11/4/17

En EE.UU. "hay tal deshonra intelectual que resulta repugnante"

En un nuevo episodio de Keiser Report, Max y Stacy comenzaron hablando del informe elaborado por Jamie Dimon, presidente de JP Morgan. 

El texto de 45 páginas fue "dirigido a los accionistas de JP Morgan" y allí afirmó que "había algo que no funcionaba correctamente en Estados Unidos". 

Sin embargo, Stacy cuestionó que "ni una sola vez" en todo el informe "se mencionó a sí mismo". 


"Ni una sola vez se planteó que tal vez el sistema financiero y la financiarización tengan demasiado peso en esta economía y que su banco, JP Morgan, es el mayor titular de derivados de Estados Unidos", añadió. 

En ese sentido enfatizó que Dimon "no se planteó que todos los derivados fraudulentos, el lavado de dinero, la crisis de las hipotecas basura y que todo ese tipo de cosas tengan algo que ver con lo que está fallando en Estados Unidos".

Recordó que cuando fue la crisis financiera "todos los medios de comunicación del mundo de las finanzas dijeron a los ciudadanos" que JP Morgan "tendría que pagar 13.000 millones de dólares ese mes. 

Pero no hicieron ninguna referencia a los 135.000 millones que sacaron". 

Max completó señalando que "con las exenciones tributarias y las deducciones fiscales sacaron 11 dólares por cada 10 dólares robados".

Una nueva crisis y un gobierno en la sombra

En la segunda parte del programa Max entrevistó a Lee Camp de 'Redacted Tonight'. El analista comenzó señalando que "la deuda de los préstamos estudiantiles ha alcanzado los niveles de la crisis de las hipotecas basura y la tasa de morosidad se ha equiparado con la del punto álgido de las hipotecas basura". 

Y explicó que "todo apunta a que estamos al borde de otra crisis". Sin embargo aclaró: "Dudo que el sistema entero esté realmente asustado por caer en una nueva crisis, porque al final con una crisis te regalan un billón de dólares".

Por otra parte Camp se refirió a como existe en EE.UU. un 'gobierno en la sombra' al que hay que oponerse "independientemente de la ideología de cada uno". 

"Odio a Trump y no le votaría ni en un millón de años, pero estamos presenciando cómo ese gobierno en la sombra está elucubrando la manera de hundirle, y eso es algo que nadie debería querer", dijo.

Finalmente recordó que el año pasado "los grandes medios de comunicación insistieron fervientemente en que nuestro sistema era imposible de amañar y que todos los votos fueron perfectamente legítimos". 

Así fue "durante todas las primarias", pero luego, al ver que Trump "ganaba terreno", empezaron a decir que "puede que el sistema pudiese manipularse y tal vez no fuese un sistema de tanta confianza".

 Al respecto se preguntó: "¿Pero no recuerdan lo que dijeron en las primarias?

 ¿No se suponía que el sistema era genial, que nunca falla y que Bernie perdió indudablemente las primarias?". 

Desde su perspectiva "hay tal deshonra intelectual que resulta repugnante".