9 de marzo de 2017

El FBI ayuda a la CIA a investigar las filtraciones y asegura que la privacidad no existe en EE.UU.


El FBI y la CIA están trabajando en una investigación conjunta de los documentos filtrados en Vault 7, que supuestamente revela los métodos de hacking de la agencia de inteligencia y cuya autenticidad Edward Snowden parece certificar. Algunas de las empresas afectadas por el espionaje, como Google o la Linux Foundation ya han hablado de las vulnerabilidades, si bien la CIA se ha tomado su tiempo para hacer comentarios.

Según recoge la BBC, un portavoz de la CIA comentó que el pueblo estadounidense debería estar "profundamente preocupado" por cualquier filtración "destinada a dañar a la comunidad de Inteligencia" y a su "capacidad para proteger América contra los terroristas y otros adversarios".

Es más, según un comunicado lanzado por la CIA con respecto al tema y que WikiLeaks ha publicado en Twitter, no se van a hacer comentariossobre la autenticidad de la filtración. Como mucho, desde la agencia de Inteligencia se hace poco menos que decirle a WikiLeaks "¿cómo os atrevéis?". 

De paso, aprovechan para recordar que, según las leyes norteamericanas, tienen prohibido espiar a los ciudadanos.

Lo que sí está confirmado que están haciendo, según el medio, es el trabajo conjunto con el FBI. Actualmente hay una investigación criminal en marcha para intentar determinar cómo WikiLeaks consiguió obtener los documentos que filtró.


CIA statement on WikiLeaks publication of CIA docs. 

But note that WikiLeaks "Vault7-Year Zero" does not contain references to extremism. pic.twitter.com/VJAFgpS9jf— WikiLeaks (@wikileaks) 8 de marzo de 2017
La privacidad en Estados Unidos no existe para el director del FBI

En BetaNews podemos leer las declaraciones del director del FBI, James Comey, en una conferencia sobre ciberseguridad en Boston:


La privacidad absoluta no existe en Estados Unidos. Todos tenemos una expectativa razonable de privacidad en nuestros hogares, coches y dispositivos.

 Eso también significa que, por una buena razón, los tribunales, el gobierno y las agencias de la ley pueden invadir nuestros espacios privados. 

Ni nuestros recuerdos son privados. Cualquiera de nosotros puede verse obligado a decir algo que vio... 

En las circunstancias apropiadas, un juez puede ordenar a cualquiera que testifique sobre cualquier cosa en un jucio.

La comedia nunca termina. Para echar aún más sal en la herida Michael Hayden, un antiguo director de la CIA y la NSA dice que la culpa de todo la tienen los millennials:





Former CIA+NSA director Michael Hayden blames "millenials" for CIA leak #Vault7 https://www.youtube.com/watch?v=PxU8jierhJg&t=1m25s …


Sea como fuere, las justificaciones que da James Comey para hablar del "fin de la privacidad" son, como poco, pobres y risibles. 

Al parecer, la privacidad ya no forma parte de la Declaración de Derechos Humanos en Estados Unidos.

https://www.genbeta.com/actualidad/el-fbi-esta-investigando-las-filtraciones-de-la-cia-y-asegura-que-la-privacidad-no-existe-en-ee-uu?utm_source=feedburner&utm_medium=feed&utm_campaign=Feed%3A+genbeta+%28Genbeta%29