Medios occidentales: Ucrania está al borde de la desintegración


Así, según declaró el portavoz del Ministerio de Exteriores de Alemania, Martin Schäfer, citado por el periódico Süddeutsche Zeitung, "la tendencia hacia la división de Ucrania es motivo de gran preocupación". 

Las autoridades del país europeo advirtieron a Kiev "en una forma nunca vista antes" de la inminente desintegración de Ucrania.
De acuerdo con Schäfer, las autoridades del país eslavo decidieron prohibir el comercio con Donbás en vez de contrarrestar a los nacionalistas organizadores del bloqueo, lo que "aumenta la división".

Por su parte, la agencia francesa Associated Press indicó que el presidente del país, Petró Poroshenko, tomó un "giro repentino" al imponer un bloqueo que él mismo trató de prohibir. 

De acuerdo con el medio, se trata de "la vulnerabilidad de Kiev ante las fuerzas radicales que siguen aumentando su influencia en el curso político del país".

Según el periódico suizo Neue Zürcher Zeitung, Kiev no logró establecer sus prioridades de manera correcta, y ahora "debe tener cuidado para no caer en la trampa nacionalista". 

De acuerdo con el medio europeo, lo más importante para las autoridades de Ucrania es "enfocarse en sus problemas internos para no dejar las reformas estancadas".

A su vez, The New York Times advirtió de las consecuencias perjudiciales del bloqueo de Donbás en la paz en Ucrania. Según el medio estadounidense, "la decisión de bloquear las comunicaciones comerciales, aparte de las humanitarias, ha asestado un nuevo golpe a los acuerdos de Minsk".

 De acuerdo con el periódico, la resolución exitosa del conflicto en el este de Ucrania podría también convertirse en el primer paso para mejorar las relaciones bilaterales entre Moscú y Washington.

Asimismo, el periódico estadounidense 'Politico' avisó de los efectos perjudiciales del bloqueo en la economía del país eslavo. Así, en este caso, Kiev se enfrentará a la ruptura de las relaciones comerciales con Rusia y Donbás. Según el medio, "Kiev corre un grave riesgo con dividir a Donbás y rechazar a su población, lo que hará más difícil la futura reintegración de la región rebelde". 

Además, "Rusia es un socio económico importante" de Kiev, aunque Ucrania lo considere un enemigo.


El 15 de marzo, el Consejo de Seguridad Nacional y de Defensa de Ucrania anunció la suspensión del tráfico de mercancías entre Ucrania y los territorios de las repúblicas autoproclamadas de Donetsk y Lugansk; esta medida regirá hasta que las repúblicas rebeldes vuelvan bajo la jurisdicción de Ucrania. 

El presidente del país eslavo, Petró Poroshenko, aclaró que la medida no afectará a los suministros de la ayuda humanitaria por organizaciones internacionales, como la ONU y la Cruz Roja.