15.9.10

Papa Juan XII, el fornicario

El pontificado de Juan XII es considerado uno de los más nefastos de la Iglesia Católica, debido a su poca moral y numerosos escándalos mientras ejerció como cabeza de Roma. Para empezar, este Papa era un apasionado por los juegos de azar, a los que se dedicaba con vehemencia la mayor parte del día.

Papa Juan XII
Su residencia pontificia de Letrán se llenó de mujerzuelas, eunucos y esclavos, convirtiéndose en escenario de excesos y de orgías en el que el pontífice se movía como pez en el agua. Por lo demás, era un hombre completamente inculto que hasta ignoraba el latín. En su habitual jerga grosera juraba por Venus o por Júpiter y brindaba por los amores del diablo. Un día tuvo el capricho de ordenar un diácono en una cuadra, y, en otra ocasión, consagró obispo a un muchacho de diez años.

La noche del 14 de mayo del año 964, Juan XII fue asesinado de un martillazo en sus aposentos, por un marido celoso que lo encontró en el lecho con su mujer. Realmente a nadie le sorprendió este episodio, ya que desde su elección como pontífice a los 17 años, corrieron rumores de violaciones e incestos. De hecho, se aconsejaba a las mujeres que no acudieran a la iglesia San Juan Laureano, no fueran a ser violadas por su Santidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio