Nicaragua: Luís Alfonso Velásquez Flores



Nace el 31 de Julio de 1969 en Managua en el seno de una familia humilde. 

Sus padres fueron Daniel Velásquez y Valentina Flores. 

Sus hermanos eran Elias, David, Ricardo, Wilber y Socorro, todos de apellido Velásquez. 

Elias y David compartieron la lucha con Luís Alfonso, y sufrieron en carne propia los atropellos de la dictadura somocista.

Comenzó sus estudios de primaria a los cuatro años y llegó hasta el tercer grado en el colegio Máximo Jerez. 
A los ocho años a consecuencia de la situación económica de su hogar abandona sus estudios y se dedica de lleno a la actividad revolucionaria.

Su palabra agitadora era expresión de su firme convicción y de su fidelidad a los principios sandinista. Su figura pequeña y menudita estaba siempre en las principales jornadas de combate libradas por nuestro pueblo para derrocar a la dictadura somocista. “Grillo” era su pseudónimo, su nombre de combate.

En 1977 participa en las tomas de las iglesias y colegios, regando papeletas, como correo, recogiendo dinero y comida para los que permanecen acuartelados en los colegios. 

Ese mismo año trabaja en la campaña: “Navidad Sin Prisioneros Políticos”. 

Hace llamados de atención a la juventud para que se unan a la lucha revolucionaria.

En el barrio Riguero hace pintas, se integra a las movilizaciones y sobre todo dedica sus esfuerzos a realizar propaganda en pro de la necesidad de la insurrección popular. 

En las tomas de barrios participa haciendo pancartas, pañuelos rojinegros, y recogiendo dinero para la elaboración de las bombas.

 A la par de estas tareas que podríamos calificar de semilegales realiza labores clandestinas de apoyo, como vigilancia y cubrir retiradas lanzando bombas a los tenebrosos BECAT (Batallones Especiales Contra Ataques Terroristas), patrullas elites de la guardia nacional.

Luís Alfonso fue destacado dirigente estudiantil. Por mucho tiempo estuvo vinculado al Movimiento Estudiantil de Secundaria (MES), fue participe en la organización y fundación del Movimiento de Estudiantil de Primaria (MEP), del que fue destacado líder.

Por su palabra agitadora, antisomocista y antiimperialista, por su acción revolucionaria es detectado por el enemigo y perseguido. 

El 27 de Abril de 1979 estaba reunido con otros revolucionarios, al salir de la casa un criminal somocista después de dispararle en la cabeza lo atropelló con su vehiculo. 

Días después, el 2 de Mayo Luís Alfonso destacado dirigente estudiantil y agitador, fallece y enciende nuevamente el ánimo de sus compañeritos al levantar estos sus gritos de protesta por tan cobarde y vil asesinato. 

En las páginas de sus cuadernos se encuentran como elocuente testigo de su conducta y su pensamiento revolucionario las consignas con las que agitaba a las masas: 

“Bendito el vientre de una madre que parió un hijo sandinista.” 

“Tener espíritu consciente, es tener espíritu revolucionario.”

“Compañeros ya es tiempo de despertar, podemos ver a los niños campesinos durmiendo en tapesquitos de madera y comiendo tortilla con sal, y por eso les hablo, que luchemos para que halla Patria Libre.”

“Cada lugar un campo de batalla, cada juguete una arma sandinista.”

“Estamos como animalitos, en condiciones infrahumanas, debemos erradicar este sistema, nuestros padres, no tienen para comprarnos libros ni cuadernos, estudiamos en el piso.”

Artículo Anterior Artículo Siguiente