5 de abril de 2017

Paraguay en crisis: entre la demencia política, la propaganda mediática y la inercia de la gente


El predio del congreso de Asunción en llamas causadas por manifestantes que ingresaron al edificio en repudio del proyecto de enmienda constitucional.

Paraguay, un pequeño país en el corazón de América del Sur, está pasando por otra crisis política importante en la que probablemente se defina su destino durante los próximos años.


Puede resultar quizás irrelevante ante los eventos mundiales que normalmente colman nuestra atención.
Pero, aunque poco se sepa de esta tierra, la misma ha sido históricamente una pionera del intervencionismo en América Latina y se podría decir que muchas de las operaciones contra la emergencia de los países que rodean al país (Brasil, Argentina, Bolivia), se hicieron con base en Paraguay, o sea, desde ese país del que tan poco se escucha y se sabe. 



Podemos recordar, por ejemplo, que Asunción, su capital, fue considerada "madre de ciudades" en los tiempos de la conquista española, ya que, acuartelados en la fortaleza construida allí, los colonizadores partían a las regiones aledañas a conquistar y fundar ciudades en territorios indígenas.

 Mucho tiempo después de la conquista, los siguientes fundadores de ciudades y quienes en cierta medida construyeron el país en su historia más reciente, fueron nada más y nada menos que los inmigrantes alemanes afines al nazismo.

 Tenga en cuenta que el primer país del mundo en donde existió un partido Nazi aparte de Alemania y antes de que Hitler asumiera el poder, fue en este desconocido país sudamericano. 

Otro ejemplo sería el de la Guerra del Chaco, en la que Paraguay jugó bien su papel como aliado de la Standard Oil (conocida posteriormente como ESSO), una petrolera de los Rockefeller que en ese momento disputaba con la Royal Shell por el "posible" petróleo o gas natural existente en la región chaqueña que linda con Bolivia. 

También, durante la dictadura, se podría decir que el centro de operaciones a nivel regional, bajo lo que sería la "Operación Cóndor", se encontraba en Paraguay, ya que fue allí donde se encontraron los llamados "archivos del terror" que revelaron la acumulación de información sobre disidentes de casi todo el continente para organizar varias estrategias de tortura y opresión. 

Un ejemplo más reciente lo vemos en el golpe de Estado contra el presidente electo democráticamente, Fernando Lugo, el cual representa la primera "caída" de un gobierno progresista en Latinoamérica y, quizás, el momento en el que se pudo instalar en el país la fuerza sombría que pasaría a derrocar a los otros gobiernos vecinos más fuertes (Brasil y Argentina). 

La similitud de lo que ocurrió en Brasil varios años después, cuando destituyeron a la presidenta Dilma Rousseff con la amenaza de un juicio político, podría hacer parecer que lo que ocurrió en Paraguay fue una especie de "ensayo" para los eventos en Brasil. 

Esta idea podría ser algo descabellada, pero si es mínimamente acertada, el observar los acontecimientos en Paraguay puede darnos una pista acerca de las cosas que podrían pasar en los demás países de América del Sur. 

Entonces, ¿qué está pasando en Paraguay? 

Para comenzar, veamos los hechos del 28 de marzo en el congreso paraguayo.

 El día anterior, comenzaron a salir noticias de que el congreso había sido "blindado", que lo rodearon con la policía militar y francotiradores, debido a que supuestamente había alguna amenaza inminente. 

La situación era que se había convocado a una sesión extraordinaria para dar tratamiento al candente tema de la enmienda constitucional que cierto sector de la política nacional está intentando pasar, con el fin de permitir la reelección en el cargo presidencial. 

Al día siguiente, entre reportes de que habían movilizado tanques del ejército, el presidente del congreso rechazó la petición de una mayoría de senadores de tratar una modificación del reglamento parlamentario para permitir que se trate la enmienda constitucional y en ese momento ocurre lo que se filtró rápidamente al resto de los paraguayos como "un golpe parlamentario", en el que estos senadores supuestamente decidieron formar una especie de "parlamento paralelo" y tratar el reglamento de igual modo, sin el consentimiento del presidente parlamentario.

 El periodista Osvaldo Zayas lo resume de una manera muy precisa: 



El tratamiento que se le dio a este tema por parte de la prensa fue, ya desde el día anterior, histérico. Desde el comienzo, lo que estaban intentando hacer es crear la narrativa de un "golpe" y un "atropello", así como la historia de la "violación de las reglas" parlamentarias y constitucionales. Mientras, al mismo tiempo, generaban un ambiente de miedo y tensión hablando de la movilización del ejército, lo que no pasó de los rumores. 

Esa misma noche y durante los días posteriores, hubo algunas protestas bien localizadas y pequeñas en las que participaron los opositores a la enmienda como el expresidente liberal Federico Franco y el excandidato a presidente, Efraín Alegre, actual presidente del Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA). 

Simplemente para tener un vistazo de cuál es el ambiente político en el país, Federico Franco era vicepresidente durante el gobierno de Fernando Lugo y fue el mismo que "traicionó" a su presidente en el momento en que se decidía si se haría o no un juicio político contra el mismo (tal como Temer en Brasil). 

Franco ha quedado grabado en la memoria de muchos paraguayos como un golpista y traicionero, y ahora tiene la caradurez de presentarse en las plazas a "defender la democracia". Esto debería darnos qué pensar con respecto a la veracidad de sus supuestas convicciones democráticas, así como al respecto de las intenciones detrás de las protestas que estuvieron ocurriendo. 

La toma y destrucción del Congreso Nacional 




El clímax de todo este conflicto llegó el día viernes 31 de marzo, cuando los 25 senadores mencionados arriba deciden tratar el proyecto que busca el referéndum para la enmienda constitucional, lo aprueban y el documento pasa a cámara de diputados. Inmediatamente, iniciaron los disturbios y luchas entre protestantes y la policía al lado del edificio parlamentario. El resultado fue calamitoso. Puede ver un resumen de los eventos en este artículo

Ahora bien, mientras mirábamos el caos que se desarrollaba en el centro de la capital, muchos pudimos notar ciertas señales que denotan que algo raro ocurrió ese día. El periodista Osvaldo Zayas otra vez lo resume de manera muy precisa: 


Así como el usuario de Facebook, Enrique Cosp, quien manifestó lo siguiente:
[...] 

¿Por qué la policía dejó que se reviente el Congreso? 

Esta manifestación, si bien intensa, no fue la más grande de nuestra historia, ni siquiera de los últimos años, y aún así fue la única que logró tomar el Congreso. 

Hay algo de raro en una policía supuestamente rebasada, por una manifestación que tuvo menos participantes que muchas otras. 

¿Por qué la policía dejó que se reviente el Congreso? Las imágenes en ningún momento muestran a la policía siendo derrotada y obligada a huir (como sí pasó en el Marzo Paraguayo), al contrario, se ve a la Policía Nacional haciendo correr a los manifestantes y luego abandonar intencionalmente el terreno conquistado a fuerza de represión. 

¿Por qué la policía dejó que se reviente el Congreso?

 Los vídeos no muestran una batalla campal entre policías y manifestantes dentro del Congreso, no se vio una lucha desesperada por la conquista de cada pasillo y cada salón, se ve más bien como los que ingresaron destrozaban todo con bastante facilidad, ante la ausencia de la policía. 

¿Por qué la policía dejó que se reviente el Congreso? La defensa de ese edificio es una operación ya de rutina para la policía, que hizo esa tarea ya innumerables veces sin que los manifestantes logren siquiera superar el vallado perimetral. [...]

Después de que muchas personas se hicieran estas preguntas, corrieron dos videos a través de WhatsApp que apuntan a que esto fue un teatro montado. 

Uno de los videos muestra a los senadores opositores a la enmienda aplaudiendo cuando los manifestantes entraron al congreso y otro muestra a la policía retirándose cuando los manifestantes estaban por entrar al edificio y diciendo "entren pues, entren pues", cuando al fin lograban entrar. 

No se sabe si los policías se dirigían a los manifestantes que entraron, pero ciertamente se puede observar que no hicieron absolutamente nada para detener a quienes luego saquearon e incendiaron el predio. 

También hay reportes de que ofrecieron dinero a algunas personas locales para protestar. Y, coincidentemente un dirigente colorado quien es aliado de Efraín Alegre (presidente del PLRA), dijo recientemente que la aprobación de la enmienda tenía las posiblidades de ocasionar una "matanza generalizada 'peor que en el Marzo Paraguayo' e incluso dentro del senado". ¿Sabía algo del plan que se estaba gestando? 

En cuanto al asesinato del dirigente del Partido Liberal (PLRA), Rodrigo Quintana, se identificó al supuesto autor del homicidio quien por su parte afirmó que no sabía que su arma tenía balas reales, sino que pesaba que poseía balas de goma.

El suboficial Gustavo Florentín desconocía que tenía balas de plomo cuando disparó contra Rodrigo Quintana, quien falleció durante la madrugada del sábado.

Según se reportó en primera instancia, el 2 de abril:

El funcionario manifestó que en ningún momento creyó que Quintana estaba muerto, "incluso le pregunté si se encontraba bien, vi tantos heridos por balines de goma que nunca pensé que iba a llegar a esta altura", destacó.

Si bien no sería de extrañar que alguien se justifique diciendo lo que ha dicho este policía, resulta llamativo que un día después la historia haya cambiado, según reportó el periódico local, Última Hora, el 3 de abril:

El suboficial Gustavo Florentín, quien mató al joven liberal Rodrigo Quintana de un escopetazo, robó el arma y violó su arresto domiciliario para unirse a las filas que reprimieron a los manifestantes, según la Comandancia de la Policía Nacional. 
[...] 

En el documento explicó que el suboficial imputado guardaba arresto domiciliario por violencia familiar en la Comandancia, hasta que alrededor de las 18.00 del viernes aprovechó para escaparse en medio de un enfrentamiento entre policías y manifestantes en las inmediaciones. 

Pero, antes de huir, tomó una escopeta calibre 12 que se encontraba en el armerillo de la Compañía Antidisturbios de la Agrupación de Seguridad. También llevó consigo un casco táctico puesto por la cabeza. 
[....] 

Gustavo Florentín se abstuvo de declarar ante el Ministerio Público, pero en Telefuturo refirió que las armas fueron proveídas por la Policía Nacional y que él desconocía que en realidad contenían balas de metal.Es otra historia extraña que se suma a esta maraña de información y desinformación.

Lo que varias personas han comentado es que, al parecer, el policía parece algo sorprendido en el video disponible del evento (alerta de contenido que puede dañar su sensibilidad). 


Un comentador, por ejemplo, expresó lo siguiente:

...el policía me parece que ejecuta un típica acción militar, cae la víctima, y se sorprende, no lo "pisa", sino que comprueba que está "muerto", y luego mira de nuevo, como dudando.

¿Podría ser éste un ejemplo de la típica estrategia de mostrar a un asesino como un "lobo solitario" actuando sin coordinación con otras personas como para montar un chivo expiatorio que permita "blanquear" a la policía? 

Y se bajó el telón 

A unos días de estos acontecimientos, ¿cuál es la situación del país? Pues un llamativo silencio de las masas, como si la indignación que supuestamente era tan fuerte como para destruir el Congreso Nacional se hubiera esfumado completamente y ahora solamente vemos a los típicos "guerreros de teclados" en las redes manifestando su supuesto enojo contra el presidente Cartes, a quien los medios están responsabilizando por los acontecimientos.

 Obviamente, el poco ruido de los días posteriores suma a las sospechas de que la quema del edificio parlamentario no fue el producto de la indignación genuina y que una vez terminó el teatro, la gente más o menos volvió a su típica apatía política. 

Hubo importantes manifestaciones durante la noche del 3 de abril, en la que varios grupos se congregaron en diferentes puntos del país para expresar su rechazo a la enmienda.

 Esto claramente ha roto el silencio de los últimos días, pero la manifestación fue una más acorde a como suelen ser las protestas en Paraguay, pacíficas, sin incidentes y sin intenciones de destrucción y caos; por lo que, una vez más, la fuerza que arremetió contra el parlamento el 31 de marzo parece haber desaparecido repentinamente. 

Dicho esto, queda claro que la situación es realmente muy turbia y que es muy difícil sacar conclusiones acerca de cuáles son los verdaderos objetivos detrás de todo este caos político que claramente ha sido orquestado. 

A simple vista, el hecho de que la facción del PLRA que sigue a Efraín Alegre haya quedado como mártir y víctima de los ataques del cartismo (y considerando que fue el mismo Efraín Alegre y otros senadores aliados los que iniciaron las protestas y la pelea contra la policía el 31 de marzo), hace parecer como si ellos son los que más se benefician y que incluso podrían ser quienes están detrás de este asunto. 

Sin embargo debemos considerar que los planes de reelección están en la mesa del actual presidente Horacio Cartes desde hace mucho tiempo, por más que él lo niegue. Una pista de esto es que las elecciones internas del partido colorado se anticiparon. 

Estas elecciones deberían realizarse, normalmente, durante este año (2017), pero se realizaron el año pasado.

 Es un dato irrelevante, quizás, pero no tanto si consideramos que el reglamento constitucional exige que un referéndum para enmienda se debe realizar durante un año en el que no haya ningún otro proceso electoral, por lo que, necesariamente tenían que mover las internas partidarias para poder llevar a cabo los planes de reelección. 

Con esto en mente, y recordando que Horacio Cartes parece ser el beneficiado de la Mossad (agencia de inteligencia israelí) (vea algunas pistas aquí, aquí y aquí—y aquí respecto a sus buenas relaciones con Israel), no sería de extrañar que el escenario que hoy vemos montado haya sido planificado desde hace bastante tiempo, o bien, que si, de hecho, se trata de un intento de ataque contra Cartes (por parte del PLRA, por ejemplo), su gente no haya visto venir un evento de esta envergadura, que claramente requiere de cierta organización previa. 

Y eso es lo que hace que este embrollo sea aún más turbio, ya que resulta difícil comprender cómo exactamente benefician estos acontecimientos a Cartes cuando él es el que está siendo culpado de todo lo ocurrido y resulta difícil concebir que una figura tan poco influyente como la de Efraín Alegre sea capaz de orquestar todo esto (necesitaría el apoyo completo de otros sectores, que bien pueden ser la oligarquía dueña de los medios de comunicación). 

Además, el simple hecho de que sea tan obvio que todo fue orquestado (con los videos de los policías dejando entrar a los manifestantes, por ejemplo), hasta se podría decir que más adelante terminarán por culpar al PLRA o algún otro chivo expiatorio y se dará vuelta la tortilla de la culpabilidad. 

Lo que sabemos es que, al parecer, existe una lucha interna en el país entre los poderes centenarios y el nuevo poder instalado por Cartes; también existen pugnas referentes al narcotráfico y otros tipos de contrabando por lo que el país es ampliamente conocido. 

A no ser que esta supuesta lucha entre grupos oligárquicos también sea un teatro montado, podría ser que es esta pugna la que marca la agenda de los acontecimientos recientes y, tal vez, la misma influencia externa (agencias de inteligencia internacionales) esté cambiando de bando (¿?). 

Es difícil saber lo que se viene, o a qué propósitos sirvió la quema del Congreso Nacional del país. Algunos denotan la similitud de lo acontecido en el incendio del Reichtag de Alemania en 1933, cuando la quema del congreso sirvió para que Adolf Hitler finalmente pudiera asumir su poder.

 Es una interesante comparación, teniendo en cuenta la fuerte presencia Nazi en el país (y en la región).

También es interesante si se tiene en cuenta que algunos de los supuestos enemigos de Horacio Cartes son, precisamente, los herederos del dictador Stroessner, quien tenía un gran afecto hacia los nazis que huyeron de Alemania y se instalaron en el país. 

(Aunque algunos referentes de strosnismo también parecen apoyar a Cartes, haciendo que las cosas sean aún más confusas).

Stroessner mostró una gran simpatía por los nazis, a varios de los cuales garantizó asilo político en el Paraguay, después de haber sido derrotados en la Segunda Guerra Mundial: entre los más destacado estaban entre ellos el doctor Josef Mengele y Eduard Roschmann. (Wikipedia)¿Pudo la quema del congreso haber sido algún tipo de mensaje entre estos líderes claramente desquiciados?

 ¿O bien, quién será el "Reich" paraguayo que asumirá más poder como consecuencia de este acontecimiento? ¿Quién se beneficia realmente de todo este embrollo? 

No podría responder a estas preguntas, pero lo que está claro es que el hecho de que se llegue al punto de efectuar semejante operación para cambiar las piezas en el tablero denota, sin lugar a dudas, una realidad muy preocupante, en la que los poderes fácticos del Paraguay no tienen un ápice de respeto por su pueblo y son capaces de una manipulación desquiciada que termina orientando la voluntad de esta nación ya tan corrompida y fragmentada. 

Lo que queda claro es que este país está profundamente hundido bajo el gobierno de verdaderos dementes y que la gente está sumida en una lamentable cámara de eco mediática que los mueve de aquí para allá según su conveniencia. 

Lamentablemente, muchas personas no están viendo que lo que se aprobó en el congreso el viernes 31 de marzo no fue la enmienda misma, sino su derecho a votar en un referéndum para que puedan expresar su acuerdo o desacuerdo con la misma. 

Y así es como la ironía sobrepasa sus límites, cuando las personas ahora están manifestándose en contra de su derecho de elegir y practicar la democracia a través del voto;... todo mientras gritan que lo que están defendiendo es la misma democracia al son y ton de los medios locales que son, al fin y al cabo, propiedad de esa misma oligarquía contra la cual se manifiestan.

 ¡Vaya uno a saber!

https://es.sott.net/article/52162-Exclusiva-SOTT-Paraguay-en-crisis-entre-la-demencia-politica-la-propaganda-mediatica-y-la-inercia-de-la-gente

0 comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio