Crimea es Rusia: el presidente de la República Srpska da una lección a Europa


La valentía para reconocer lo evidente, que Crimea es Rusia, es lo que les hace falta a los líderes europeos, opinó el presidente de la República Srpska, Milorad Dodik, en una entrevista con el diario ruso Izvestia.

Dodik consideró que la cuestión de la adhesión de Crimea a Rusia ya está resuelta, y que es necesario que se respete la voluntad del pueblo.

El político recordó que los países occidentales no reconocieron los resultados del referéndum de Crimea mientras que actualmente sí respetan la voluntad de la élite política en Kosovo, donde la declaración de independencia fue un acto unilateral realizado por el Parlamento.

En Crimea se produjo una situación completamente distinta. La mayoría de los residentes de la península, amenazados por los nacionalistas ucranianos, votaron a favor del restablecimiento de la justicia histórica [reunificación de Crimea con Rusia]. Sin embargo, nadie toma en consideración este hecho que podría ser comparado con el conflicto en Kosovo. De acuerdo con Dodik, Occidente no reconocerá esta situación.

Esta circunstancia tampoco encaja con la concepción que se tiene sobre Moscú, aunque es muy probable que muchos políticos europeos y estadounidenses estén conscientes de que el problema ya está resuelto. No obstante, ellos no pueden decirlo en voz alta por razones políticas.

De acuerdo con el presidente, un país puede "quedarse aislado" si se desvía de la línea política impuesta. Por eso los países europeos no lo hacen y se abstienen de los beneficios adicionales que les podría traer la colaboración con Rusia. En vez de eso, ellos imponen sanciones, opinó Dodik.

Las autoridades de Serbia, así como las de la República Srpska, la cual forma parte de Bosnia y Herzegovina, tomaron una posición absolutamente contraria y más adecuada, dado a que llaman a las cosas por su propio nombre. 



Esta conducta no ha pasado desapercibida por parte de la UE. Recientemente, la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, realizó una gira por los países balcánicos. Alabó a unos y criticó a otros; los exhortaba a unirse a "la amigable y gran familia europea" si estos se "comportan bien".

Para los residentes de la región es una mala señal, según Dodik. Europa Occidental nunca los consideró fieles y uno de los "suyos". Esta región fue y es considerada como la zona de los intereses utilitarios de Bruselas.

https://mundo.sputniknews.com/prensa/201703071067430023-crimea-referendum-reconocimiento-rusia-ue/