7 de marzo de 2017

Los contratos de ‘cero horas’ en Reino Unido, la alarmante explotación laboral


El número de trabajadores en Gran Bretaña con contratos de cero horas, por los cuales el empleador no está obligado a dar al trabajador horas mínimas de empleo a la semana, alcanzó la cifra récord de 910.000, aunque esa tendencia podría ahora cambiar significativamente tras la decisión del país de abandonar la Unión Europea (UE).

Según un estudio del ‘tanque de ideas’ Fundación Resolución, la cifra correspondiente al último trimestre de 2016 representa un aumento de más de 100.000 casos, o de un 13%, comparado con el mismo período de 2015. 

Entre octubre y diciembre de 2014, 697.000 personas estaban empleadas en los contratos de cero horas como su trabajo principal, representando el 2,3% de la fuerza laboral de Reino Unido.

Bajo los contratos de cero horas, el empleador no está obligado a dar al trabajador unas horas mínimas de trabajo a la semana, aunque el empleado debe estar disponible en todo momento.

En ciertas ocasiones, algunos contratos de cero horas pueden obligar al trabajador a aceptar las horas que se le ofrezcan. 

Otra característica criticada de este tipo de acuerdo laboral, es que normalmente dichos contratos no incluyen la paga por enfermedad durante la baja laboral. 

Ese tipo de contratos es ampliamente utilizado en comercios, restaurantes, hoteles y en ciertas compañías vinculadas al sector de esparcimiento y ocio.

En Gran Bretaña, las principales empresas que usan estos contratos de cero horas son McDonald’s, JD Wetherspoon y SportsDirect, con casi el 90% de los trabajadores a cero horas. 

Otras cadenas que tienen muchos empleados a cero horas son Tesco, Boots, Subway, Cineworld y hasta el Palacio de Buckingham, la residencia oficial en Londres de la reina Isabel II.

El sector empresarial británico considera que estos contratos son muy positivos por ofrecer mayor “flexibilidad laboral”, ya que permiten cubrir puestos temporalmente, vacantes de último minuto, picos de producción o temporadas de alta carga de trabajo.

 De todos modos y a pesar de abarcar a casi un millón de trabajadores en Reino Unido, la Fundación Resolución indicó que la tendencia podría comenzar un período de retracción, debido a que el ritmo de crecimiento del sector se redujo el 7,7% en la segunda mitad de 2015, a 0,8% en el mismo período del año pasado.

“Debido a que el índice de empleo en Reino Unido ha llegado a máximos récord y al hecho de que los empleadores temen que el suministro de empleo de la UE se vea limitado después del Brexit, las firmas tienen cada vez más problemas a la hora de cubrir puestos de trabajo sin garantizar horas de empleo”, destacó el informe.

Conor D’Arcy, analista de políticas laborales de la fundación, explicó que una posible razón por un cambio de tendencia se deba al daño de reputación que sufren las compañías que usan contratos de hora cero.

 “La publicidad negativa que estos contratos atraen estaría jugando un rol importante en este cambio de tendencia, a medida que las compañías revalúan su uso”, agregó.

Según D’Arcy, no proveer de horas garantizadas de trabajo para aquellos que las precisan, especialmente aquellos que ganan salarios bajos, “puede tener un impacto negativo enorme en los estándares de vida de los trabajadores y sus familias que enfrentan serios problemas de presupuesto”. La Fundación Resolución indicó que los contratos de cero horas siguen siendo populares entre algunos empleadores y trabajadores, especialmente los cercanos a la edad de jubilación.

El informe del grupo reveló que casi la mitad del aumento neto de personas con contratos de cero horas en el último año tenían entre 55 y 64 años de edad. “Para algunos de estos trabajadores, este tipo de contratos puede ofrecer una transición flexible del trabajo a tiempo completo a la jubilación, permitiéndoles así suplementar sus ingresos”, concluyó.

La precarización del sector laboral en Gran Bretaña tras siete años de gobiernos conservadores llevó al jefe del opositor Partido Laborista, el veterano Jeremy Corbyn, prometer el fin de los contratos de cero horas y de esa forma proteger los derechos de los trabajadores en caso de ganar las próximas elecciones generales de 2019 o 2020. Corbyn quiere que Reino Unido cuente con leyes laborales similares a las que hay en otros países, como Nueva Zelanda, donde los empleadores están obligados a garantizar una cierta cantidad de horas a los trabajadores en un contrato por escrito.

Leonardo Boix | El Telégrafo

-----------

Publicado por Odio de Clase