sitios donde no debe, le generó una presión doble al gobierno mexicano, que tuvo que buscar el respaldo de la Organización de las Naciones Unidas para poder proclamar bajo la Ley del Mar una Zona Económica Exclusiva con lo que se afianza en parte la soberanía nacional en la totalidad del Golfo de California.


A la par inicia en la Cámara de Diputados la presión de los legisladores del Partido Acción Nacional para declarar cien por ciento mexicanas las aguas del Golfo de California e incluirlas como parte de nuestro territorio en la Constitución de la República.

Hábilmente Luis Echeverría aprovechó la ventaja para dar pasos en firme sobre el Golfo de California, debido a que los Estados Unidos no es miembro integrante de la Convención del Mar de la ONU.

En el año de 1975 se libraron intensas batallas diplomáticas, pues no solamente estaba en juego el petróleo del subsuelo del Mar de Cortés, sino los de la flota atunera de California que tuvieron como sitios de costumbre para la extracción los mares que abrazan la península.

Los Estados Unidos no lograron detener a Echeverría y en noviembre de 1975 propone las modificaciones al artículo 27 constitucional para la creación de la Zona Económica Exclusiva de 200 millas náuticas lo que abarcó la totalidad del Golfo de California en lo referente a la explotación de sus recursos del subsuelo y pesqueros.

Pero no se logró que avanzara su incorporación a territorio nacional, por lo que a partir de los 22.2 kilómetros de la costa, queda intacto el espacio de aguas internacionales, abiertas para la navegación submarina, de superficie y aérea a naves de cualquier país.

Así persiste hasta nuestros días y cualquier intento de reclamo rápidamente es apagado y archivado por una “mano invisible”, como el que hizo en octubre de 2008 el diputado Marco Antonio Peyrot Solis y a los seis meses… ¡desechado!


EEUU NUNCA PERDONÓ EL ATREVIMIENTO DE ECHEVERRÍA
El entrometimiento de Luis Echeverría en espacios que Washington siempre ha considerado como de su propiedad, derivó en un costo para nuestra nación que no muchos advirtieron, pero que en los hechos sigue vigente, como lo fue el embargo al atún mexicano que casi ha aniquilado a nuestra flota.

Para lograrlo, los Estados Unidos echó mano de las organizaciones ecologistas a su servicio que exageraron la pesca incidental del delfín (que siempre ocurre), pero que magnificaron a través de una campaña en medios internacionales lo que derivó en sanciones.

Se trata de las mismas organizaciones que hoy mantienen vigilancia especial a lo largo de la península y en el Golfo de California a fin de impedir a toda costa el desarrollo de las potencialidades en esta tierra maravillosa conforme al interés de la Casa Blanca.

De la misma forma Luis Echeverría Álvarez truncó su futuro político, porque a raíz de lo anterior, nunca logró convertirse en Secretario General de la ONU como fue su intención una vez terminado su mandato como presidente de México.


¿QUÉ HA SUCEDIDO CON EL PETRÓLEO Y EL GAS?

Después de las exploraciones de PEMEX nunca se volvió hablar del tema. Ni siquiera se mencionan en los apartados de las reservas estratégicas de hidrocarburos de la paraestatal. Como si no existieran.

Las nuevas generaciones de bajacalifornianos, que incluye a los actuales universitarios nada de esto conocen.

La información es reservada, secreto de estado. Los que sí saben de la existencia de estos mantos en el subsuelo, es la comunidad científica, los estudiosos.

Las reformas estructurales iniciadas en el regimen de Miguel de la Madrid, pero que tuvieron mayor impulso en el sexenio de Carlos Salinas de Gortari y alcanzaron la cúspide con Enrique Peña Nieto, allanaron el terreno y reventaron los candados para continuar con la entrega pacífica de la península de Baja California a los Estados Unidos.

De hecho cuando Peña Nieto expuso que se ha acabado la “gallina de los huevos de oro” en referencia al agotamiento del petróleo y gas en México, lo hizo con pleno conocimiento de causa. Las grandes reservas de petróleo de la península y Golfo de California ya no pertenecen a la nación. ¡Así o más claro!

Por eso en concisa y abreviada literalidad de nueva cuenta expongo:

Ninguna inversión ajena a los Estados Unidos y socios comerciales se va a permitir en la península de Baja California y en el Mar de Cortés.

Ningún proyecto de colonización masiva se va a permitir en la península de Baja California, salvo la de ciudadanos de los Estados Unidos de Norteamérica.

BIBLIOGRAFÍA

LEER LA RELACIÓN DE CABLES DE WIKILEAKS CITADOS PARA EL PRESENTE ARTÍCULO

LUIS ECHEVERRÍA EXPONE ZONA ECONÓMICA EXCLUSIVA AGUAS GOLFO DE CALIFORNIA

ÚLTIMO INTENTO PARA INCORPORAR AL GOLFO DE CALIFORNIA COMO PARTE INTEGRAL DE LA REPÚBLICA MEXICANA A CARGO DEL DIPUTADO MARCO ANTONIO PEYROT SOLÍS (2008).


INFORME PEMEX 2012 SOBRE LAS RESERVAS PETROLERAS DE MÉXICO (NO APARECE BAJA CALIFORNIA)

INFORME PEMEX 2014 SOBRE LAS RESERVAS PETROLERAS DE MÉXICO (NO APARECE BAJA CALIFORNIA)


Relacionado


En "LA PAZ"



En "ENSENADA"